spot_img
spot_img
lunes, 25 de octubre del 2021

Iglesia católica exhorta a la unidad de los tres órganos del Estado

El mensaje fue difundido este domingo a través de un comunicado de la Conferencia Episcopal de El Salvador (CEDES)

spot_img

La alta jerarquía de la Iglesia católica, reunida en la Conferencia Episcopal de El Salvador (CEDES), se expresó este domingo acerca de la pandemia que azota a todo el mundo y que ha provocado más de 200.000 muertos, por lo que exhorta a los tres órganos del Estado a trabajar juntos para enfrentar la tragedia local y mundial.

"El mundo está cambiando radicalmente debido a este flagelo. Hay que repensar el futuro. Por eso el Papa Francisco ha pedido a toda la Iglesia: Oremos por los gobernantes, los científicos, los políticos, que han comenzado a estudiar el camino de salida, la post-pandemia, este ‘después’ que ya ha comenzado: para que encuentren el camino correcto, siempre en favor de la gente, siempre en favor del pueblo", dice el comunicado de CEDES.  

En el texto CEDES se dirige al "personal médico y paramédico, así como todos sus colaboradores y colaboradoras. Les expresamos nuestra admiración y gratitud. Con este mismo sentimiento saludamos al personal de la PNC y de la Fuerza Armada que están sirviendo al pueblo con generosidad en estos días de tanto sufrimiento".

Y en concreto, CEDES sugiere y exhorta a la sociedad salvadoreña  lo siguiente:

Indica que exhorta al Estado, en sus tres órganos, Ejecutivo, Legislativo y Judicial a trabajar unidos, haciendo el mejor esfuerzo para sacar adelante al Pueblo, en este momento crítico de nuestra historia. Protegiendo a todos los salvadoreños, principalmente a los más pobres y vulnerables, salvaguardando todos sus derechos individuales. 

También indica que a los empresarios, les hacemos un llamado a su conciencia, para que ayuden a sus trabajadores, que no por estar impedidos de trabajar a causa de la cuarentena, les despidan de sus trabajos o les suspendan su contrato laboral durante el tiempo de la pandemia. Obrar así no es humano, y mucho menos cristiano, hoy es el tiempo en el que debemos ayudarnos como hermanos que somos. 

En otro sentido señala que hemos visto con profundo agradecimiento cómo han afrontado los sacerdotes esta dura realidad: pendientes de su rebaño, impotentes al no poder acompañar de cerca, sufriendo por no poder celebrar con ellos la Eucaristía y los demás sacramentos, buscando soluciones, sobre todo en las redes sociales, a este aislamiento obligado. 

Sostienen que la actual situación ha sido como un gran retiro para todos, sacerdotes y comunidad cristiana. A los sacerdotes, que son nuestros más cercanos colaboradores, les expresamos nuestro profundo afecto y nuestra sincera gratitud por el inestimable servicio que prestan con su testimonio y su ministerio. Este reconocimiento lo hacemos extensivo a los religiosos y religiosas, así como a innumerables laicos que discretamente cumplen el papel del buen samaritano. 

Y finalmente manifiestan que como pastores de un pueblo que sufre, nos sentimos solidarios con la realidad que viven las familias: las que están viviendo esta pandemia en estrecha unidad familiar y en comunión con Dios a través de su Palabra, la oración y el diálogo; y también las que han visto cómo aumenta su angustia y sufrimiento, ya sea por las condiciones precarias de su vivienda, la falta de ingresos, los conflictos que se dan en el hogar, las limitaciones de muchos niños y jóvenes para poder realizar las tareas que les dejan sus maestras y maestros. 

LEER MENSAJE COMPLETO DE CEDES

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias