spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 31 de julio del 2021

Selección alemana encuentra esperanzas al borde del abismo

La prensa alemana resumió el último partido de la Mannschaft como "la mejor derrota del año"

spot_img

La selección alemana de fútbol se encuentra a un paso de un humillante descenso a la segunda división de la Liga de Naciones europea, pero la actuación ofrecida el martes ante Francia en Parí­s alumbró una luz de esperanza en los dirigidos por Joachim Lí¶w.

"La mejor derrota del año", resumió el diario "Bild" las sensaciones que dejó la ajustada caí­da por 2-1 ante la campeona mundial. La "Mannschaft" perdió seis de los 11 partidos disputados en 2018, aunque en Francia mostró un rostro completamente diferente al exhibido tres dí­as atrás en la derrota por 3-0 ante Holanda en Ámsterdam.

Por ello, los medios alemanes no se ensañaron hoy con el equipo tal como habí­an hecho tras el encuentro ante la "Oranje". "Esta vez fue mala suerte, Jogi", consideró el "Bild". "Por fin Lí¶w pone cambios en marcha", comentó por su parte la revista deportiva "Kicker".

Con varios cambios en el once inicial, Alemania mostró frescura y dominó en el primer tramo del partido a la campeona mundial. La caí­da, si es que sirve como consuelo, se produjo como consecuencia de un dudoso penal convertido por Antoine Griezmann a diez minutos del final.

"No podemos estar decepcionados con la actuación de esta noche. Estuvimos a la altura de los campeones mundiales", dijo Lí¶w. "Después de lo visto esta noche, tengo mucha esperanza de cara al futuro".

El arquero y capitán de Alemania, Manuel Neuer, coincidió en el análisis. "El resultado no refleja lo que ha sido el juego", consideró. "Jogi y su equipo han venido con un plan muy claro y creo que lo hemos podido desarrollar".

También el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Reinhard Grindel, destacó el nivel del equipo y ratificó su respaldo a Lí¶w pese a las dos derrotas cosechadas en menos de una semana.

"Esto nos da confianza de cara al futuro. Podemos construir algo a partir de esto", señaló Grindel. El mánager Oliver Bierhoff, por su parte, habló de "importantes señales".

Después de la debacle en Ámsterdam, Lí¶w metió finalmente mano en el equipo y apostó por una audaz 3-4-3 dando ingreso a jóvenes como Thilo Kehrer, Nico Schulz, Serge Gnabry y Leroy Sané.

El equipo alemán mandó de entrada en Francia, se adelantó con un penal convertido por Toni Kroos y tuvo opciones para ampliar el marcador. Sin embargo, en la segunda etapa bajó el ritmo y permitió la recuperación de la campeona mundial a través de los goles de Griezmann.

El resultado, más allá de las buenas sensaciones, deja a Alemania en una situación más que comprometida. Con apenas un punto en tres encuentros, la "Mannschaft" ya no depende de sí­ misma para mantenerse en la máxima categorí­a de la Liga de Naciones.

Para lograr la permanencia en la Liga A, Alemania deberá esperar un tropiezo de Holanda ante Francia el 16 de noviembre en Róterdam y tres dí­as después vencer a la "Oranje" en Gelsenkirchen.

Mientras aguarda por su destino, el equipo de Lí¶w recibirá el 15 de noviembre a Rusia en un amistoso. No lo será tanto para el entrenador alemán, que deberá traducir en resultados las buenas sensaciones ofrecidas en Francia si no quiere ver seriamente amenazada su continuidad en la selección que conduce desde 2006.

spot_img

También te puede interesar

Agencia Alemana de Prensa (dpa)
Agencia Alemana de Prensa (dpa)
spot_img

Últimas noticias