Por: Alessia Genoves

Durante la segunda semana del mes de agosto, organizaciones sociales de activistas e integrantes a la Federación Salvadoreña LGBT (FESLGBT) denunciaron hechos de violencia en contra de personas transgénero y transexuales del país. Las alertas se concretaron ante el deceso de una mujer transgénero, residente del departamento de La Paz; y ante las amenazas de muerte, suscitadas por un integrante de la diversidad sexual y genérica, en contra de al menos una decena de personas trans.

Ambos hechos de violencia tuvieron lugar durante el pasado jueves 12 de agosto, y responden a un patrón de agresiones en contra de salvadoreños integrantes de la población LGBT. Las vícitmas de homicidios en el país se enumeran en más de 74 casos, de los que 45 corresponden a personas trans, cifra que data desde el año 2011; pero que es aún mayor a los 600 casos registrados por la Asociación Solidaria para Impulsar el Desarrollo Humano (ASPIDH) Arcoíris Trans, desde 1996.

VEA: ASESINATOS DE PAREJAS LGBT NO PARAN. CONDENA DE 15 AÑOS DE PRISIÓN PARA JULIO RIVERA

Una Muerte Trans

Reportes iniciales de un caso de suicidio fueron anunciados por las autoridades de la Policía Nacional Civil (PCN). Según lo detallan organizaciones sociales, como Casa Ruby El Salvador, la víctima responde al nombre de Fernanda Alvarado, una mujer trans con minoría de edad, quien entonces era residente del departamento de La Paz.

Pese a los reportes iniciales, Casa Ruby demandó a las autoridades a “investigar de manera certera y profesional dicho caso”, ya que “se ha dado a conocer que no fue un suicidio sino un asesinato”.

Se le exige o la fiscalía desarrollar todas las investigaciones correspondientes para que la muerte de nuestra compañera Fernanda Alvarado no quede en la impunidad, y se haga justicia en contra de sus perpetradores”, reiteró la organización.

VEA: MEMORIA TRANS REITERAN DENUNCIAS POR VULNERACIONES A DERECHOS HUMANOS EN 2020

Casa Ruby es una organización social con cede en Washington DC, en los Estados Unidos, fundada por la activista salvadoreña, Ruby Corado, que presta atención sanitaria y habitacional a personas trans. Al cierre de su misiva, dedicó sus condolencias y expresó su apoyo a la familia de la víctima.

Las Amenazas

Desde horas de la tarde de ese mismo día, las denuncias y el repudio contra las amenazas de muerte a personas trans ya eran patentes en redes sociales. Las alertas se encendieron con tan sólo un tweet de una cuenta personal, cuyo propietario respondía al nombre de Camile Guzmán Guevara, quien se definía como “defensor de derechos/Teórico Queer/Estudiante de Filosofúa”, entre otras cosas.

VEA: FGR AMPLÍA INVESTIGACIONES PARA DELITOS “DE ODIO CONTRA POBLACIÓN LGBT”

En su contenido, el mensaje dejaba una solicitud abierta de ayuda para “matar 10 Trans”, desde la iniciativa de “limpiar esta sociedad”. El mensaje precedía a una tentativa de suicidio, que se concretaría hasta su acometida. El autor declaró conocer, además, las “direcciones de residencia”.

Con capturas de pantalla, la Red Salvadoreña de Defensoras de Derechos Humanos, ASPIDH y activistas sociales denunciaron las amenazas, expresando su principal preocupación al hecho de que el autor del tweet prestaba sus servicios de transporte a persona de la diversidad sexual, “por aplicaciones virtuales”. Indicaron que el comportamiento del usuario “puede resultar en transfeminicidios”.

VEA: FALLO POR CRIMEN DE ODIO POR ASESINATO A MUJERES TRANS SIN PRECEDENTES EN EL SALVADOR

El Salvador no necesita más discursos de odio, ni promover odio, El Salvador necesita reconocimiento de las personas trans, protección para las personas y familias trans, y reparación para las familias que han perdido a sus seres queridos LGBTI”, manifestó Casa Ruby.

Durante el año ya se han reportado los decesos de al menos cinco personas trans. Entre los casos se enumera el de Zashy del Cid, quien falleció días después de ser asestada por un disparo de arma de fuego en su pulmón derecho, la noche del domingo 27 de abril. Asimismo, al presunto caso de suicidio Fernanda Alvarado, precede el de Josselin Alejandra, quien, según los reportes de la corporación policial, habría decidido acabar con su vida, poco antes de su 19° cumpleaños.

VEA: PANDEMIA REDUJO GARANTÍAS SOCIALES A MUJERES TRANS, DESTACA ALEJANRÍA

Las mujeres trans tenemos una tasa de suicidios elevada al rededor del mundo, especialmente en Latinoamérica, que es uno de las regiones más violentas del mundo. Prácticamente ella (Josselin) fue víctima de la exclusión, víctima de todo este sistema que niega los derechos de las personas trans”, explicó, en su momento, la representante del Colectivo Alejandría, Karla Guevara a ContraPunto.

VEA: MEMORIA TRANS REITERAN DENUNCIAS POR VULNERACIONES A DERECHOS HUMANOS EN 2020