spot_img
spot_img
sábado, 25 de septiembre del 2021

Enviado especial de EE.UU. le recuerda a presidente Bukele la necesidad de la división de poderes

Gobierno responde a EEUU que no va a echar para atrás cambios políticos realizados por la nueva asamblea dominada por el oficialismo

spot_img

El enviado especial de Estados Unidos, Ricardo Zúñiga, indicó que sostuvo una reunión en la tarde del martes con el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, con quien abordó sobre el fortalecimiento de la democracia y la división de poderes.

“Fue una reunión cordial”, dijo Zuñiga.

El enviado especial insistió, que la decisión de destituir a los magistrados de la Sala Constitucional y el fiscal general el 1 de mayo “no fue apegada a la Constitución”.

“Aquí yo creo que es importante decir que no estamos de acuerdo con la decisión tomada por la Asamblea Legislativa, a nuestro criterio lo mejor sería restaurar la situación que existía el 30 de abril”, indicó.

Zuñiga indicó que viajó a El Salvador para entender y llevar la información a la Casa Blanca, al Departamento de Estado y al Congreso de Estados Unidos. Aseguró que su visita al país servirá para “determinar los próximos pasos” por parte de la nación norteamericana.

“Nuestra evaluación, y nuestro criterio es análisis legal, nuestra visión es que la decisión (destituciones) del 1 de mayo no fue apegada a la Constitución, ni en el caso de magistrados ni del fiscal”, agregó.

Zúñiga dijo que también sostuvo reuniones con los partidos políticos: Arena, FMLN, Vamos y Nuestro Tiempo. Asimismo, se reunió con representantes del sector privado y de la sociedad civil.

“Yo vine a transmitir un mensaje de preocupación”, aseguró Zuñiga. Reconoció que las reuniones con el Ejecutivo y el Legislativo fueron “muy productivas”, no obstante, dijo que siguen pensando que “no se cumplió con los requisitos de la Constitución” tras las destituciones de los funcionarios. 

“Nosotros salimos de aquí pensando es que nuestra impresión inicial de que no se cumplió con los requisitos de la constitución, sigue vigente, fue importante entender los argumentos contrarios y hacerlo en un espíritu de respeto, pero lo esencial es volver un pleno apagamiento a la constitución y la ley”, comentó.

Según Zúñiga, “lo que pasa es que hay mucha preocupación en el congreso de Estados Unidos, un activo participante en la política exterior de Estados Unidos. Tenemos leyes que rigen la cooperación con los países y es importante entender el contexto”.

“Voy a tener reuniones con la Casa Blanca, el Congreso, el Departamento de Estado, para analizar lo que hemos visto esta semana y decidir qué tenemos que hacer para avanzar en esta agenda de avances compartidos con El Salvador, para mejorar los intereses nacionales de ambos países”, señaló.

Y advirtió: “Tienen que analizar que áreas de cooperación pueden ser afectadas, si hubo decisiones que estuvieron fuera del marco legal”.

Nuestra visión es que lo más importante es trabajar dentro del marco de la constitución, dentro del marco de los procedimientos establecidos, para generar confianza en la comunidad internacional y mas que todo en los salvadoreños”. Ricardo Zúñiga.

El diplomático recordó que el Congreso hay una ley que cumplir sobre un listado de personas involucradas en actos de corrupción, la llamada Lista Engel.

“La visión del congreso, que nosotros compartimos como administración, es que es importante atender los problemas que provocan la migración, se basan en el apegamiento estricto al Estado de Derecho, atender cuestiones relativas a la impunidad y la corrupción, crear confianza a la inversión extranjera y doméstica, estamos del lado de los salvadoreños”, señaló.

Zúñiga reiteró que entre las prioridades estadounidenses en la región están  “la seguridad, gobernanza, prosperidad y también la importancia de una cultura democrática y eso incluye a la libertad de prensa”.

Reacciones del gobierno luego de la reunión con Zuñiga 

Tiempo después que Zuñiga brindara estas declaraciones, salió a flote la versión del gobierno que expone la negativa de volver al orden anterior.

El primero en salir a la defensiva fue el diputado de Nuevas Ideas y presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro, quien negó que entre los temas abordados en la reunión sostenida con el enviado de Estados Unidos figurara la imposición de los cinco nuevos magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). 

“Esa decisión no tiene cuenta atrás”, mencionó. 

Mensaje que fue respaldado por el presidente de la República, Nayib Bukele, quien fue categórico en decir que El Salvador está haciendo cambios “irreversibles” y no volverá al pasado.

Esta reacción fue expresada por el mandatario para todos los que creen que el país debería regresar al pasado, sin embargo la población habló el 28 de febrero y fue claro el mensaje de que no se quiere estar como antes.

“Los cambios que estamos realizando son irreversibles. No vamos a volver al pasado, iremos hacia el futuro”, expresó el mandatario.

En este sentido, Bukele se refirió a que todos aquellos que esperan que El Salvador continúe como antes mejor deberían acompañar esta nueva etapa del país, porque será la nueva realidad.

“Quisiéramos que nos acompañaran, pero si no lo desean, los comprendemos”, recalcó.

Finalmente, el vicepresidente, Félix Ulloa, reiteró su apoyo a la decisión de la Asamblea oficialista de destituir a los magistrados de la Sala de los Constitucional y al Fiscal General de la República, y nombrar reemplazos afines al Gobierno de manera inmediata sin mayor deliberación ni discusión previa en el tema.

Expertos han criticado la decisión de la Asamblea porque se utilizó dispensa de trámite para realizar la elección y no hubo un estudio de los perfiles de los abogados. Además, por irrespetar el artículo 186 de la Constitución debido a que las personas nombradas como magistrados no están en listas de 30 abogados que emitió el Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ) que envió en el 2018.

Sin embargo, en una entrevista radial, Diana Verónica y Tony, el vicemandatario aseguró que la Asamblea oficialista tomó una “decisión de carácter político y tenía la capacidad de hacerlo según la Constitución”. Agregó que no se conformó una comisión para evaluar los perfiles de los abogados porque “los funcionarios destituidos no estaban siendo juzgados ni acusados por algún delito.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias