spot_img
spot_img
martes, 19 de octubre del 2021

Hacienda solicita a la Asamblea Legislativa la reorientación de US$100 millones para pagar el FODES

Los fondos serán transferidos desde la cartera de Estado hacia las 262 municipalidades de El Salvador.

spot_img

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, solicitó a la Asamblea Legislativa una reorientación de US$100 millones para pagar el FODES que el gobierno salvadoreño debe desdes finales del año pasado a las 262 alcaldías del país.

La propuesta presentada, detalla que Hacienda podrá disponer de los fondos para que las municipalidades puedan realizar proyectos que beneficien a la población en sus localidades.

“Estamos presentando esta iniciativa para transferir US$100 millones a las 262 alcaldías del país. Esperamos que los grupos parlamentarios estén a favor de analizar y aprobar esta importante iniciativa”, declaró Zelaya.

Asimismo, detalló que los fondos se van a transferir a través de dos pagos diferentes, es decir, se hará un primer depósito de US$50 millones para luego completar los US$50 millones restantes en octubre de 2021.

Con esto, Hacienda pretende mejorar la economía de las alcaldías para que puedan operar con normalidad, luego de que el pago del Fondo de Desarrollo Económico y Social de los Municipios de El Salvador (FODES) fuera retrasado por varios meses al inicio de la pandemia por covid-19.

A través de redes sociales se ha conocido que muchos alcaldes han tenido que paralizar proyectos municipales e incluso retrasar el pago de salarios a sus empleados por no contar con recursos económicos.

Durante casi un año, el GOES se negó a entregar el fondo a las municipalidades, argumentando que no los alcaldes las usarían para campaña política.

Una vez asumieron las nuevas municipalidades, el GOES ordenó a la Asamblea aprobar un decreto para transferir el 50 % de la deuda y este fue aprobado. Luego, el ejecutivo presentó una propuesta para no entregar en efectivo el 50 % restante sino en obras a través del MOP. Empero, este no ha sido aprobado aún por la Asamblea. Asimismo, el GOES ya suma cinco meses de deuda con las nuevas gestiones municipales.

Anteriormente, Zelaya agregó que el gobierno no contaba con fondos para cumplir con la obligación con las comunas.

Por otra parte, el presidente de la República, Nayib Bukele, habría preparando modificaciones del otorgamiento del Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios (FODES) a partir de la toma de posesión de la nueva administración de la Asamblea Legislativa.

Entre las modificaciones, se encuentra la apuesta de que las alcaldías ya no recibirán el 10% sino el 6%. La medida tendría por finalidad beneficiar a la población mediante la entrega de obras. 

Para realizar esa reforma solo se requieren de 43 votos y tienen más que esos. Lo que no puede hacer el gobierno es retirar de forma definitiva la asignación de recursos financieros del Estado para funcionamiento de las alcaldías, ya que eso está contemplado en la Constitución de la República.

“El 25% de eso se podrá utilizar en gastos (como antes), pero el 75% que se entregaba para obras, se entregará en eso: obras en las comunidades. ya no se entregará en efectivo”, dijo Bukele.

El anuncio del jefe de estado es en continuidad a lo expresado anteriormente, cuando dijo que haría diez anuncios importantes para los salvadoreños.

El mandatario añadió que se creará la Dirección Nacional de Obras Municipales con Fondos GOES, que se encargará de aprobar los proyectos propuestos por los alcaldes. 

“Vamos a demostrar (otra vez) que se puede hacer mucho más, con menos. El dinero alcanza, cuando nadie roba”. escribió.

Además, se creará una “dirección nacional de obras municipales” con fondos del gobierno, que se encargará de aprobar los proyectos solicitados por los alcaldes. la nueva dirección nacional será dirigida por Älvaro O’byrne, exdirector de FOVIAL.

El Fondo para el Desarrollo Económico y Social de El Salvador es un recurso que el gobierno central entrega mensualmente a las 262 alcaldías del país, y que proviene de los impuestos de los salvadoreños. Fue creado en 1988 para generar obras y mejorar la infraestructura en los municipios, a fin de llevar desarrollo y beneficios a las comunidades. Sin embargo, el dinero fue utilizado por las alcaldías para pagar planillas de empleados.

La distribución del Fodes quedaría igual como está contemplada en la Ley actual del Fodes: el 25% para gastos de funcionamiento y el 75% para obras, sin embargo, los alcaldes no tendrán oportunidad de decidir qué obras se hacen y cuáles no, a pesar de que son los ediles los que conocen de cerca las necesidades de sus comunidades.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias