spot_img
spot_img
martes, 11 de mayo del 2021

Condenan a 45 años de cárcel a policías que mataron a 4 hombres en falso enfrentamiento

Los uniformados cometieron una ejecución extrajudicial en contra de un jornalero y tres pandilleros e intentaron ocultarla con un falso enfrentamiento armado.

spot_imgspot_img

El Tribunal Primero de Sentencia de Santa Tecla impuso 45 años de cárcel a ocho agentes de la Policía Nacional Civil, por cometer una ejecución extrajudicial contra un jornalero y tres pandilleros el 8 de febrero de 2016, en Villas de Zaragoza, La Libertad.

Para ocultar su crimen, los uniformados armaron una escena de enfrentamiento armado, pero les quedarían “cables sueltos” que fueron descubiertos en una investigación que las autoridades hicieron en su contra.

“La policía llegó a la casa donde estaban refugiados los pandilleros, y cuando ellos se percataron de que la policía los buscaba intentaron huir saltando el muro de atrás para escapar, pero no contaban con que uno de nuestros equipos ya estaba del otro lado muro, entonces se produce un nuevo enfrentamiento en el que fallecen otros cuatro pandilleros, y no hubo bajas de policías ni lesionados”, fue entonces la versión oficial.

Por este caso, el Tribunal Segundo de Sentencia de Santa Tecla exoneró de cargos a los policías en julio de 2018, pero la FGR apeló la absolución porque habían dudas sobre la resolución anterior.

Por lo tanto, pasó a la Cámara de lo Penal de Santa Tecla, instancia que ordenó la repetición del juicio.

En este sentido, las investigaciones de la Fiscalía revelaron que los policías ejecutaron a  las cuatro víctimas con armas largas y luego movieron los cadáveres y recogieron los casquillos  para que pareciera un enfrentamiento.

Las víctimas de la ejecución extrajudicial son Carlos Vladimir Nerio Andrade, de 13 años; Edwin Manuel Lemus, de 16; Miguel Ángel López, de 17 y José Armando Díaz Valladares, de 23.

Además, testigos dijeron que los policías solo entraron violentamente a la vivienda sin mostrar si tenían o no autorización, sacaron “a las niñas que estaban en la casa” y a la madre de uno de los jóvenes que se encontraba cocinando. Después, solamente escucharon muchos disparos y cuando salieron dijeron que ya estaban muertos y que eran cuatro.

Uno de los policías acusados fue exonerado de incumplimiento de deberes.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias