spot_img
spot_img
jueves, 13 de mayo del 2021

Antonio Salaverría solicita investigar a propietarios de sitio web por calumnia y difamación

Exigen que se individualice quiénes son los responsables de esas publicaciones.

spot_imgspot_img

El empresario cafetalero Antonio Salaverría llegó, este martes, a la Fiscalía General de la República (FGR) para presentar una solicitud de investigación contra los administradores de una página web por el delito de calumnia y difamación.

La acción es en contra del sitio de internet Sentencia clasificada de Latinoamérica , donde se detalla señalamientos que el empresario asegura que identifican su reputación y honorabilidad.

"Venimos a presentar un aviso en la Fiscalía por algunas manifestaciones que se han dado a conocer en páginas falsas donde se me acusa y difama sobre un caso que estoy procesado en los tribunales", explicó.

En este sentido, el abogado defensor Luis Mario Pérez Bennett dijo, que el objetivo de estas falsas acusaciones es el desvirtuar y obstruir la administración de justicia, como también los multas del Estado.

"Es muy curioso que aparece el blog citado en los momentos que hay una resolución a favor del señor Salaverría, para que haga efectivo el embargo de más de 49 millones de dólares que se hizo al banco Davivienda", añadieron.

En ese sentido, que están solicitando a la Fiscalía que se llega al fondo de la acusación y que se determinan e individualizan quiénes son los responsables de esas publicaciones.

"Estamos sugiriendo a la Fiscalía, que es un caso emblemático donde se condena a una institución bancaria que pague más de 49 millones de dólares, puede existir una relación entre esa página de blog y los perjudicados a fin de entrar en la culminación del proceso" , concluyó.

El defensor aclaró que ante esta acción  legal, los creadores de la página han bloqueado temporalmente al acceso del contenido de la página.

Pugna legal entre banco y empresario

De acuerdo al recurso interpuesto anteriormente, Davivienda tiene una deuda con Salaverría de $ 47,352.124.00 más el 12 por ciento por costas procesales, daños y perjuicios, que hacen un total de $ 49 millones.

El caso obtenido cuando el café adquirió un crédito con HSBC, del cual se atrasó una cuota de 160 mil dólares, por lo que el banco le notificó el embargo.

Ante tal situación, Salaverría envió 24 horas después de la notificación a su entonces abogado, Fabio Castillo, pagar el monto total del préstamo para librarse de los compromisos, pero el dueño del banco, Gerardo Simán, le dijo que no podría recibirle el pago y que harían cumplir el embargo de la garantía.

Por lo tanto, el embarque 7 beneficios de café en el 2008,   lo que supuestamente le causó la quiebra económica y “la muerte civil”, porque no volvió a ser sujeto de crédito de la banca nacional, tuvo que vender varias propiedades para salir adelante con sus empresas.

“El día que nos llamaron para decirnos que todo estaba terminado, nos llamó Gerardo Simán. Ese día, para que veamos las inconsistencias, ese día procesamos 5.200 quintales de oro. Y también en esa temporada hicimos 250 mil quintales, un millón de quintales uva, tuvimos 7 beneficios operando en el país, 16 puntos de recaptación ”, tenía el cafetalero.

Según Salaverría, el banco violó el convenio que se había firmado además con City Bank y Banco Hipotecario. Luego de un año, señaló, preparó su defensa y el 7 de octubre de 2009 tuvo éxito el proceso para ejercer sus derechos a fin de demandar a HSBC, hoy Davivienda, por daños y prejuicios.

A consecuencia de este proceso, el veredicto resultó a favor del salvadorño pero la financiera ha dilatado su responsabilidad de resarcir los daños al utilizar recursos legales

Después de todo este tiempo, la Sala de lo Civil ha fallado a su favor de manera unánime, lo que considera "un fallo histórico" y espera se haga efectiva de la parte de los nuevos propietarios del banco.

Ese sentido, cuando se establece de embarcar empresas mercantiles, se debe hacer de conformidad al inciso segundo del artículo 506 del Código de Comercio, por lo que se previene al ejecutor de que se cerciore de los bienes objeto de embargo sean propiedad del ejecutado y que en el caso se embarguen vehículos, deben ingresar de inscribirse en el registro.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias