spot_img
spot_img
domingo, 17 de octubre del 2021

Expertos en seguridad exponen sus posturas ante baja de homicidios a escala nacional

Los criminólogos confirman la reducción de homicidios, a la vez que no encuentran indicios de pacto entre pandillas con el Gobierno.

spot_img

Dos expertos en temas de seguridad brindaron a ContraPunto su postura ante el anuncio del presidente, Nayib Bukele, de la drástica reducción de homicidios a escala nacional.

El mandatario indicó que octubre cerró con un total de 112 homicidios en todo el país, cifra que quedará grabada en la historia salvadoreña, ya que los registros indican que fue el mes con menos asesinatos desde la firma de los Acuerdos de Paz.

Bukele atribuyó el éxito al Plan Control Territorial que impulsó el 20 de junio, priorizado en 16 municipios del país.

Ante esto, el criminólogo y experto en el tema de seguridad, Carlos Carcach, tiene otra percepción del fenómeno de la violencia delincuencial en El Salvador.

Considera que al ver los resultados desde que el Ejecutivo implementó el plan antidelincuencial, ciertamente hay una reducción de crímenes a escala nacional, ya sea que se tome en cuenta las zonas donde se ejecuta y aquellos municipios donde no hay acciones de combate directo hacia grupos criminales. Por tanto, a su juicio, la baja de los asesinatos viene desde que se puso en marcha el Plan El Salvador Seguro (PESS) en el 2016, durante la administración presidencial del efemelenista Salvador Sánchez Cerén (2014-2019).

¿A qué atribuye la reducción de los homicidios en el país?

La reducción de la tasa de homicidios se ha dado tanto en los municipios incluidos en el plan, como en los que no fueron tomados en cuenta, dicho eso, uno solo puede pensar que esa reducción es parte de un proceso que venía desde antes del actual Gobierno. Con el Plan El Salvador Seguro entre el 2017 y 2018 ya se habían observado reducciones en la tasa de homicidios en todos los municipios del país y esa es la tendencia que se ha mantenido desde entonces.

Entonces, ¿el Plan de Control Territorial no ha incidido en esos resultados?

Lo que los datos sugieren es que no. Por eso insisto de que la reducción de la tasa de homicidios es tanto en los municipios que contempla el plan y aquellos que no fueron tomados en cuenta. Es la misma reducción, de aproximadamente 0.3% por cada diez mil habitantes.

Eso lo que nos dice es que, si no hay diferencia entre los municipios donde el plan funciona y en donde no está implementado, no se puede atribuir a ese plan.

Pero hay otra cosa. Como esto es una reducción a escala nacional, parece ser que es una continuación de la tendencia que se traía en los años 2017 y 2018, los homicidios vinieron cayendo, especialmente en el 2018 con el Plan El Salvador Seguro. Hoy la tasa de homicidios probablemente va a llegar a niveles similares a los que teníamos en el 2004, que era de 36 o 37 por cada diez mil personas y similar a la que se tuvo durante la tregua con las pandillas.

¿Cree que podría haber una especie de tregua y por eso los resultados?

No me atrevería yo a afirmar nada al respecto, lo único es que es imposible una caída tan abrupta de los homicidios, de venir de los niveles que teníamos antes.

En segundo lugar, es importante tomar en cuenta el hecho de que es probable que ahorita estemos en la parte baja del ciclo de la violencia, es decir, la tasa de homicidios ha tocado fondo y lo que podemos esperar es que se de un incremento muy pronto. Pensemos que cuando se dio la tregua (entre Gobierno y pandillas), los homicidios se redujeron a la mitad, después aumentaron, luego se implementó el Plan El Salvador Seguro y los crímenes comenzaron a disminuir paulatinamente hasta las cifras que hemos llegado a la fecha y eso; es lo que tenemos, parte de un comportamiento de corto y mediano plazo de las tasas de homicidio.

¿A su criterio, se mantendrá esta tendencia? ¿Quedará estable?

La única forma de mantenerla en el tiempo sería a través de algún tipo de acercamiento, acuerdo o negoción con los generadores de la violencia, no veo yo otra salida. Veo un incremento de los homicidios en los próximos meses.

¿Qué hace falta implementar para decir que El Salvador es seguro?

El problema que tenemos es que durante todos estos años, las pandillas, que son los principales productores de violencia, se expandieron territorialmente, se establecieron y fortalecieron y lo que se percibe es que quienes deciden si van a haber más homicidios o no son ellos. El punto importante está en cómo se va a abordar esa problemática.

Creo que los gobiernos deben considerar opciones. Una es tener un tipo de acercamiento con estos grupos; llámelo tregua, negociación o acuerdo, porque para todos es evidente que estos grupos han adquirido poder político y controlan territorios y a quienes viven en ellos. Han llegado a convertirse en actores importantes. No estoy de acuerdo con aquellos que critican al Gobierno por utilizar la represión, y debe de recurrir a eso porque el Estado está en la obligación de recuperar territorios y no es que van a tratar con una congregación de monjitas, si no a grupos de maleantes. El gran reto después, es de construir capacidades en las zonas recuperadas para que la población se involucre también en las actividades de seguridad.

Ricardo Sosa expresa su postura ante reducción de homicidios


Por su parte, el criminólogo y experto en Seguridad, Ricardo Sosa, fue más positivo ante los resultados arrojados por el Plan Control Territorial, esto al decir que este éxito se debe al esfuerzo de la administración Bukele, que ha logrado ejecutar con éxito las estrategias de combate a la delictividad.

¿Cómo evalúa la baja de los homicidios en octubre?

El presidente y su gabinete de seguridad han quebrado sus mejores registros que estaban en los primeros cuatro meses de gestión, imponiendo una nueva marca en sentido positivo sobre los ciclos de la violencia homicida, registrándose un promedio para el mes de octubre de 3.6 asesinatos diarios, lo cual representa por lo menos desde mis archivos que datan de 1999, que esto sería el mejor mes y el mejor promedio diario desde ese periodo; aunque el señor presidente ha informado que según la información privilegiada que dispone, que es el registro más bajo desde la firma de los Acuerdos de Paz.

Esto representa también una disminución en el promedio anual de homicidios, también se ve disminuido al cierre del 31 de octubre de 2019.

¿Esta reducción es producto al esfuerzo de la actual administración presidencial o también se puede tomar en cuenta el trabajo de anteriores administraciones?

En mi opinión es un logro que le corresponde exclusivamente al señor presidente Nayib Bukele y al actual gabinete de seguridad, debido a que el quiebre de los homicidios comienza en junio  de 2019, el gobierno anterior su mejor momento lo cerró tanto en 2018 y 31 de mayo de 2019 con 9.2 homicidios diarios. Mientras tanto, el presidente Bukele desde su primer mes de gestión lograron disminuir los porcentajes mensuales y anuales de tal manera que el primer mes registró una disminución a 7.7 homicidios, luego en julio 5.0, agosto 4.2, septiembre con una pequeña alza de 4.8 y el quinto mes de gestión con 3.6 homicidios diarios.

Por lo tanto, tiene mérito este avance, estos logros en materia de seguridad pública y ciudadana, no tiene más protagonistas que el mismo señor presidente.

¿Habría un pacto entre el gobierno y las pandillas como se registró en el pasado?

No encuentro ningún elemento hasta el 31 de octubre, que me permita generar una posibilidad de que esas versiones que proceden de la oposición y de los adversarios del presidente Nayib Bukele, que se le pueden atribuir al actual gobierno.

No existe ningún indicio que pueda hacer presumir y más bien se trata de una opinión sesgada que lleva a más polarización política de la cual el país está cansado de que los adversarios políticos siempre traten de buscar no solo un comentario de oposición sino que van buscando implicaciones criminales o delictivas que en las acciones contundentes y categóricas de la Policía Nacional Civil, Fuerza Armada y Centros Penales.

¿Se puede seguir dando más cifras a la baja en los meses siguientes de la administración Bukele?

El reto del presidente y del gabinete es la sostenibilidad y de tratar de disminuir y de continuar quebrando sus propios registros por muy histórico que se convierta octubre de 2019, todavía no es suficiente porque ya demostró el gabinete que pueden revertir los ciclos de violencia, combatir la criminalidad y que han encontrado la ruta para establecer la ruta de ser modelo de seguridad ciudadana y permitir el desarrollo de los ciudadanos.

Por supuesto, esto no implica que ya no van a haber homicidios y que no van a existir con repunte de asesinatos pero lo que sí está demostrado que esta tendencia hasta el momento es innegable e irrefutable estadísticamente y tiene un respaldo de la FGR y el Instituto de Medicina Legal que son instituciones independientes al Ejecutivo.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias