spot_img
spot_img
viernes, 22 de octubre del 2021

PDDH manifiesta preocupación ante falta de plan de bioseguridad para festividades de fin de año

El titular de los Derechos Humanos hizo un llamado a la población para acatar las medidas de bioseguridad y evitar un repute de casos de coronavirus.

spot_img

El procurador de los Derechos Humanos, Apolonio Tobar, manifestó su preocupación ante la falta de un plan integral que garantice el cumplimiento de medidas preventivas en ocasión de las festividades de fin de año en El Salvador.

De acuerdo a un comunicado emitido por el procurador, el incremento de los casos de COVID-19 es una constante en El Salvador, resultado esperado ante las aglomeraciones por festejos patronales, navideños, eventos realizados en el marco de la campaña electoral, entre otras, en las que no se garantiza el distanciamiento físico, el uso de mascarillas, la higiene y demás medidas de prevención que son vitales para evitar el contagio del COVID-19.

Por lo tanto, indicó que expertos en salud como el infectólogo y miembro del Observatorio Médico de COVID-19 del Colegio Médico de El Salvador, Iván Solano Leiva, pidió a las autoridades de salud que regulen las actividades donde hay aglomeración de personas, puesto que en éstas hay mayor exposición y riesgo de contraer el virus y generar una crisis sanitaria.

Otros expertos como el epidemiólogo, Ricardo Lara, cuestionan que el alza de casos se debe a la falta de un plan de prevención del gobierno, quien se enfocó en una estrategia curativa y no preventiva: “no se puede hablar de una segunda ola, porque no hemos terminado de salir de la primera ola; lo que ha existido es un descontrol epidemiológico incalculable, porque se han dedicado a ocultar información, se han dedicado al manejo curativo y no han hecho nada preventivo cuestionó”. 

Ante estas posturas, Tobar expresó que hay que estar alerta ante la sobrecarga en el Sistema Sanitario y su inminente colapso nuevamente, es la respuesta clara y evidente de la  atenuación de las medidas preventivas ampliamente conocidas por la población, pero sobre todo, es también, la respuesta evidente de la inexistencia de un plan integral en el manejo de la pandemia por COVID-19 por parte del Gobierno, en el que se incluyan todas las etapas de tratamiento de la enfermedad: (promoción, prevención, protección, recuperación y rehabilitación), debiendo hacer mayor énfasis en la etapa preventiva.

“He exhortado al Presidente de la República señor Nayib Armando Bukele Ortez, al señor Ministro de Salud, doctor Francisco José Alabí Montoya, a la entonces directora del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, licenciada Rosa Delmy Cañas de Zacarías, a la Presidenta del Instituto Salvadoreño de Bienestar Magisterial, Licenciada Silvia Azucena Canales Lazo, y al Coronel Amilcar Salvador Mejía del Comando de Sanidad Militar, para que de forma conjunta con expertos en salud, con representantes del Colegio Médico de El Salvador y del sector privado que brindan servicios de salud, de manera carácter urgente elaboraran un plan de abordaje para la atención de la pandemia por Covid-19, ineludiblemente, dicho plan debía contener sobre todo, medidas de prevención de la enfermedad y tener como centro el pleno respeto de los derechos humanos; sin embargo, a la fecha, se desconoce un bordaje integral de la enfermedad en donde no solo debe actuar el MINSAL como ente rector en salud, sino también, todas las instituciones parte del Sistema Nacional Integrado de Salud, las Municipalidades, organismos de expertos en salud y profesionales de la salud”, planteó textualmente el funcionario.

Ante lo expuesto, el titular de los Derechos Humanos exhortó a la población salvadoreña en general a cumplir las medidas de prevención frente al COVID-19, manteniendo el distanciamiento físico, el uso adecuado de las mascarillas, el estricto cumplimiento de las medidas de higiene como lavarse las manos y, al toser, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo, evitar participar en aglomeraciones y celebrar estas festividades de fin de año, con pequeños encuentros al aire libre, para evitar que los contagios se multipliquen.

Por otra parte, pidió al presidente Bukele y al ministro de Salud, Francisco José Alabí, que a través de los mecanismos constitucionales y legales que le asisten; y considerando que el país cuenta con un Sistema Nacional Integrado de Salud, activen a todos los sectores que brindan servicios de salud, para que junto a las autoridades municipales, organismos de expertos en salud y profesionales de la salud implementen un plan de abordaje integral de la pandemia por COVID-19, que priorice sobre todo medidas de prevención a ser implementadas desde las familias, las comunidades, a nivel departamental y nacional para que se garantice la no multiplicación de los contagios, la no saturación del sistema sanitario, y el evitar afectaciones a la vida por COVID-19.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias