spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 03 de agosto del 2021

Asamblea aprueba $320 millones en préstamos para atender emergencia del COVID-19

Los fondos forman parte de los $2 mil millones que los parlamentarios autorizaron en préstamos bajo la modalidad del 70% para el Gobierno y 30% para las alcaldías.

spot_img

El gobierno ya cuenta con al menos tres prestamos avalados que suman un total de $320 millones, para aliviar los problemas financieros que enfrenta el Estado a consecuencia del coronavirus, esto luego que los diputados de la Asamblea Legislativa ratificaran los empréstitos.

Los fondos forman parte de los $2 mil millones que los parlamentarios autorizaron en préstamos bajo la modalidad del 70% para el Gobierno y 30% para las alcaldías.

El primero de los créditos es uno de $20 millones con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (Birf), que financiará el Proyecto de Respuesta de El Salvador ante el COVID-19.

Con los recursos, se fortalecerán los sistemas nacionales para la preparación en materia de salud pública en El Salvador, para dar respuesta a los efectos derivados de la pandemia por el COVID-19. Se busca reforzar los servicios de salud pública esenciales, preparación y desarrollo de capacidades del personal de salud e implementación de una estrategia de comunicación que incluya campañas de prevención en materia de salud.

Según el dictamen aprobado, este préstamo tiene un plazo de hasta 25 años, incluyendo hasta cinco años de período de gracia, los intereses se aplicarían a una tasa de referencia LIBOR, a seis meses, más un margen variable; su amortización será mediante pago de cuotas semestrales hasta la cancelación del mismo.

A dicho crédito no se le aplicará de manera inmediata la distribución acordada debido a que tiene una asignación específica y es “fortalecer los sistemas nacionales para la preparación en materia de salud pública en El Salvador”, lo que requiere que todo el dinero sea utilizado para ese rubro.

Sin embargo, los diputados acordaron reponer los recursos ($6 millones) a las alcaldías en futuras autorizaciones.

“Deberá equitativamente reponerse, el monto destinado a los municipios en futuras autorizaciones y aprobaciones de estos fondos relacionados a esta legislación”, establece el dictamen.

Para los otros $300 millones, los diputados autorizaron al ministro de Hacienda, Nelson Fuentes a suscribir dos contratos de préstamos en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Uno de ellos es por $250 millones que van destinados para el “Programa de Emergencia para la Sostenibilidad Macroeconómica y Fiscal”, mientras que el otro de $50 millones es de “Respuesta Inmediata de la Salud para Contener y Controlar el Coronavirus y Mitigar su efecto en la Prestación del Servicio en El Salvador”.

Las condiciones de los $250 millones son un período de gracia de tres años, un plazo de pago de siete años y una tasa de interés fija de 1.15% más otra cantidad variable.

$154 millones (70%) van para el Estado y $96 millones (30%) a las municipalidades.

Las condiciones de los otros $50 millones implican un período de gracia de 66 meses, 25 años para pagarlo en cuotas semestrales.

En este último crédito también es en el marco de los $2 mil millones, pero no se le asignó una cantidad exacta a las municipalidades.

“Si bien estos fondos son parte del decreto legislativo 608 (el que asigna 70% al Gobierno y 30% a las alcaldías) los mismos serán ejecutados exclusivamente y de manera centralizada por el Ministerio de Salud, por lo cual no podrán ser transferidos a otras instituciones nacionales”, dice el dictamen de los diputados.

Para ambos empréstitos es la primera autorización de la Asamblea; por tanto, deben regresar al pleno legislativo para su ratificación.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias