Especiales de la SemanaVIH: Organizaciones denuncian -$100 mil de des-financiamiento

VIH: Organizaciones denuncian -$100 mil de des-financiamiento

¡Sigue nuestras redes sociales!

-$100 mil dólares dejarán de recibir organizaciones contra el VIH en la propuesta Presupuesto General de la Nación 2022. Denuncian que podría desfavorecer el comportamiento de la epidemia.

Por: Alessia Genoves


El gobierno salvadoreño dejará de erogar $100 mil dólares a organizaciones sociales para la lucha contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Humana (SIDA), según lo establece el proyecto del Presupuesto General de la Nación 2022. La Mesa Temática del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) denuncia el debilitamiento ínter-institucional, y demanda la inclusión social y el incremento de la inversión.

Asimismo, advierte que la propuesta de Ley de Agentes Extranjeros podría reducir la inversión de los proyectos contra el VIH, proveniente de la cooperación internacional. Demandan que la ley no aplique en el Registro de Agentes Extranjeros a las instituciones cooperantes para la lucha contra el SIDA.

La demandas fueron expresadas durante la conmemoración del Día Mundial de la Respuesta contra el VIH, que las organizaciones sociales celebraron el pasado 1 de diciembre, en compañía con la Procuraduría para al Defensa de los Derechos Humanos (PDDH); en el Parque Cuscatlán y en el Palacio Nacional.

-$100 mil a ONG´s


$100 mil dólares dejarán de beneficiar a seis organizaciones sociales para el siguiente año, según lo indica el Ramo en Salud del Presupuesto General de la Nación 2022. La Mesa advierte que la nueva normativa impactará en el trabajo recurrente de las instituciones, y debilitará los proyectos de prevención, sensibilización y de contención epidemiológica contra el VIH, que ha venido desarrollando con el Estado, desde las últimas décadas.

Lamentamos ésta decisión apresurada, porque realmente porque nuestras organizaciones no son organizaciones de fachada, sino que son organizaciones que nacen de las poblaciones clave, o población en condición de vulnerabilidad: trabajadoras sexuales, personas con vih, comunidad lgbt”, explicó el integrante de la Mesa y representante de la Fundación Nacional para la Prevención del SIDA, Francisco Ortiz

Y aunque Fundasida figura en el presupuesto 2022 como beneficiaria de $25 mil dólares anuales, la normativa excluye a la Fundación Inocencia, que recibía $30 mil dólares anuales; de la misma forma que la Asociación Atlacatl Vivo Positivo, contaba con un presupuesto de $25 mil dólares anuales.

Asimismo, la Asociación Nacional de Personas Positivas; la Asociación Comunidad Internacional de Mujeres con VIH- SIDA Capítulo El Salvador y la Asociación Red de Personas con VIH SIDA (REDSAL+), recibían cada una $15 mil dólares anuales.

Todos aquellos proyectos en relación a la epidemia del VIH, se han visto afectados; todos aquellos proyectos que hacían proyección social de reducción del estigma y la discriminación, alfabetización de derechos humanos, todos aquellos proyectos que iban de la mano encaminados a mejorar la respuesta de VIH”, explicó a ContraPunto la integrante de la Mesa y representante de Amanecer Propositivo, Katherine Serpas.

Hasta el año 2019, El Salvador era el primer país en reducir el contagio del VIH, respecto a otros de la región Latinoamericana, según lo reconoció la Organización Mundial de la Salud (OMS). Hasta el mes de noviembre de ese año, eran 1036 las personas diagnosticadas; y en 778 hasta en 2020, en esa misma fecha, mientras transcurría la Pandemia del Covid19.

Los actores que están enfrentando la epidemia cada vez son menos. Y la epidemia está activa. Tenemos siempre reportes de personas nuevas infectadas por el virus; por lo tanto, no podemos parar; la lucha tiene qué continuar”, dijo el representante de Atlacatl, Nery Rivas.

La Mesa sostiene que la ausencia de las contribuciones sociales podría reducir el trabajo de las organizaciones para la contención epistemológica del VIH, y elevar la transmisión del virus. .

Estamos en un panorama desfavorable, dado a que el impacto del covid19 ha venido a ser como una cortina de los nuevos casos; porque, realmente, no es que no hayan casos, sino que toda la atención se está dirigiendo al covid19; y no hacia la prevención del VIH. Entonces, se está restando la importancia que tiene el VIH con respecto a ese registro”, añadió Serpas.

Sin embargo, la Mesa ya hizo una solicitud a la Comisión Nacional Contra el VIH, del Ministerio de Salud, para demandar el fortalecimiento en las organizaciones que se vieron “recortadas” por el nuevo Presupuesto. Ortiz aseguró que la respuesta del sistema de salud podría darse al final del año.

Ley de Agentes Extranjeros contra VIH

En 1984 fue diagnosticado el primer caso de VIH positivo en El Salvador. Los casos fueron incrementando desde las primeras dos décadas. Ya han transcurrido más de 37 años, y organizaciones sociales como Atlacatl fueron de las primeras en hacer incidencia con el gobierno; y cooperación con organizaciones internacionales.

La cooperación internacional ha beneficiado, durante décadas, a instituciones que no han recibido ayuda del gobierno salvadoreño, como la Asociación Entre Amigos LGBT, Grupo Jacobs Latinoamérica, entre otras.

Nuestras organizaciones contribuyen a la reducción de la epidemia, a la reducción del estigma, porque lo que hacen es vincular, visibilizar a personas que tienen el virus del VIH; empoderar a las personas para que conozcan los derechos humanos; y que sepan que no es normal que se discriminen o que se vulneren los derechos humanos en el sistema educativo, en el sistema de salud, en el sistema de trabajo”, aseguró Ortiz.

La Ley de Agentes Extranjeros, sin embargo, establece excepciones en la participación política y económica de organizaciones del exterior. Asimismo, regula la participación de los actores extranjeros, a través del Registro de Agentes Extranjeros, que aplica sobre empresas y asociaciones y fundaciones sin fines de lucro (art. 3), sobre las que aplica un 40% de impuestos sobre las transacciones.

Para Serpas, ésta propuesta “afecta directamente el trabajo de las organizaciones”. De acuerdo con Rivas, “impediría que haya cooperación hacia las organizaciones que trabajamos en la prevención y en la atención en la epidemia del VIH. Por lo tanto, no es una ley conveniente. Es una ley que impide que haya un trabajo amplio sobre la respuesta”.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Alessia Genoves
Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto. Especialista en temas sociales, económicos y de género. Editora de cultura.
spot_img

Participe con su comentario

También te puede interesar

Últimas noticias