spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
lunes, 26 de julio del 2021

Tomaron licor, manejaron y hoy están en problemas

En el período festivo la Policía Nacional Civil (PNC) reportó 113 detenidos por conducción peligrosa a escala nacional.

spot_img

La División de Tránsito Terrestre (DTT) de la Policía Nacional Civil (PNC), implementó un amplio control a escala nacional durante las festividades de Navidad y Año Nuevo, para detectar a conductores peligrosos, causantes de tragedias en un buen porcentaje.

Y siempre hay conductores atrevidos que se la quieren pasar de vivos. 610 controles vehiculares fueron instalados por la División de Tránsito, lo que permitió la aplicación de 7,027 pruebas de alcoholemia a automovilistas, de las cuales 170 fueron positivas y 6,857 negativas.

En el período festivo la policía reportó 113 detenidos por conducción peligrosa en todo el país.

El comisionado José Vigil Ulloa jefe de la referida División, informó que se registraron preliminarmente 416 accidentes viales, entre el 24 hasta el 31 de diciembre; el común denominador de las causas siguen siendo la distracción del conductor y la invasión del carril.

Los percances en carreteras en comparación con el 2018 a la fecha, han disminuido levemente en un 7.13%. Para el 2019 se registraron 416, mientras que en 2018 fueron 449, dijo el comisionado Vigil.

Las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil y Seguridad reportaron que en estas festividades de forma preliminar se tienen 432 personas lesionadas entre victimas de percances viales, quemaduras por pólvora entre otras causas; 45 fallecidos por accidentes de tránsito y la atención de 97 incendios.

“La población debe acatar las recomendaciones hechas por la Policía y las demás instituciones de no manejar si ha consumido alcohol o designar a un conductor, además de no distraerse al momento de conducir”, reiteró el comisionado Vigil Ulloa.

El límite de alcohol permitido al conducir por la Ley es de 0 a 49 miligramos por decilitro de alcohol. Arriba de 50 a 99 miligramos le imponen una esquela de  $57.14.

Pero, si excede los 100 miligramos, a parte de la multa, lo trasladarán a una delegación policial, por considerase conductor peligroso por al menos 72 horas o más. Eso ya queda en manos del juez.

En la Comisión de Obras Públicas de la Asamblea Legislativa, hay varias iniciativas de reforma a la Ley de Tránsito.

En enero del año pasado la PNC propuso elevar la sanción a $2,000 si el conductor ebrio es detenido en un retén; si ha provocado un percance vial la multa sería de $4,000. Los diputados por hoy, tienen engavetadas esta y otras propuestas.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Ramos
Periodista salvadoreño
spot_img

Últimas noticias