jueves, 12 de mayo del 2022
spot_img

Medardo González llama “presos políticos” a algunos de los 6.9 mil prisioneros

¡Sigue nuestras redes sociales!

Presos políticos llama Medardo González a algunos de los más de 6,9 mil personas que recibieron prisión preventiva, en Estado de Excepción. Maras y pandillas son declaradas terroristas, y no se reconoce su legalidad.

Por Alessia Genoves


Presos políticos” llaman a algunos de los 6 mil personas que permanecen en prisión, tras haber sido arrestadas, bajo la presunción de participar en actividades ilícitas con maras y pandillas. La denominación ha sido compartida por el ex-secretario del partido Frente Farabudo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Medardo González, al referirse a personas que “tienen más de un tatuaje en el brazo, o porque lo hallaron parado ahí en el pasaje de la colonia, y se lo levantaron” las autoridades de seguridad pública, en aplicación del Régimen de Excepción.

La medida de seguridad pretende reducir homicidios, extorsiones, robos y delitos que la Policía Nacional Civil (PNC) asocia con maras y pandillas. Los resultados se resumen en el registro de 19 homicidios hasta el 23 de abril de éste año; cifra que contrasta con lo 77 registrados en la misma fecha del año anterior; y que está muy alejado a los 200 del año 2019.

Sin embargo, 78 denuncias por presuntas detenciones arbitrarias pesan sobre el Estado salvadoreño. El según se destaca del informe del Plan Nacional de Verificación, de la Porcuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) hasta el pasado 8 de abril . Los datos han ido incrementando, y en conjunto con organizaciones sociales, reiteran denuncias a las autoridades, por supuestas afectaciones a personas inocentes, menores con discapacidad, y activistas sociales.

Presos y la política

Más de 16,100 personas han sido detenidas, al ser señaladas de participar en el crimen organizado. El dato responde a los operativos de seguridad desplegados en el transcurso de los 30 días de vigencia del Régimen de Excepción. Estos resultados, a su vez, forman parte de las 590 personas detenidas al término del día de ayer.

6.924 personas, de total de detenidos, habían recibido orden de “detención provisional”, hasta el pasado viernes. Las sanciones responden a los procesos judiciales que definirán su participación en los delitos de “agrupaciones ilícitas” (art. 345 CP).

Pero González presume que algunos de los procesados en detención provisional eran víctimas de la las fuerzas del orden, y “presos políticos”. La definición de éste concepto lo establece la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, como la detención arbitraria de una persona, por sus “ideas políticas”. Sin embargo, la definición también se puede ampliar a un trato “discriminatorio”; y, en última instancia, a condiciones de prisión “claramente desproporcionadas” por “motivos políticos”.

Es un hecho que el Régimen de Excepción responde a una política de seguridad pública que establece, entre otras cosas, la restricción de garantías constitucionales, como la “libertad de asociación” (art. 7 Cn) al de la “defensa” (art. 12, inc. 2 Cn), contra personas acusadas de pertenecer a maras y pandillas.

Sin embargo, el Estado Salvadoreño no reconoce legalmente la participación política de maras y pandillas en el sistema de gobierno. En cambio, fueron declaradas como “terroristas” apenas en el año 2015, por la Sala de lo Constitucional; y sus delitos tienen rigor en la Ley Especial Contra Actos de Terrorismo. Por lo tanto, las personas de cuya participación se compruebe formar parte de estructuras terroristas, no podrían alegar persecución política.

Y para comprobarlo, la Fiscalía General de la República (FGR) debe romper el principio de presunción de inocencia de los imputados, mediante investigaciones. Sin embargo, González indica que algunas de las personas fueron detenidas “porque tienen más de un tatuaje en el brazo”; y que se ha “puesto que son jefes de maras, pero que no tienen nada qué ver. Son presos políticos”, asegura.

Sin embargo, las capturas han sido numerosas; y, entre ellas, la PNC hizo pública la detención de Misael Mejía, alias Danger, de quien sostuvo era un “peligroso terrorista”, y “uno de los 15 cabecillas nacionales de la MS”, operativo que habría tenido lugar en Soyapango (San Salvador). También fue arrestado Rudy González, alas Cuerda, a quien lo definieron como”peligroso terrorista”. Sin embargo, el primero no prestaba tatuajes en su abdomen, mientras que el último sí.

Caso diferente es el de la detención de Christian Machado, un estudiante de 17 años de edad, de la Escuela de Educación Especial de la Libertad. La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) anunció la intervención del caso, alegando la “discapacidad intelectual” de imputado. También es diferente la detención del activista del colectivo Cultura Trans SV, Abel Moya, quien sí poseía tatuajes en su brazo izquierdo, pero fue liberado el pasado jueves. Por las mismas autoridades.

Por otra parte, acusaciones de persecución política han sido reiteradas por otros actores como el mismo partido FMLN, tras el proceso que se ventila en contra de 10 ex-funcionarios públicos por la supuesta recepción de “sobresueldos”. También es una expresión recurrida por representantes de organizaciones feministas, como Pro-vida, Las Mélidas; Una Mano Amiga, entre otras, ante los procedimientos de inspección de sus registros contables por parte de autoridades de seguridad pública, para investigar la posible comisión del delito de “peculado”, por la recepción de fondos públicos, en el caso al que autoridades denominan como “Oenegés Fachada”.

Medardo González invita a a los familiares, a los amigos de todas éstas personas que están padeciendo ya cárcel que están padeciendo ya estas situaciones graves en nuestro país, a que se manifiesten éste 1 de mayo”.

El 1 de mayo, salvadoreños celebrarán la marcha del Día Internacional del Trabajo, para reivindicar los derechos laborales establecidos. Otras agrupaciones, como disidentes políticos; militantes y simpatizantes del partido FMLN, también protestarán consignas como ¡Bukele, basta ya!; ¡Bukele, no te creemos!. ¡Bukele, alto al fraude!; ¡Bukele, debe terminar!”, según detalló González. También, éstos últimos, reiterarán sus denuncias, en favor de sus ex-funcionarios.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto, especialista en temas sociales, culturales y de género
spot_img

Últimas noticias