spot_img
spot_img
jueves, 28 de octubre del 2021

Se avecina un choque entre el Ejecutivo y el Legislativo

Tanto el presidente Nayib Bukele como los diputados, se han enredado en una discusión por el presupuesto 2020 y por un crédito de $91 millones para seguridad.

spot_img

El 30 de septiembre (este lunes), es la fecha límite para que el Ejecutivo presente el proyecto de Ley del Presupuesto General de la Nación para el Ejercicio Fiscal 2020. También debe incluir el proyecto de Ley de Salarios y de Contrataciones.

A las 11 de la mañana, será recibido en la octava planta del Edificio de la Asamblea Legislativa por los diputados que integran la Comisión de Hacienda, instancia que se encargará de estudiar y luego dictaminar para que el pleno apruebe la partida de gastos del Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

El presidente Nayib Bukele, no ha querido desaprovechar ese momento y como ya es costumbre, en su cuenta de Twitter escribió que por primera vez en el anteproyecto de ley no van incluidos fondos para la partida de gastos del Ejecutivo; fondos que han sido utilizados discrecionalmente por los gobernantes anteriores.

“Un rubro en el monto asignado en su momento a Casa Presidencial, que fue nicho de corrupción en los gobiernos anteriores, dejando solo los Gastos del Organismo del Estado (OIE), los cuales serán auditados con más rigor”, reza un comunicado emitido por CAPRES.


Pero no solo eso. También aclaró que para el otro año, más de mil millones de dólares serán invertidos en Educación y a diferencia del gobierno del expresidente del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Salvador Sánchez Cerén, también incrementará el porcentaje con respecto al Producto Interno Bruto (PIB).

“Todo reduciendo la deuda externa e interna total del país, con relación al PIB”, reiteró Bukele.

De igual manera, en materia de Salud la apuesta será abastecer de medicamentos a los hospitales públicos, modernizar los centros médicos (incluye al hospital Rosales), y el pago de médicos internos y qu están en su año social.

Contempla un aumento salarial para el personal administrativo y operativo de la Policía Nacional Civil (PNC), Fuerza Armada y Dirección de Centros Penales.

El pleito por el préstamo de $91 millones


El mandatario desde hace días ha estado retando y exigiendo a los diputados a que aprueben un crédito de $91 millones, que forman parte de un empréstito de $200 millones autorizados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), para darle impulso a la fase dos del Plan de Control Territorial.

El presidente en las redes sociales les dijo a los parlamentarios que “tienen hasta la próxima semana para aprobarlo, de lo contrario yo mismo iré a la Asamblea Legislativa y les demandaré apretar ese botón”.

Lo anterior como era de suponer, no les cayó en gracia a los diputados. El diputado de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Alberto Romero, le pidió a Bukele que avise con tiempo cuándo va a llegar, porque de lo contrario no lo dejarán entrar al Palacio Legislativo.

“Solo que nos diga que día y a qué horas va a llegar para estarlo esperando”, enfatizó desafiante el diputado tricolor.

El presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, le recordó a Bukele que lo que preocupa es “que este es un tema de seguridad en el que el Ministerio de Justicia y Seguridad es un espectador de la ejecución del préstamo. Estamos abiertos a la discusión, no estamos en contra de que se combata la corrupción y la criminalidad, pero tenemos que fiscalizar”. Se reriere a que el ministro Rogelio Rivas ha sido citado a las comisiones de Seguridad y Hacienda y siempre se excusa porque tiene otros compromisos.

Y añadió,  que en lo referente a los  $91 millones, no tienen mayor información. “El mismo presidente de la Comisión de Hacienda que es del partido de Gobierno (Guadalupe Vásquez), de Gran Alianza por la Unidad Nacional, GANA, dijo que había que posponer la discusión por ese motivo”.

La diputada Yanci Urbina, del FMLN le dijo al mandatario que “por andar de tardista…, desde cuándo sabe que tiene que pagar bonos en septiembre y se le  olvidó presentarlo en tiempo. La asignación de fondos pasa por el proceso de formación de ley. Aprenda a gobernar y deje de improvisar”, le recomendó.

El diputado Rodolfo Parker, del Partido Demócrata Cristiano (PDC), fue más duro en sus comentarios y  escribió en su cuenta de Twitter: “vaya manera de mentir y atacar a un Órgano de Estado por parte de Bukele, lo más asqueroso aún es la forma de seguir utilizando el tema de la seguridad para manipular a su antojo, quiere $91 millones sin dar explicaciones ni dar cuentas a nadie, como la ley se lo demanda”.

Es más. Parker le advirtió que están listos para superar el veto presidencial contra las reformas a la Lay de FOSALUD. Bukele ha vetado cinco decretos legislativos y otros tantos han sido observados.


En lo que respecta al presupuesto de la Asamblea, Quijano, ya había adelantado que el Órgano Legislativo trabajará en el 2020 con la misma partida que tiene asignada este año, es decir, $58.3 millones; no obstante, aclaró que es necesario que los partidos se ajusten a la proporcionalidad de sus asignaciones para funcionar.

 

spot_img

También te puede interesar

Carlos Ramos
Periodista salvadoreño
spot_img

Últimas noticias