spot_img
spot_img
sábado, 18 de septiembre del 2021

FGR le embarga a ARENA US$3.9 millones para recuperar los fondos donados por Taiwán

El presidente de la República, Nayib Bukele indicó que el monumento al Mayo Roberto d´Abuisson se convertirá en tapas para alcantarilla.

spot_img

En un hecho sin precedentes, la Fiscalía General de la República (FGR) embargó en la tarde de este viernes US$3,9 millones concepto de propiedades al partido Alianza Nacionalista (ARENA), esto como parte de las investigaciones de la malversación de US$10 millones provenientes de un donativo de Taiwán para los afectados de los terremotos de 2001, pero finalmente el fallecido expresidente, Francisco Flores, habría desvíado para beneficiar al tricolor.

Este procedimiento ha generado sorpresa en diferentes sectores de la sociedad civil, el cual surge en menos de 24 horas de la difusión de la “Lista Engel”, donde aparecen varios funcionarios del la actual gestión presidencial y solo uno de ARENA.

“Ante la solicitud de embargo de la Fiscalía contra el partido Arena, el Juzgado de Extinción de Dominio ha ordenado las acciones para recuperar el dinero desviado en el Caso Taiwán”, dijo el fiscal general, Rodolfo Delgado.

Ante esto, el fiscal aclaró que este no es procedimiento penal, sino administrativo que se habría abierto por una denuncia civil interpuesta en contra los “destinatarios” a los cuales así nombró el expresidente Flores, en el momento que fue interrogado por la comisión especial que instaló la Asamblea Legislativa para investigar este caso que fue revelado por el exmandatario salvadoreño, Mauricio Funes, al tener acceso a los Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) de los Estados Unidos.

Ante cuestionamientos de la prensa sobre eventuales detenciones por el caso Taiwán, el fiscal general aclaró que este es un proceso civil que ya no persigue delitos, pero si la restitución del dinero desviado.

En julio de 2019, la Cámara Segunda de lo Penal exoneró de responsabilidades penales a tres implicados, Gerardo Balzaretti Kriete, Elías Antonio Saca (presidente de El Salvador 2004-2009) y Juan Tennant Wright, así como a los fallecido Francisco Flores (presidente de El Salvador 1999-2004) y Mauricio Samayoa, expresidente del Banco Cuscatlán. La Cámara señaló que los delitos habían prescrito.

Por lo tanto, el allanamiento fue encabezado por un pelotón de la Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO), el cual cerró el perímetro donde se encuentra la sede arenera y así permitir el procedimiento que fue encabezado por el ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro, el fiscal Delgado y el director general de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Arriaza Chicas.

Luego de concluir la inspección de las instalaciones del COENA, Delgado indicó que en total fueron dos inmuebles, la sede del Comité Ejecutivo Nacional en San Salvador y uno más en el departamento de Ahuachapán, y 17 vehículos los que fueron le fueron embargados al partido.

Los bienes serán desde ahora tutelados por el estatal Consejo Nacional de Administración de Bienes (CONAB).

Por su parte, el presidente de la República, Nayib Bukele, dijo que “No, el edificio lo vamos a convertir en un gimnasio para jóvenes atletas de boxeo. La estatua del “mayor” se convertirá en tapaderas de alcantarilla”.

“Y con los 2.9 millones de dólares de la deuda política, remodeláremos 15 escuelas Escuela”, publicó en redes sociales.

Los dirigentes del partido Arena, que gobernó el país de 1999 a 2009, no se presentaron a sus oficinas y no han reaccionado públicamente hasta ahora.

Mientras se realizaba el allanamiento, el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, dijo en un tuit que “los 2,9 millones de dólares de la deuda política 2021, del partido Arena serán inmovilizados”, como se lo solicitó el Fiscal General. “Empezamos a recuperar los fondos saqueados. Lo prometimos, devolverán lo roba”, agregó.

En el transcurso de una investigación por el desvió de una millonaria donación del gobierno de Taiwán en mayo de 2014, un juez ordenó la captura del expresidente Francisco Flores (1999-2004), del partido Arena, acusado de enriquecimiento ilícito y peculado.

Un tribunal de instrucción que investigó el desvió de más de 15 millones de dólares donados por el gobierno de Taiwán determinó durante las investigaciones contra el expresidente Flores que 10 millones de dólares fueron a parar a cuentas de Arena y el resto quedó en sus manos.

Arena llevó a la Presidencia de El Salvador a Francisco Flores y a Tony Saca

Flores murió el 30 de enero de 2016 cuando se encontraba bajo arresto domiciliario a la espera de acudir a la vista pública para ser juzgado por los delitos que se le atribuían. Con su muerte se extinguió la responsabilidad penal, pero no la obligación civil, por lo que la Fiscalía continuó el proceso y en junio de 2017 aseguró varias propiedades del exmandatario.

En 2019, el Ministerio Público acusó a Flores, a Saca y a otras tres personas vinculadas a Arena por el desvió de 10 millones de dólares, pero el juicio para tratar de recuperar el dinero no había prosperado.

Francisco Flores fue el primer presidente de la historia de El Salvador enviado a juicio por delitos de corrupción y lavado de dinero.

Saca, que gobernó el país de 2004 a 2009, fue detenido el 30 de octubre de 2016 y fue condenado a 10 años de prisión por el desvío de más de 300 millones de dólares de las arcas del Estado.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias