jueves, 12 de mayo del 2022
spot_img

Presentan acusación formal contra 2 mil capturados durante Estado de Excepción

¡Sigue nuestras redes sociales!

A diferencia de otras acusaciones, los detenidos no son llevados para ser presentados físicamente al juez, ya que esa es una garantía que omite el régimen de excepción. La Fiscalía presentó las acusaciones en los juzgados especializados.

Desde el jueves y hasta el viernes, los elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) han presentado la acusación formal contra un total de 2 mil 73 personas, quienes han sido detenidas durante la puesta en marcha del Estado de Excepción y que serán acusados de diversos delitos.

La medida exigida por el presidente de la República, Nayib Bukele, y aprobada por la Asamblea Legislativa dominada por Nuevas Ideas, ha logrado desde el 27 de marzo la captura de 8 mil 76 presuntos delincuentes.

El primer grupo ha sido el de 340 presuntos pandilleros, para quienes las autoridades han solicitado la detención provisional. Estos sujetos fueron detenidos en la zona metropolitana de San Salvador, Apopa y San Marcos,

Dentro de los procesados en este primer grupo están los ranfleros Carlos Mariano Aquino, Franklin Yohalmo Álvarez y Jorge Alberto Escamilla.

Además, seis corredores de clica, identificados como: Emerson Antonio Díaz Leiva, Carlos Beltrán Figueroa, Carlos Alexander Ramos Cartagena, Vladimir Alfredo Guillen Martínez, Hugo Guzmán Díaz y Melvin Alexander Ramírez Mejía. También hay homeboy y colaboradores, todos de la pandilla MS13.

Los delitos que se les atribuyen son organizaciones terroristas son Agrupaciones Terroristas, Homicidio en Grado de Tentativa, Privación de Libertad, Resistencia, Posesión y Tenencia de Froga, Fraude de Servicios de Energía y Fluidos, entre otros.

El fiscal del caso explicó que hay una solicitud que fue presentada en el Juzgado Cuarto de Menores, en contra de 10 jóvenes.

La misma suerte les depara a 417 sujetos, capturados en la zona paracentral del país en el marco del Estado de Excepción, se mantengan en prisión preventiva mientras el proceso continúa.

Entre estos sujetos hay un corredor de la MS que operaba a nivel nacional; asimismo varios corredores de clicas locales. A todos se les procesará por Organizaciones Terroristas y otros delitos.

Dentro de los capturados hay menores de edad a quienes se les ha comprobado que pertenecían o colaboraban con estos grupos criminales en Cojutepeque, Ilobasco, San Vicente y Zacatecoluca.

También los Juzgados Especializados de Instrucción de San Salvador, recibieron la solicitud del Ministerio Público de que decrete la prisión provisional para 279 pandilleros que operaban en Mejicanos y Soyapango.

Entre los pandilleros que serán procesados se encuentran 5 corredores de clica, homeboys y colaboradores de estos grupos criminales, que se dedicaban a cometer actos ilícitos que afectaban y mantenían en zozobra a los salvadoreños.

Los delitos que son atribuidos a estos delincuentes son: Organizaciones terroristas, Tenencia Ilegal de Arma de Fuego, Receptación y otros.

Mientras tanto, en Santa Ana fue presentado la solicitud de prisión preventiva contra 259 pandilleros de la MS-13, 19 de ellos menores de edad, responsables de graves delitos cometidos en diferentes puntos de la zona occidental del país.

Otro caso presentado es el de 298 pandilleros de la MS-13, ahora deberán enfrentar a la justicia por cometer graves ilícitos en diferentes puntos de Santa Tecla, Zaragoza y Chalatenango.

Estos criminales fueron detenidos en el marco del Estado de Excepción y serán procesados por Organizaciones Terroristas y Tenencia, Portación o Conducción Ilegal o Irresponsable de Arma de Fuego.

Finalmente, está el proceso contra 480 pandilleros de la MS-13 siga en detención provisional.

Los cabecillas Edwin Rodolfo Jiménez, Josué Manuel Díaz y Santos Ismael Saravia también enfrentan la justicia por delitos cometidos en diferentes zonas del oriente del país.

Así como para 18 menores para quienes también se ha solicitado prisión provisional, ante los Juzgados de Menores correspondientes.

Bukele arremete contra entidades internacionales

Mientras tanto, el presidente de la República, Nayib Bukele, manifestó su descontento a las críticas que la comunidad internacional ha hecho, por la implementación del Estado de Excepción.

En este sentido, tomó de referencia la captura de Nelson Antonio Hernández, alias “El Maligno”, para justificar las acciones represivas de la Policía Nacional Civil (PNC).

La PNC le incautó un fusil AK-47, una pistola, municiones y marihuana. El terrorista es acusado de múltiples homicidios, y es señalado de atemorizar y extorsionar a los habitantes.

“¿Por qué le violan los derechos humanos a ese angelito?”, preguntó con ironía Bukele.

“Esta detención es un resultado contundente de la Guerra Contra Pandillas, gracias al trabajo conjunto con la Fuerza Armada. No nos detendremos y llevaremos ante la justicia a quienes causan sufrimiento al pueblo salvadoreño”, respondió la PNC en sus redes sociales.

Las palabra a las que se refería es a los señalamientos Human Rights Watch (HRW) señaló que estas medidas amenazan derechos fundamentales de la población, viendo con mayor preocupación las reformas al Código Procesal Penal que permiten enviar a prisión a menores desde los 12 años.

Las nuevas normativas aprobadas en la Asamblea Legislativa dan mayor poder a los jueces, permitiendo dictar sentencia carcelaria a menores de 12 a 15 años, quienes pueden quedar detenidos hasta por 10 años de prisión y aquellos de 16 a 18 años de edad podrían recibir penas de hasta 20 años, impidiendoles también el derecho a defensa violando el debido proceso, enfatizó la organización.

A través de un comunicado, el investigador para las Américas de HRW, Juan Pappier, aseveró que “el Gobierno de El Salvador debería adoptar medidas respetuosas de los derechos humanos para proteger a la población de la atroz violencia de las pandillas” y asegura que Bukele, ha “impulsado leyes excesivamente amplias y punitivas que socavan los derechos fundamentales de todos los salvadoreños”.

Además, las reformas aprobadas también limitan la libertad de expresión y prensa ya que establecen penas para toda persona que participe, facilite o cree cualquier texto, imagen o grafiti que transmita mensajes o haga alusión “explícita o implícitamente” a los diferentes grupos de pandillas que existen en El Salvador.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias