spot_img
spot_img
viernes, 14 de mayo del 2021

Director PNC: Ha habido exceso en el uso de armas

Arriaza mencionó que la familia de Carla Ayala, policí­a asesinada por su compañero de institución, merece una disculpa pública

spot_imgspot_img

El director de la Policí­a Nacional Civil (PNC), Mauricio Arriaza, anunció que esperan capacitar a los policí­as en materia de derechos humanos. Esto incluye a los miembros que formaban el extinto Grupo de Reacción Policial (GRP), donde trabajaba el acusado de asesinar a Carla Ayala y que ahora sigue prófugo de la justicia.

“Hay que reconocerlo: Ha habido exceso en el uso de armas de fuego”, dijo Arriaza, durante la entrevista con Canal 12. De ahí­ la necesidad de aportar conocimientos a los agentes. “Hay que darles acreditación en derechos humanos”, dijo Arriaza, y prepararlos en “la doctrina del uso de la fuerza” y “el uso racional de los medios a emplear”. Para lograrlo, el director aseguró que se apoyarán en la Procuradurí­a para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH).   

Arriaza también mencionó que los miembros del GRP han pedido que la institución no deshaga el grupo y que, de alguna manera, puedan seguir. El director advirtió que este tema lo siguen estudiando. Que revisarán a cada uno de los miembros para identificar quiénes pueden permanecer.

El GRP es el grupo donde trabajaba Juan Josué Castillo Arévalo, de indicativo “Samurái”. Él está acusado de privar de libertad y asesinar a Carla Ayala el 28 diciembre de 2017 durante una fiesta de la institución. Los otros policí­as que encubrieron y ayudar a escapar a Castillo Arévalo también eran del GRP; jefes incluidos. La manera en que ocurrieron los hechos, con una complicidad evidente al interior del grupo, propició la disolución el GRP y llevó a desmantelar una red de corrupción interna.

Castillo Arévalo fue destituido de la policí­a, pero sigue prófugo.

Arriaza era el subdirector de áreas operativas en ese tiempo, es decir, el GRP estaba bajo su mandato también. En la entrevista señaló que estaba de vacaciones cuando asesinaron a la agente Ayala. Señaló que la sucesión de eventos de aquel diciembre “no se puede justificar”. El director fue más allá y agregó que “la familia (de Carla Ayala) merece una disculpa pública por lo que pasó”.

El GRP también fue duramente criticado por la masacre de San Blas, porque fueron miembros de esta unidad élite los que llegaron a asesinar a ocho personas en la finca con ese nombre en marzo de 2015. Los imputados por este delito fueron absueltos.

Arriaza insisitó en que apostarán por las capacitaciones en Derechos Humanos y pidió “no estigmatizar” a todos los miembros de la institución.

"Siempre tienen que ponerse del lado de la ví­ctima. No del lado de los victimarios", señaló.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias