spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 29 de julio del 2021

Sexualidad

Con la tecnología actual hay personas que utilizan teléfono y computadoras para intercambiar sexualidad, pero en la medida que el amor y la compenetración se hacen cada vez mayores,más necesidad habrá del componente corporal

spot_img

Desde siempre, hablar de sexo ha sido un tema tabú y aun ahora que la sociedad se ha vuelto más amplia y libre todavía nos cuesta derribar esa barrera. Peor aún es más difícil cuando nos referimos a nuestro entorno y el de nuestros hijos. 

En las sociedades primitivas la conducta con el sexo era más bien como los animales: acceso según la demanda.

 Sin embargo, a medida que el hombre evolucionó y empezó a mostrar más pudor en la vestimenta, de igual manera la función sexual se volvió más recatada, pero no así disminuida. 

El hombre busca a la mujer de una forma más compulsiva que ésta. A ellas se les educa en el decoro, lo cual lleva aparejado más sexualidad por fuera de los hogares en el hombre.

Las mujeres inician su libertad sexual al inicio del descubrimiento de los métodos contraceptivos, la revolución sexual y el auge de las mismas entre parejas de iguales. 

Se ha logrado cierto equilibrio, aunque el hombre -de forma machista y para tener más control contra su entorno de mujeres- sigue tratando de mantener el status quo. 

No hay que confundir revolución sexual con conducta sexual compulsiva o adicción sexual. 

Esta puede comenzar con la práctica de la masturbacion y/o ver pornografia. El sexo tiene un complemento de placer, que además en su paroximo es altamente relajante.

 Ese proceso puede dar incluso problemas entre las parejas sexuales, ya sea porque aún no hay compromiso o porque la pareja no puede mantener la demanda del obseso sexual. Muchas veces llegará a usar fármacos para exacerbar su respuesta sexual que le produce placer y relajación o disminución de sus tensiones y ansiedades. 

Muchas veces  esta conducta se vuelve tan obsesiva que se socializa menos y además empiezan a aparecer culpas generadas de la exigencia de otras ocupaciones y/o personas. Empieza, entonces, un círculo de placer-culpa debido a que la actividad ya le produce demasiados problemas.  Otro caso de problemas en las relaciones sexuales es cuando estas son a la distancia o sea la pareja, por alguna razán están separados.El sexo es un acto físico, por lo tanto es complicado manejar una relación sexual estando distante geográficamente.

 Con la tecnología actual hay personas que utilizan teléfono y computadoras para intercambiar sexualidad, pero en la medida que el amor y la compenetración se hacen cada vez mayores,más necesidad habrá del componente corporal. 

Nos han criado con muchos tabúes y sensaciones de culpa en toda nuestra crianza , sobre todo en la medida que pertenecemos a una práctica religiosa y muchas veces porque esta cultura  se conjuga con abusos sexuales que marcan al individuo vejado, como culpable de haber sido abusado. 

Un gran ejemplo de esto son los sacerdotes que ejercen pederastia o cualquier relación sexual y que la justifican aún ante el propio perpetrado, como debido a que son muy seductores y les han hecho pecar. 

A veces es imposible llegar a tener relaciones sexuales normales con aparecimiento de frigidez o dificultad para excitarse y tener orgasmos , dificultades de eyaculacion que se precisa realizar  una asesoria sexual y de parejas.

 Pero aún en la sexualidad más sana la consejería puede venir bien,  más aún en los casos de los problemás expuestos con anterioridad

 La terapia también es recomendable cuando hay conductas impulsivas y en general siempre que se tenga la sensación de que algo no está bien.   

En estos tiempos, buscar al sexo opuesto es todo un desafío puesto que hay que sociabilizar en un mundo cada vez más lleno de personas que no se conocen entre sí o en una sociedad en la que todos “los casables” ya están" casados" 

En ese sentido, las apps de citas son una excelente solución. Y cuando más serias y más datos sinceros se pone en los perfiles, mejor. 

Recomendación: no iniciar contactos personales ni dar informaciones de domicilio ni teléfono hasta tener un conocimiento más real y personal, se suele recomendar iniciar  esteconocimiento  en espacios abiertos y donde haya muchas personas en caso de que un miembro haya dado información falsa o intente sobrepasarse. 

Siempre buscar sitios públicos, al menos en los primeros encuentros y hasta establecer un marco de más confianza.

En general  más allá de los tabúes, es importante una buena educación sexual. Una persona bien informada crea a alguien más capaz de saber cuidarse a sí mismo y tomar decisiones apropiadas. 

spot_img

También te puede interesar

Margarita Mendoza Burgos
Titulaciones en Psiquiatría General y Psicólogía Médica, Psiquiatrí­a infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.
spot_img

Últimas noticias