spot_img
spot_img
domingo, 17 de octubre del 2021

El Salvador urge de una nueva disciplina fiscal

El no contar con la Ley de Responsabilidad Fiscal, se ha traducido en una retranca para la aprobación de nuevo financiamiento

spot_img

El Secretario Técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, manifestó este lunes que existe un acuerdo sobre la necesidad de aprobar una normativa fiscal contenida en una ley que contribuya a atajar la crí­tica situación fiscal a la que se enfrenta El Salvador.

Lorenzana indicó que desde el Gobierno anterior hay un compromiso y se dio iniciativa a una ley, sin embargo,  la Asamblea Legislativa “no tuvo la capacidad de concretar acuerdo y  aprobar la legislación”.

El no contar con la legislación se  ha traducido en una retranca pues la oposición ha alegado que no apoya la aprobación de nuevo financiamiento por la carencia de esta Ley que garantice un manejo eficiente de los recursos.

“Se hace necesario establecer con disciplina fiscal los criterios que debe regir las finanzas públicas, se hace necesario una reglamentación más especí­fica”, acotó.  

El presidente Salvador Sánchez Cerén, aseguró el pasado sábado que los diversos sectores sociales están conciliando  entendimientos y que próximamente se firmarí­a y aprobarí­a en la Asamblea Legislativa una Ley de Responsabilidad Fiscal.

De acuerdo con Cerén la Ley, “permitirá al paí­s tener certeza del camino en el área de las finanzas, trabajar más el tema de los ingreso del paí­s y también adecuar los gastos necesarios que el paí­s tiene que hacer”.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), ha sido claro en torno a las necesidades de un acuerdo polí­tico, mismo que a juicio de Lorenzana se debe reflejar en la aprobación de los $900 millones y la Ley de Responsabilidad Fiscal. “Esta serí­a una base solidad para establecer un acuerdo”, valora el funcionario.

El asegurar financiamiento y apoyo presupuestario servirí­a para atajar los efectos en caso de un ajuste fiscal.

Para reorientar el rumbo de en materia fiscal, el FMI explicó que se necesita un ajuste fiscal del 3 % del PIB,  sin embargo, considerando la vulnerabilidad de la economí­a salvadoreña se propone que sea gradual entre los años 2017 y 2019.

Advirtió que para poder lidiar con los desafí­os sociales y de pensiones, realmente el ajuste fiscal deberí­a ser del 4 al 5 %. El FMI enfatizó que pese a la situación, un ajuste fiscal no lo resuelve todo y es por esto que El Salvador debe buscar las ví­as para potenciar su crecimiento económico.

También se contempla un aumento al IVA, hacer más progresivo el impuesto sobre la renta a personas y reducirlo para las empresas.   El Fondo recordó que El Salvador es el único paí­s en toda Latinoamérica que cuenta con impuesto a la propiedad, por lo que la implementación de este podrí­a ser otra fuente de ingresos.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias