spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
viernes, 30 de julio del 2021

Padrastro de Imelda Cortez continuará en prisión

El acusado será procesado por violación agravada en menor pese a que la defensa solicitó el cambio del delito

spot_img

El juez de Primera Instancia de Jiquilisco, Manuel Santos, decretó en la audiencia del miércoles detención provisional para Pablo Henrí­quez Ayala, padrastro y agresor de Imelda Cortez, quien será acusado de violación agravada en menor o incapaz, en un delito continuado en el Tribunal de Sentencia de Usulután, declaró el juez.

En el juicio, Santos admitió la evidencia presentada por la Fiscalí­a General de la República (FGR) y la querella. También desestimó la solicitud presentada por la defensa del agresor que pedí­a cambiar la calificación jurí­dica del delito a violación.

Le puede interesar: Organizaciones DDHH exigen máxima condena contra padrastro de Imelda Cortez

La fecha para la vista pública será emitida por el Juzgado en los próximos dí­as, mientras tanto Henrí­quez permanecerá en prisión en el Centro Penal de Jucuapa, en  Usulután.

“El juez resolvió pasar el caso a juicio y decidió que Henrí­quez continué en prisión provisional. Aceptó toda la prueba, pese a que la tesis de la defensa dijo que ellos tuvieron relaciones sexuales después de que Imelda cumplió 18 años; sin embargo, el juez no aceptó el cambio de delito porque aseguró que si hay elementos de que hubo violación desde la niñez, por lo que aceptó toda la prueba presentada por la Fiscalí­a y la querella”, declaró Bertha Deleón, apoderada legal de Imelda.

Tanto la querella como la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto han solicitado al juez, que Henrí­quez pague $50 mil dólares en concepto de indemnización civil a favor de Imelda, más costos procesales.

También: Absuelven a Imelda de acusación de intento de aborto

De acuerdo con la Fiscalí­a y las organizaciones de Derechos Humanos y la Mujer, Henrí­quez violó a Imelda desde los 12 a los 19 años. Producto de la violaciones, la joven quedó embarazada a los 18 años y en abril de 2017 experimentó un parto extrahospitalario.

En un principio la Fiscalí­a acusó a la joven de homicidio agravado en grado de tentativa, delito que fue cambiado durante la vista pública por el abandono y desamparo en menor incapaz. En diciembre del año pasado, Imelda fue absuelta de la acusación por el juez Noé Garcí­a del Tribunal de Sentencia de Usulután, quien la consideró una ví­ctima del caso.

Las organizaciones han reiterado en diversas ocasiones que la joven, de actualmente 21 años, estuvo detenida injustamente por 20 meses y aseguraron que seguirá el proceso del caso para evitar que este quede en la “impunidad”.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias