spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 04 de agosto del 2021

Antonio Salaverría denuncia “engaño” de Davivienda a inversores y clientes

La publicación a la que hizo referencia aparece en los estados financieros del banco Davivienda, auditados al 30 de junio de 2020.

spot_img

El empresario cafetalero, Antonio Salaverría, manifestó su descontento ante una publicación del banco Davivienda que aparece en su portal web, la cual calificó de atrevida pues podría poner en entredicho la credibilidad del sistema de justicia salvadoreño.

La publicación a la que hizo referencia aparece en los estados financieros del banco Davivienda, auditados al 30 de junio de 2020, donde también se refieren al proceso de ejecución del embargo a favor del empresario José Antonio Salaverría, luego que este ganó un largo proceso judicial.

“Por el momento, IJASAL ha iniciado el trámite normal de ejecución de la sentencia del 13 de junio de 2019 de la Sala de lo Civil, procediendo al diligenciamiento del embargo. Sin Embargo, una vez que se admita la demanda de amparo presentada por el Banco y suspendidos los efectos de la sentencia impugnada, el trámite de ejecución será detenido”, se lee en la citada publicación.

Salaverría advirtió que la citada publicación constituye “un engaño” a sus usuarios, acreedores, deudores, reguladores, clasificadoras de riesgo e inversionistas, ya que sustenta su situación financiera ante terceros en un hecho que es “incierto”.

Por otro lado, el empresario previno que dicha declaración “atenta contra la institucionalidad del país” ya que da por sentado un resultado de su apelación con tal seguridad que pone en entredicho al “sistema de justicia” salvadoreño en vista de que “en forma atrevida e irresponsable, convierten un hecho incierto -la admisión de la demanda y la suspensión del acto reclamado- en un hecho que pronto sucederá.

En pocas palabras, adelantan el sentido de una futura resolución judicial”. Por su parte, el equipo jurídico del empresario cafetalero acotó: “Al Órgano Judicial, les hacemos un llamado, a no dejarse sorprender, ni amedrentar, ni presionar bajo ninguna circunstancia, por los poderes fácticos de este país”.

En la actualidad, el proceso de embargo se encuentra en la Sala de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que está analizando un recurso de revisión de la sentencia que ordena al Juzgado 1° de lo Mercantil ejecute el fallo y que el banco pague $49 millones por daños y perjuicios ocasionados al señor Salaverría por dar por terminado de forma unilateral un crédito suscrito con el empresario y de esta forma poner fin a una batalla legal de 12 años.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias