spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 24 de julio del 2021

Juzgado enví­a a juicio a personas ligadas al caso “viudas negras”

Acusación fiscal dice que la estructura pandilleril obligaba a hombres a casarse con las mujeres, pagar un seguro de vida, y luego eran asesinados

spot_img

El Juzgado de  Instrucción de San Marcos  decretó apertura a juicio contra siete personas acusadas de homicidio agravado, trata de personas en la modalidad de matrimonio forzado y explotación sexual, agrupaciones ilí­citas y estafa en perjuicio de varias ví­ctimas. El juez ratificó la detención provisional para todos los imputados.

Los procesados son los presuntos lí­deres  de la estructura denominada “viudas negras” y son:   Esmeralda Aravel Flores Acosta  y Wilber Javier Cáceres Bení­tez, además de Roberto Omar Álvarez, Franklin Vladimir López Flores, Karla Jennifer  Flores Acosta, Marí­a Cristina Flores e Isabel del Carmen Méndez.

Según el dictamen fiscal, los imputados presuntamente forman parte de una estructura delincuencial ligada a una pandilla  que desde el años 2014 al 2016 coaccionó  a  las dos ví­ctimas   para  obligarlas a casarse con hombres  que no conocí­an  que luego  fueron asesinados  para cobrar las pólizas de seguro.

La fiscalí­a presentó el  testimonio de dos ví­ctimas clave “Mónica y Mateo”  las cuales denunciaron  los hechos  y narraron los roles que cada imputado realizó para efectuar las bodas ficticias que desencadenaron presuntamente en la muerte de los esposos para luego cobrar el seguro de parte de la imputada Esmeralda Flores.

Según la acusación fiscal,  las victimas  les ofrecí­an un salario de $250 dólares para trabajar en tareas domésticas  en la casa de la imputada Esmeralda Flores,  quien  les impedí­a salir  y que el imputado Wilber Cáceres era el que las amenazaba con un arma de fuego y les enseñaba fotos de sus familiares para chantajearlas y obligarlas   a contraer matrimonio  en las alcaldí­as de Santa Ana y San Salvador.

Con respecto a los jóvenes que presuntamente fueron asesinados por dicha estructura, se establece  que  fueron obligados   a  interponer denuncias  a la fiscalí­a  que eran amenazados por pandillas, luego les manifestaban que para obtener visa de trabajo en Estados Unidos  tení­a que estar casado y  haber  contratado un seguro de vida que adquirieron  en dos bancos privados.

En la resolución, el juez  hizo un análisis de la participación de cada uno de ellos concluyendo que existe la posible participación  en los delitos,   y que los familiares de la imputada Esmeralda,  conocí­an de los hechos cuando sirvieron de testigos en la bodas y acompañaron a una de las ví­ctimas a reclamar el cadáver del esposo a medicina legal, “Hay  elementos ofertorios suficientes  para que pase a la siguiente etapa”, consideró el juez

En relación a las entrevistas de las ví­ctimas “Mateo y Mónica”, manifestó que se cotejaron  con otros elementos de prueba  para verificar los hechos, estableciéndose así­ los delitos  y la probable participación  de los procesados en los hechos.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias