spot_img
spot_img
martes, 21 de septiembre del 2021

INDES entregó premio a Herbert Aceituno por su medalla de bronce en los Paralímpicos

Su participación en los Juegos Paralímpicos de Tokio le permitió convertirse en el primer salvadoreño en obtener una medalla en este evento.

spot_img

El presidente del Instituto Nacional de los Deportes (INDES), Yamil Bukele, entregó esta mañana un reconocimiento al atleta Herbert Aceituno, por su destacada participación en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021, donde obtuvo la medalla de bronce.

“Hoy es un día muy especial para el deporte salvadoreño, porque tenemos la oportunidad de estar reunidos con un medallista en Juegos Paralímpicos. Estamos para aplaudirle, felicitarlo, rendirle homenaje y decirle que acá estamos como Gobierno, como país y como salvadoreños, que nos hizo sentir muy orgullosos”, expresó Bukele.

De igual forma, mencionó que “Herbert ha escrito una nueva página para el deporte salvadoreño, demostrando que sí podemos tener resultados a tan altos niveles. Primero, al clasificar de manera directa, y ahora al obtener una medalla de bronce”.

Tras estas palabras, el titular del INDES entregó simbólicamente un cheque por $15,000 a Herbert, y otro por $3,000 a su entrenador, en reconocimiento al esfuerzo realizado para obtener la histórica medalla.

“Agradecemos al Comité Paralímpico por permitirnos acompañarlos para poder construir este camino hasta la medalla. Gracias Herbert por darnos esta medalla paralímpica y gracias Jorge López, su entrenador”, reiteró Bukele.

Aceituno se quedó con la presea de bronce en la categoría hasta 59 kg de parapowerlifting tras levantar de manera efectiva 184 kilos, el mejor registro personal en su carrera. La medalla de oro fue para el chino Yongkai Qi, quien levantó 187 kilos, y se quedó con el primer lugar por menor peso corporal; ya que el egipcio Sherif Osman también levantó 187 kilos, pero tuvo que conformarse con la plata.

“Estamos muy emocionados porque habíamos soñado tanto con este momento, y fue un reto que asumimos desde el día que nos venimos en blanco en los Juegos Paralímpicos de Río”, dijo su entrenador, visiblemente emocionado tras recordar el momento en que ganó la presea.

El camino a la gloria paralímpica comenzó con la plata que ganó en marzo pasado, en Colombia, en la Copa del Mundo de Parapowerlifting. El segundo fue cuando clasificó a los Juegos Paralímpicos, luego del cuarto lugar en la Copa del Mundo de Dubai. Y el tercero llegó este 27 de agosto de 2021, con el histórico bronce ganado por Herbert en los Juegos Paralímpicos de Tokio.

“En los Juegos mejoró su marca personal con 4 kg, lo que implicó que los 184 kg levantados demostraron que su rendimiento ha mejorado constantemente en cada competencia durante 5 años (desde 2017 a 2021)”, declaró el entrenador.

Incluso, gracias a su registro en Tokio, el salvadoreño se sitúa en el primer lugar del ranking de las Américas de parapowerlifting.

Por su parte, Aceituno se mostró muy orgulloso por su logro y dijo “darle gracias a Dios porque él es quien nos dio la vida y las fuerzas para poder ganar esta medalla. Gracias al INDES por apoyar a los atletas con discapacidad, gracias Yamil por todo el apoyo brindado, gracias al Comité Paralímpico por abrirnos las puertas y gracias a Jorge, mi amigo y entrenador, por ayudarme a ser mejor”.

Y como muestra de ese agradecimiento Aceituno le obsequió al presidente ad honórem del INDES, Yamil Bukele, sus uniformes de calor con los que compitió y ganó su histórica presea.

“Fueron cuatro años muy duros luego de la mala experiencia que tuvimos en los Juegos Paralímpicos Río 2016, pero luchamos hasta lograr esta medalla que demuestra que las personas con discapacidad podemos lograr grandes cosas”, aseguró.

Los múltiples triunfos de Herbert no han sido producto de la casualidad, sino gracias al trabajo que ha realizado junto a su entrenador, el apoyo psicológico de profesionales, y el respaldo económico y acompañamiento en todo momento por parte del INDES.

En ese sentido, es importante recalcar que el INDES le proporcionó, a principios de 2020, el último modelo de la banca de entrenamiento oficial, valorada en 9 mil 216 dólares con 50 centavos, la cual tuvo en su casa durante el tiempo de confinamiento por la pandemia del COVID-19, lo que le permitió contar con la herramienta adecuada para elevar su rendimiento.

Asimismo, se le ha mantenido su estímulo deportivo al día, lo que le permite enfocarse de lleno en sus entrenamientos. Y finalmente, como Instituto, se ha respaldado económicamente, tanto al atleta como al entrenador, en todas las participaciones internacionales previas que culminaron con el triunfo paralímpico.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias