spot_img
spot_img
martes, 19 de octubre del 2021

Arzobispo pide aprobación científica para vacunación de niños contra el COVID-19

La vacunación para niños mayores de 6 años se habilitó el 13 de septiembre del 2021.

spot_img

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, solicitó que se haga un estudio científico, antes de aplicar las dosis de vacunas contra el coronavirus en el grupo etario de 6 a 11 años, con el cual se certifique que sea correcto el uso de esta medicina en niños.

“Estamos en favor de la vacuna en general pero esos detalles específicos de la vacuna de los niños tienen que haber estudios pertinentes para estar seguros de que es la dosis conveniente y que el niño será protegido con la vacuna”, dijo Alas

El Gobierno de El Salvador anunció el pasado 13 de septiembre el inicio de la vacunación contra covid-19 para la niñez de 6 a 11 años, a pesar de que entidades como la Organización Mundial de la Salud (OMS) han recomendado esperar más evidencia científica que compruebe la seguridad de las vacunas en esta población.

“Con lo de los niños entiendo que es necesario que tengamos la seguridad científica para que no vayamos a tener ningún problema, que ni un solo niño sufra las consecuencias de una dosis equivocada”, advirtió el jerarca católico.

Reiteró que la iglesia católica siempre ha estado en favor de la vacunación, pero que siempre deben existir pruebas científicas que demuestren su efectividad.

“Supongo que aquí se dará a los niños cuando ya se tenga la seguridad que es esa la forma conveniente y la dosis correcta”, señaló.

El Gobierno ha estimado que serán aproximadamente 600,000 niños en ese rango de edad los que serán vacunados.

A nivel internacional, países como Cuba inmunizan desde los 2 años, China y Emiratos Árabes Unidos vacuna a mayores de 3 años, mientras que Sudáfrica, Israel y Chile a mayores de seis años.

Sin embargo a nivel internacional la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) pidió el 13 de septiembre no vacunar a los menores de 12 años, hasta que no haya estudios concluyentes. Y en El Salvador, el mismo día, la Asociación Nacional de Pediatría de El Salvador (ASOPEDES) indicó a través de un comunicado que, “no se cuenta con datos de eficacia suficientes que puedan respaldar la decisión”.

Por otra parte, desaprobó los artículos de propuestas de reformas a la Constitución donde se hace referencia al aborto y eutanasia.

“Pero es triste que se está queriendo presentar a la Asamblea un proyecto donde siguiendo los patrones, bien sabemos de una agenda internacional impulsada por la ONU y por otros organismos internacionales, para imponernos el aborto, la legalización del aborto, que ni le llaman así, sino ‘salud reproductiva’ o ‘interrupción del proceso gestatorio’, y cosas así que han inventado para confundir a la gente”, sostuvo el arzobispo de San Salvador.

Tras la entrega del documento al presidente, Escobar Alas aseguró que son conscientes que “la Constitución política tiene fallos”, como la protección al enriquecimiento ilícito, el negar “una democracia participativa” en donde se ordena, bajo el análisis del sacerdote a la representación “por el único vehículo que son los partidos políticos”, y el proteger a funcionarios con un fueron absoluto.

Pero protestó por la inclusión de la legalización del aborto en las reformas, así como la legalización de la eutanasia, revestida en derecho a “una muerte digna” , y la ideología de género, que según el sacerdote viene a “imponer y decir” que existe una diversidad sexual que intenta “falsear el concepto de matrinonio”.

“Nos ha sorprendido ver un texto tan manipulado y con tanta astucia, y usando el lenguaje que ya usaron en España y que están usando en Argentina, en Colombia, en México, para cambiar las constituciones”, planteó.

Además, alentó a que el país no debería dejarse “doblegar” por “cuestiones internacionales” para cometer “esos absurdos crímenes”.

El religioso aceptó que recibieron a bien que el presidente de la República, Nayib Bukele, asegurara que protegerá el proceso de embarazo antes y durante del mismo, así como después del nacimiento.

Evaluó como positivo que el mandatario indicara, el 17 de septiembre, que no presentará las reformas constitucionales a la Asamblea Legislativa en el que se apoya el aborto, y la eutanasia.

“He decidido, para que no quede ninguna duda, no proponer ningún tipo de reforma a ningún artículo que tenga que ver con el derecho a la vida (desde el momento de la concepción), con el matrimonio (manteniendo únicamente el diseño original, un hombre y una mujer) o con la eutanasia”, publico Nayib Bukele, presidente de El Salvador, a través de sus redes sociales.

Ahora el arzobispo espera que se cumpla con ese compromiso y decisión del presidente, pues de lo contrario se cometerá “una gran falencia”.

El 24 de agosto del 2020 Bukele delegó al vicepresidente, Felix Ulloa, la coordinación del estudio y propuesta de reformas que prevén realizar a la constitución.

El documento donde se plasman las propuestas de reformas fue entregado por parte de Ulloa al presidente Bukele la noche del 15 de septiembre, más de un año después desde que se asignó el estudio.

Las reformas a la Constitución pueden ser aprobadas a través del artículo 248 de la misma Carta Magna, donde se señala que estas reformas podrán acordarse por la Asamblea Legislativa con 43 votos (la mitad más uno de los diputados).

Y para que esta sea decretada deberá ser ratificada por la siguiente Asamblea Legislativa, con el voto de dos tercios de los diputados, es decir 56 votos, además la reforma puede ser propuesta por no menos de 10 diputados.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias