spot_img
spot_img
domingo, 17 de octubre del 2021

Fuerza Armada desarticula actividades ilícitas en pasos fronterizos no habilitados

El Plan Control Territorial ha dado resultados en la ubicación de personas que trafican droga y ganado de manera ilegal.

spot_img

El ministro de la Defensa Nacional, René Francis Merino Monroy, informó que el comando Sumpul de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES), que tiene bajo su responsabilidad el control fijo en fronteras, ha reforzado la vigilancia, pasando de 141 a 194 pasos fronterizos no habilitados en los que se tiene presencia permanente.

“El Presidente, Nayib Bukele, dio la orden de reforzar al comando Sumpul para tener un mejor control sobre la gente que ingresa por pasos fronterizos no habilitados. Hubo un refuerzo en toda la frontera y, parte de ello, es en Chalatenango”, explicó el ministro.

El funcionario dijo que este trabajo, que se impulsa a través del Plan Control Territorial, ha dado resultados en la ubicación de personas que trafican droga y ganado de manera ilegal.

“No pasan por los controles establecidos; se logran aprehender cuando vigilamos puntos que antes estaban en el abandono”, indicó.

En el municipio de Arcatao, departamento de Chalatenango, el comando Sumpul ubicó a una persona que portaba $5,050, cuya procedencia no pudo justificar; además, una persona con arma de fuego ilegal, y $1,350 en contrabando.

Asimismo, en el municipio de Citalá, departamento de Chalatenango, el comando incautó más de $10 mil en contrabando, más de seis libras de marihuana, y 20 plantas de la misma droga. “Es significativa la cantidad de marihuana, al sumarlas, son cantidades considerables de droga, mercadería, armas, municiones, entre otros, que circulan en la zona”, dijo Merino Monroy.

Inicialmente, el refuerzo en fronteras fue ordenado por el jefe de Estado en el marco de la pandemia por COVID-19, para impedir que personas contagiadas con el virus ingresaran al país sin pasar los controles sanitarios; sin embargo, se continuó con la estrategia, en el marco del Plan Control Territorial, para desarticular las actividades ilícitas que eran frecuentes en la zona.

El ministro Monroy añadió que la integración de la tecnología al trabajo de los elementos de seguridad es indispensable para la obtención de mejores resultados en los pasos fronterizos no habilitados y en otras zonas. Además, recordó que los $109 millones para la tercera fase del Plan Control Territorial, que siguen sin aprobación en la Asamblea Legislativa, son para reforzar este aspecto.

“Muchos estudios arrojan que es necesario adquirir tecnología para controlar otros puntos (fronterizos) no habilitados que aún existen, que no se controlan de manera permanente. Necesitamos tecnología y equipo para ser más eficientes”, afirmó.

El funcionario lamentó que los diputados no quieran aprobar el incremento al presupuesto 2021 para seguridad. “Nos están quitando capacidades para la lucha contra la delincuencia”, expresó

El aumento al presupuesto estaría destinado para la compra de uniformes, chalecos antibalas, cascos balísticos, municiones, entre otros; así como al aumento de $100 a quienes trabajan en seguridad pública, y $200 para la alimentación de los elementos militares que apoyan el Plan Control Territorial.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias