spot_img
spot_img
jueves, 28 de octubre del 2021

Aseguran que acuerdo de asilo es unilateral y suprimiría leyes migratorias salvadoreñas

La ministra de Relaciones Exteriores defendió su trabajo ante la Asamblea Legislativa, donde fue citada ayer para que explicara como es el desarrollo de este proyecto migratorio.

spot_img

El contenido del acuerdo migratorio firmado días atrás por Estados Unidos y El Salvador, dejaría sin validez la versión de la canciller salvadoreña, Alexandra Hill, quien aseguraba que esta medida serviría para mejorar el clima de seguridad y migración entre ambas naciones, esto de acuerdo a lo expresado por el analista político, Rubén Zamora.

En su momento, la ministra Hill dijo que el tratado era “alternativa para aumentar la migración legal y segura, como planes para ofrecer más visas de trabajo para salvadoreños”.

Sin embargo, Zamora asegura que al leer el documento que encuentra en idioma inglés porque no ha sido facilitado en castellano por el Gobierno , se entiende que El Salvador solamente se compromete a ayudar "en el examen relativo a la cooperación respecto al examen de solicitudes de protección”, es decir, que el gobierno nacional se somete a recibir y a garantizar condiciones básicas a un número no determinado de personas que soliciten asilo en Estados Unidos.

Por lo tanto, con este convenio El Salvador tiene las puertas abiertas para personas de cualquier país que pidan asilo en la nación norteamericana, exceptuando a los migrantes salvadoreños, debido a que “están huyendo de la crisis” que hay en territorio cuscatleco. Por lo tanto, estarían siendo ubicados en México, Guatemala u Honduras.

Ante esta situación, el analista sostuvo que este trato generará altos costos para el país, porque debe garantizar las condiciones básicas establecidas en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, entre ellas: trabajo como cualquier ciudadano salvadoreño, facilidad habitacional y educación.

“Aquí afirma que El Salvador tiene un sistema de protección de refugiados algo que es una gran mentira, porque primero el país es inseguro y los que estamos acá no sentimos seguros, menos gente que viene de otra parte que no conoce a nadie y no tiene casa ni nada”, expresó.

Agregó, que el país no tiene las condiciones para poder atender a esta cantidad de personas asiladas que “a partir de esta fecha están en una lista de espera de 4 años”.

En este sentido, sostuvo que esta medida hecha por Estados Unidos es para poderse quitarse la carga de “unos cuantos miles” de solicitantes de asilo, mediante la creación de la figura del migratoria, que tiene por objetivo enviar a los asilados a  México, Guatemala Honduras y El Salvador donde pasaran el tiempo necesario mientras se resuelve cada uno de los casos.

Explicó que los jueces norteamericanos no dan abasto por la sobresaturación de casos que deben atender, por lo tanto el gobierno de Donald Trump no desea que los migrantes ingresen a territorio estadounidense como sucedió en el pasado.

“En el tiempo de Obama el solicitante de asilo firmaba un documento y era colocado en la casa de la familia que tenía en Estados Unidos, esto mientras el caso se resolvía su caso de asilo. En el caso de Trump, no lo va aceptar ya que no va a permitir que pasen de la frontera y tiene el problema que le colapsaron los centros de detención”, detalló.

Supresión de leyes migratorias salvadoreñas

Para el exembajador salvadoreño este acuerdo es unilateral, debido a que se impone y suprime a las leyes migratorias salvadoreñas.

Indicó que el acuerdo se vuelve un servicio, porque en sus artículos indican que el país se muestra abierto a aceptar todas las imposiciones de Estados Unidos, pero no indica que precio pagarán los norteamericanos por esta atención.

Lo expresado por el analista tiene base en el artículo tres artículo, numeral 1 que textualmente dice que: “El Salvador no podrá retornar o remover a una persona que ha pedido asilo y que le ha mandado los Estados Unidos”. A este se suma, el articulo cuatro numeral cinco que indica que: “El Salvador no puede disputar ninguna decisión de los Estados Unidos sobre un individuo que califique”.

“El manejo del asilo es privativo del Ejecutivo en eso estamos de acuerdo, pero lo que no es correcto es establecer reglas que violan las leyes de migración de El Salvador, que están por encima de los acuerdos y que solo modificando la Ley de Migración por medio de la Asamblea Legislativa, este acuerdo puede tener validez”, expresó.

Asimismo, dijo que el gobierno salvadoreño aceptó la medida sin presión caso contrario con Guatemala y México, que fueron condicionados.

Gobierno salvadoreño defiende su postura

Por su parte, la ministra de Relaciones Exteriores defendió su trabajo ante la Asamblea Legislativa, donde fue citada ayer para que explicara como es el desarrollo de este proyecto migratorio.

Hill Tinoco, explicó a los parlamentarios que este acuerdo es de fortalecimiento para la protección de los migrantes salvadoreños en temas de seguridad y de garantizar sus derechos humanos.

“El presidente Bukele no se va a comprometer a nada que no sea de beneficio para los salvadoreños”, sostuvo.

Enfatizó que el acuerdo va en beneficio de los ciudadanos que por un motivo u otro se ven obligados a migrar forzosamente del país, ya sea por su situación de seguridad o falta de oportunidades,

Por lo tanto, manifestó que es importante definir los próximos pasos y el desarrollo del plan de trabajo en conjunto y de esta manera, saber cuáles serán las responsabilidades del país y los beneficios que se recibirán en términos de financiamiento, fortalecimiento de medidas de seguridad y de mejorar las condiciones de vida de las personas.

“Se tiene que negociar cuáles serán las condiciones y las limitaciones, pues no podemos pretender albergar a migrantes si el país no tiene las condiciones de seguridad, resguardo y protección a los derechos humanos; no podemos aceptar algo que no podremos cumplir”, manifestó.

Estados Unidos anuncia iniciativa de inversión histórica

Mientras tanto, el asesor presidencial de Estados Unidos, Mauricio Claver Carone, anunció una iniciativa de crecimiento económico “histórica” únicamente en los países que firmaron con dicho país acuerdos de migración y de cooperación de asilo.

“Ahora, para esos países que han firmado, y solo para esos países que han firmado estos acuerdos de cooperación con los EE.UU., estamos desarrollando una iniciativa de crecimiento económico que francamente va a ser histórica en el cual vamos a ayudar a estos países con su desarrollo para incentivar al sector privado, a invertir en esos países, a priorizar proyectos de infraestructura en esos países”, reveló el funcionario en una conferencia telefónica.

Actualmente el Gobierno de Estados Unidos está en la fase de implementación de los acuerdos de asilo, lo que implica conformar un plan de implementación que debe definir el procedimiento de traslado de personas, el volumen a ser transferido y la capacidad, que debería estar listo en siete días.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias