spot_img
spot_img
viernes, 22 de octubre del 2021

Foro del Agua pide destitución de funcionarios por crisis hídrica que afectó al AMSS

Los manifestantes condenaron la desigualdad con la que trabaja ANDA, pues garantiza la buena calidad del agua y el abundante abastecimiento a urbanizaciones con las que poseen convenio, pero desabastece y da agua de mala calidad a otras de sectores populosos.

spot_img

Los miembros del Foro del Agua pidieron a los diputados de la Asamblea Legislativa, que soliciten la destitución del presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), Frederick Benítez, y la ministra de Salud, Ana Orellana Bendek, debido a la proliferación de algas que afectó la calidad del agua potable que es distribuida en el Área Metropolitana de San Salvador, desde finales de diciembre de 2019 a finales de enero 2020.

Krissia Romero, integrante del Foro, expresó su descontento por  la incapacidad de los funcionarios de responder todas las preguntas y se manifestó preocupada por la carencia de salubridad de la institución para darle tratamiento a este recurso.

Además, los manifestantes condenaron la desigualdad con la que trabaja la autónoma, pues garantiza la buena calidad del agua y el abundante abastecimiento a urbanizaciones con las que poseen convenio, pero desabastece y da agua de mala calidad a otras de sectores populosos.

Problema por potabilización del agua

Fue a mediados de diciembre  pasado cuando se presentó el problema; sin embargo, la reacción de los responsables no solo fue tardía sino que hasta atrevida, cuando la ministra Orellana, dijo que se podía beber y que bastaba con que se hirviera, sin que hasta ese momento se hubiera practicado un estudio.

Días después, el Ejecutivo puso en marcha un plan contingencial para llevar agua potable a la población del Área Metropolitana de San Salvador, mientras investigaban lo ocurrido. Al final se determinó que la planta potabilizadora de Las Pavas, resultó afectada por la proliferación de algas.

La contaminación del agua en el país no es nada nuevo. En febrero de 2018, la entonces ministra de Medio Ambiente y Recursos Renovables, Lina Pohl, presentó el informe “Calidad del Agua de los Rí­os de El Salvador 2017”. El resultado no fue nada alentador, pues mostró que el 68% del agua del paí­s contiene algún tipo de contaminación. El estudio se realizó con pruebas recolectadas en 117 zonas de los 55 rí­os que hay en el territorio.

Solo el 32% de sitios muestreados tienen una calidad de agua "buena", considerada apta para potabilizar por métodos convencionales o para riego sin restricciones, actividades recreativas con contacto humano y consumo de especies de producción animal.

El restante 68% del agua se encuentra contaminada y representa un peligro para la vida humana y animal, incluso para riego de la flora.

ContraPunto, consultó a dos laboratoristas, cuando se presentó la crisis y confirmaron que la proliferación de bacterias llegó a niveles potencialmente tóxicos.

El presidente Nayib Bukele, durante una rueda de prensa, admitió que existe un complejo problema del agua y propuso un plan integral para instalar una planta en el Lago de Ilopango. También pidió disculpas a la población por los inconvenientes generados.

Por lo tanto, la interpelación surgió debido a que los funcionarios hicieron caso omiso a los llamados que hicieron los diputados, para que respondiera ante esta problemática.

En este sentido, Ana Orellana Bendek, quien se sometió al proceso desde el 15 de febrero y concluyó el 17 de febrero. Mientras Benítez lo hizo desde el 17 al 18 de febrero.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias