jueves, 12 de mayo del 2022
spot_img

Aprueban US$44 millones para hacer séptimo censo de la población salvadoreña

¡Sigue nuestras redes sociales!

La DIGESYC adquirirá 12,704 aparatos móviles, que serán utilizados para hacer la cartografía y para el empadronamiento censal para ejecutar un próximo censo.

Con 64 votos, los diputados de la Asamblea Legislativa apoyaron la modernización de la Dirección General de Estadística y Censos (DIGESYC), institución que depende del Ministerio de Hacienda y es la encargada de la elaboración de estudios estadísticos sobre aspectos demográficos y económicos del país.

Para ello, los legisladores aprobaron –en la sesión plenaria número 46- que a través del Ministerio de Hacienda se gestione un préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de un monto de hasta $44 millones para financiar el “Programa de modernización del Sistema Estadístico de El Salvador”.

El director de la DIGESYC, Juan Carlos Salman, expuso ante los diputados de la Comisión de Hacienda –mesa de trabajo que emitió el dictamen favorable- que por primera vez esa institución propone levantar el censo de población en dispositivos móviles. Esto lleva consigo, una experiencia nueva en la aplicación operativa de recolección de la información y el manejo del flujo de datos desde la parte informática.

Para ello, la DIGESYC adquirirá 12,704 aparatos móviles, que serán utilizados para hacer la cartografía y para el empadronamiento censal para ejecutar un próximo censo.

A lo largo de la historia, en el país solo se han ejecutado seis censos, pese a que según recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y a lo que dicta la Ley Orgánica del Servicio Estadístico de El Salvador, se establece que estos serán levantados cada 10 años. Ante esto, existe un desfase que abarca cerca de los 15 años.

“Tenemos un censo desactualizado y esto no nos proporciona la condición demográfica, social, de salud, entre otros aspectos importantes que nos involucra como país”, comentó el diputado Kaleb Navarro.

El primer censo ejecutado fue en 1930; el segundo fue hecho 20 años más tarde, en 1950; en 1961, el tercero; mientras que en 1971 el cuarto censo; en 1992, el quinto; finalmente, en 2007 se hizo el sexto proceso que suministró información estadística confiable y actualizada en su momento.

La importancia de realizar un censo es que a través de esas herramientas se obtiene datos estadísticos sobre el crecimiento, distribución y composición de la población, características socioeconómicas, condiciones habitacionales y de servicios educativos que permiten definir, implementar y evaluar planes, políticas y estrategias de desarrollo económico y social sostenible en el ámbito nacional, departamental y municipal.

Al no realizar un registro estadístico no se tiene la regularidad requerida para planificar de la mejor manera en referencia a las tierras salvadoreñas, lo que complica el sistema de cuentas nacionales y las proyecciones de población.

“Pasaron varios gobiernos y no les interesó ni siquiera la cantidad de habitantes que tiene nuestro país”, dijo el legislador Edgar Flores., “Es una herramienta necesaria porque nos va a proporcionar datos actualizados de la realidad y esto va a permitir priorizar la inversión pública”, concluyó.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias