spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
lunes, 26 de julio del 2021

Colombia manda ayuda militar a Paraguay para buscar a secuestrados

Llegó este viernes a Paraguay la ayuda de Colombia para buscar al ex vicepresidente del país Óscar Denis y su empleado Adelio Mendoza, quienes fueron secuestrados el miércoles presuntamente por la guerrilla del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP)

spot_img

Un avión del gobierno paraguayo aterrizó este viernes en el aeropuerto de Concepción, unos 400 kilómetros al norte de Asunción, la capital, procedente de Bogotá, donde recogió a los expertos en lucha antiterrorista, cuyo número y especialidad no fue detallada.

El objetivo del gobierno paraguayo, encabezado por el presidente, Mario Abdo Benítez, es rescatar a los dos secuestrados, para lo cual también pidió ayuda a Brasil, la que aún no se concretó.

Indígenas residentes en la zona y familiares de Mendoza se quejan de la forma cómo se ha organizado la búsqueda de los secuestrados por parte de las Fuerzas de Tarea Conjunta (FTC), que integran militares y policías.

La gente conocedora de la región boscosa donde se produjo el secuestro, aseguraron que encontraron huellas en el bosque que indicarían que una persona habría sido arrastrada allí, pero los militares restaron importancia a esa señal.

El presidente Abdo Benítez estuvo este jueves en la zona, habló con familiares de los secuestrados, les  expresó todo el apoyo y adelantó el máximo esfuerzo de las fuerzas de seguridad para rescatar con vida a estas dos personas.

Cerca de la estancia donde se produjo el secuestro se encontraron hoy panfletos, presuntamente del EPP, que se atribuiría el hecho, pero tampoco trascendió el contenido de los mismos.

El político Oscar Denis, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA),  fue vicepresidente de Paraguay entre 2012 y 2013, luego que fuera destituido el entonces presidente constitucional Fernando Lugo mediante un juicio político y asumiera en su lugar el liberal Federico Franco.

La guerrilla del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) opera en ese país sudamericano desde el 2008, pero desde hace varios meses estaba inactiva.

Reapareció esta semana luego que las fuerzas militares mataran a  dos niñas de 11 años, de nacionalidad argentina, supuestamente hijas de miembros del EPP, y que se encontraban en un campamento guerrillero. Su abuela dijo desde Argentina que las menores estaban visitando a sus padres y denunció que fueron asesinadas, ya que no eran miembros activos del grupo guerrillero.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Castillos
Corresponsal en Uruguay y Paraguay
spot_img

Últimas noticias