spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
viernes, 30 de julio del 2021

La creatividad descansa pero la fe no se detiene

La última de las alfombras la hicieron en la Semana Santa de 2019, fue exactamente la número 35, que alcanzó los 165 metros de largo por 5 de ancho, les llevó meses prepararla y diseñarla, esta fue dedicada a las virtudes de la Virgen

spot_img

La Colonia El Bosque, en la zona noreste de la capital salvadoreña se ha caracterizado por expresar su fe y engranaje comunitario a través de la organización de unas de las más vistosas y de gran tamaño alfombra en el día del Viernes Santo.

La última de las alfombras la hicieron en la Semana Santa de 2019, fue exactamente la número 35, que alcanzó los 165 metros de largo por 5 de ancho, les llevó meses prepararla y diseñarla, esta fue dedicada a las virtudes de la Virgen.

Para uno de sus organizadores principales, Carlos García, este es un alto,  pero volverán otras Semanas Santas donde retomaran la tradición heredada de sus padres desde 1984, y que ha sobrevivido de generación en generación y ha atrapado el sentir comunitario.

“La creatividad está descansando, pero no nuestra fe, estos son tiempos difíciles, pero como organizadores de esta manifestación popular invitamos a nuestra comunidad al recogimiento” exhortó Cristian García, otro de los organizadores, quien explicó que por motivos de bioseguridad y siguiendo las instrucciones de la Iglesia Católica, por segundo año consecutivo se suspende la creación de la mega alfombra.

Entonces, la creatividad, las toneladas de aserrín, de sal, color, materiales reciclados como los desechos de llantas, tendrán que esperar a la próxima Semana Santa donde esta tradición retoma el camino de Jesús hacia el Calvario.

spot_img

También te puede interesar

Susana Barrera
Columnista Contrapunto
spot_img

Últimas noticias