spot_img
spot_img
miércoles, 27 de octubre del 2021

Fricción entre los veteranos de guerra intensifica conflicto entre Bukele y el FMLN

Los excombatientes salieron a las calles para reclamar por los acuerdos a los que se habí­an llegado. Bukele enfatizó que ha sido el partido izquierdista el que no cumplió.

spot_img

Los veteranos que lucharon durante la guerra civil salvadoreña (1980-1992) para la guerrilla y el Ejército han exigido, durante años, que el Gobierno les reconozca beneficios sociales por su participación durante el conflicto. Ahora, unidos en diferentes mesas, enfrentan una fuerte división interna por la dirigencia y el funcionamiento del Instituto de Veteranos, entidad que depende del Órgano Ejecutivo.

Todo comenzó con la elección de las autoridades del Instituto de Administración de Beneficios de los Veteranos a finales de abril de este año, que se responde a militares y exguerrilleros. Desde esta entidad, esperaban facilitar el acceso a pensiones y otro tipo de beneficios a los que no han podido acceder.

Sin embargo, al elegir al gerente y a otros representantes en la junta directiva, una fracción de los veteranos denunció fraude y también que el FMLN habí­a movido sus influencias para mantener una cuota de poder en el referido instituto. También habí­a un grupo de personas que sí­ apoyaba a las nuevas autoridades y confiaba en que los acuerdos saldrí­an adelante.

Esta fricción terminó en enfrentamientos violentos y serias acusaciones mutuas. Luego, el 23 de agosto pasado, trascendió que desde el Órgano Ejecutivo se habí­a girado la orden de quitar legitimidad a esa junta, con la expectativa de que el 17 de septiembre el Instituto Administrador se harí­a cargo de esas decisiones. José Amaya, excombatiente de la Fuerza Armada señaló que “es un pleito ideológico, de ideologí­a partidaria, por la elección del gerente”, detalló Amaya. “El miércoles se les pagarán las pensiones y las becas”, aseguró.

Pero en cambio, miembros afines al FMLN denunciaron que la Presidencia, más bien, habí­a declarado ilegal a la junta. Por este motivo, lo tomaron como un revés del Gobierno y anunciaron protestas en las calles. Así­, este lunes cerraron ocho ví­as principales en el occidente, en la zona paracentral y en la zona metropolitana. Luego, reunidos, marcharon hacia la Asamblea Legislativa, donde los esperaba el secretario general del FMLN, Óscar Ortiz.

Bukele, en sus redes sociales, enfatizó que habí­a sido el FMLN el partido que, durante 10 años, no cumplió con los veteranos de la guerra.  

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias