spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 29 de julio del 2021

El Salvador y Honduras fueron más hábiles que Guatemala para negociar con EE.UU.

En las negociaciones con Centroamérica, la potencia mundial ofreció ciertos beneficios a cambio de que los países del istmo recibieran a solicitantes de asilo.

spot_img

Guatemala parece haber sido la menos favorecida de los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica luego de concretados varios acuerdos con Estados Unidos, en parte, consideran expertos en el tema, porque no se tuvo la habilidad para negociar ni se aprovechó la posición geoestratégica del país que es la puerta de entrada a México, publica el Periódico Prensa Libre.

Tanto Guatemala como El Salvador y Honduras firmaron acuerdos migratorios de asilo con Estados Unidos para que esas naciones aceptaran recibir a solicitantes de asilo. Hondureños y salvadoreños, recibirían a requirentes de asilo de países más al sur.

Y aunque resulta evidente que al implementarse los acuerdos sería Guatemala el país que tendrá la mayor carga de migrantes puesto que de Honduras y de El Salvador sale la mayoría de los solicitantes de asilo, pareciera que eso no se puso sobre la balanza la hora de negociar o Estados Unidos no lo tomó en cuenta.

En el caso de El Salvador, Estados Unidos recientemente le otorgó la ampliación por un año del Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés) que protegerá de la deportación a más de 260 mil salvadoreños. Mientras que, para Guatemala, 15 días después de firmado el acuerdo de asilo, se produjo una serie de redadas en Misisipi que dejó cerca de 400 guatemaltecos detenidos, muchos ya fueron deportados y dejaron a sus familias en aquel país.

Por haber aceptado firmar el acuerdo de asilo, EE.UU. aceptó acordar con Guatemala un convenio para el otorgamiento de 24 mil visas H2A para trabajadores del sector agrícola; sin embargo, días después, la potencia mundial firmaría uno similar con Honduras, con la diferencia que este también incluyó visas H2B, para el sector de la construcción, uno de los rubros en los que más se desempeñan los guatemaltecos.


Al igual que Honduras, aparte del acuerdo migratorio de asilo, Guatemala accedió a firmar otros dos: de seguridad fronteriza, y para el intercambio de datos biométricos. El Salvador, hasta la fecha, solo ha firmado el relacionado al asilo.

Conocedores de política internacional consultados creen que Guatemala no tuvo la suficiente capacidad de negociación o bien sea, intencionalmente no puso sobre la mesa todos los factores que pudieron haber inclinado la balanza a su favor, aunque sea un poco más.

Por ejemplo, se pudo aprovechar la preocupación natural de EE.UU. por su seguridad, debido a la posibilidad de que criminales se infiltren como migrantes irregulares, en tal sentido Guatemala tiene una posición geográfica de mucho interés para aquel país.

De esa cuenta se pudo haber negociado el otorgamiento de muchas visas más de trabajo y en varios sectores de la economía estadounidense, toda vez que esta ha crecido y existe una gran demanda laboral en muchos campos.

El internacionalista Jorge Wong expuso que en las negociaciones faltó habilidad, y duda de que el Gobierno de Guatemala haya tenido la intención de poner a negociar a la gente más capaz para tratar de lograr más beneficios.

“Da la apariencia de que fue un servilismo, de que no hubo negociación sino aceptación de condiciones. También pareciera que lo que quieren —los funcionarios de Guatemala— es salir de todo esto porque han sido tan atacados por todo lo que han hecho mal”, afirmó Wong.

El analista refirió que la actual política migratoria de EE.UU. no es del Estado como tal, sino del presidente Donald Trump, por lo cual los acuerdos podrían caerse si avanza el juicio político para destituirlo (conocido como impeachment, en inglés) que los demócratas impulsan y que ocasionaría su salida de la Casa Blanca.

Wong expuso que, a pesar de las presiones históricas de EE.UU., Guatemala pudo haber obtenido mejores resultados en la negociación.

“Se pudo haber hecho más, muchísimo más, sabiendo que Guatemala representa un interés de primer nivel en el tema migratorio, pero no lo hicieron, por desconocimiento, ignorancia o falta de interés”, añadió.

Pero la Cancillería guatemalteca descarta que El Salvador u Honduras hayan  salido más beneficiados que Guatemala en las negociaciones.

Según la oficina de Comunicación de esa dependencia, en el caso del TPS para los salvadoreños no fue un beneficio producto de las negociaciones actuales, sino que solo se amplió algo que ya existía. Asimismo, añadió que no se trata de quién salió más o menos favorecido, puesto que son “cuestiones diferentes”.

spot_img

También te puede interesar

CP / Agencias Internacionales
Redacción ContraPunto / Agencias y diarios internacionales
spot_img

Últimas noticias