spot_img
spot_img
domingo, 17 de octubre del 2021

PMA indica que en El Salvador 1 de cada 6 niños presenta desnutrición crónica

Según el PMA 4 de cada 10 niños que presentaron desnutrición no finalizan la escuela primaria y 9 de cada 10 no finalizan la secundaria.

spot_img

El Programa Mundial de la Salud indicó que El Salvador se encuentra en una situación preocupante de alimentación entre su población, ya que 1 de cada 6 niños presentan desnutrición crónica.

Esta situación enciende las alarmas para la organización, ya que la consecuencia de esto se refleja en materia de educación, porque 4 de cada 10 niños que presentaron desnutrición no finalizan la escuela primaria y 9 de cada 10 no finalizan la secundaria.

La postura es reforzada, por los resultados presentados en 2018 en el IV Censo Nacional de Talla y I Censo Nacional de Peso en escolares, presentado por las autoridades del Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación y el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CONASAN).

En esa ocasión, las autoridades establecieron que, pese a que lograron una reducción del 42% entre 2007 y 2016 en este problema en la población escolar primaria, esta condición aún sigue latente en el país.

Según el censo, esta baja de caso se produjo debido a la alimentación complementaria que el Ministerio de Salud (MINSAL) y el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL) dan a embarazadas y a niños menores de cinco años que la requieran; los programas de Alimentación y Salud Escolar y Vaso de Leche, implementados desde la parvularia;  y la alimentación  complementaria en centros del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y Adolescencia (ISNA) y Centros Rurales de Salud y Nutrición del MINSAL.

Además, suman a estos factores los buenos resultados en la producción nacional de granos básicos, equivalente a 26.5 millones de quintales, y el aumento de la cobertura de servicios de salud que permite mejor control del crecimiento y desarrollo de los niños y niñas. Ambos censos también reconocen retos en esta materia: si bien un 90.95 por ciento de los escolares de primer grado entraron en una clasificación normal respecto a su talla, un 9.05 por ciento presento algún nivel de retardo.

Sin embargo, a nivel nacional la desnutrición crónica prevalece con niveles más altos en los departamentos de Ahuachapán, Sonsonate, Morazán y Cuscatlán, con una incidencia mayor en las niñas y niños del área rural (11.34 por ciento) que en los del área urbana (6.43 por ciento).

Asimismo, mientras que el 67.43 por ciento de los escolares de primer grado fueron clasificados en un estado de nutrición normal, el sobrepeso y obesidad afectan a un 30.74 por ciento.

Los departamentos con las mayores prevalencias de obesidad son San Salvador, La Libertad, Chalatenango y San Vicente, con una mayor incidencia en el área urbana (17.7 por ciento) con respecto al área rural (10 por ciento), y en los centros escolares privados (44 por ciento) que en los públicos (28 por ciento).

Por lo tanto, el PMA junto al Ministerio de Salud, continúa con la entrega de cereal fortificado y educación nutricional, con las que se beneficiará directamente a 450 niñas, niños, madres y mujeres lactantes provenientes de comunidades vulnerables de Usulután.

Conscientes de ello, las empresas Súper Selectos, Orisol, McCormick y Arroz y Frijol San Francisco se unieron a la campaña Alimentemos su Futuro para que las raciones de alimentos lleguen a personas de comunidades del municipio de California, Usulután, identificadas por el Ministerio de Salud. Asimismo, la iniciativa contó con el respaldo mediático de Publicidad Comercial, Grupo Publimovil, Diario El Mundo, Revista Vida Sana, El Diario de Hoy, Grupo Megavision y Grupo Radio Stereo (Laser 90.1, Fiesta 140.9, Femenina102.5, Ranchera 106.5 y Laser 92.9).

En California, Usulután, el porcentaje de retardo de talla en estudiantes de primer grado alcanza la categoría muy alta (13 por ciento) y, además, hay 40 por ciento de los hogares en inseguridad alimentaria moderada y severa que significa que las familias no cuentan con la capacidad de comprar alimentos en calidad y cantidad suficiente para sus familias. Por ello, entre septiembre de 2020 y marzo de 2021, FUSAL dotará de 21 bolsas de 450 gramos de alimento complementario fortificado a embarazadas, lactantes, niñas y niños menores de 5 años a fin de evitar la desnutrición crónica. De esta forma, se entregarán 25,000 raciones mensuales, por un período de 6 meses.

Estas acciones forman parte del programa Nutrimos El Salvador que ejecuta el PMA con el objetivo de prevenir la desnutrición crónica y las deficiencias de micronutrientes en los municipios con niveles más altos de desnutrición crónica, dado que es primordial nutrir a la persona durante sus primeros mil días de vida, es decir desde su concepción hasta los dos años de edad, para garantizar su desarrollo cerebral.

“El PMA se une al compromiso del Gobierno de El Salvador de apoyar la alimentación de la niñez salvadoreña. Es gratificante saber que, en el camino, encontramos el apoyo de empresas, como las que hoy nos acompañan, que saben que no hay mejor inversión para un país que la nutrición de la primera infancia. Con acciones como esta, vamos a apoyar a que estas niñas, niños y madres de Usulután puedan alcanzar el máximo de su potencial”, dijo Jaakko Valli, Oficial Encargado del PMA. 

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias