viernes, 21 junio 2024

Sindicatos pro-Bukele piden a Asamblea $400 del mínimo y reformar Código de Trabajo

¡Sigue nuestras redes sociales!

$400 de Salario Mínimo, Reformas al Código de Trabajo y Ratificación del Convenio 184 de la OIT exigen 250 sindicatos al gobierno. Unidad Sindical reconoce la labor de ministro de trabajo, Rolando Castro.

Por Alessia Genoves


$400.00 USD de Salario Mínimo, reformas al Código de Trabajo y la ratificación al Convenio 184 de la Organización Internacinal del Trabajo (OIT) son tres de las demandas que 250 organizaciones sociales hicieron al gobierno salvadoreño. La petitoria se manifestó en la marcha por al Conmemoración al Día Internacional de la Clase Trabajadora, que se desplazó desde el Monumento a la Constitución hacia la Plaza México, San Salvador. 

Rolado Castro, el titular del Ministerio de Trabajo (Minstrab), acompañó a las gremiales durante la marcha, y formalizó la recepción de demandas desde su apostillado oficial. Otro punto a destacar es que Castro recibió el reconocimiento oficial de la agrupación de sindicatos, todas adscritas a la Unidad Sindical Salvadoreña, por su representatividad y afinidad con la misma -desde su perspectiva-. 

Y es que Castro y el sindicato han comulgado tanto posturas a favor como en contra del trabajo ministerial y legislativo. Castro, de hecho, fue el primero en referir sus críticas hacia el trabajo legislativo, particularmente en la Comisión de Trabajo. Éste punto lo comulgó el miembro de la Unidad y representante de la Federación de Sindicatos Azucareros y Bebidas de El Salvador, Gilberto Nerio, quien advirtió que los futuros votantes lo reconocerán en las elecciones, por lo que “tienen un año para reivindicarse”. 

$400 Mínimo

Marcharon desde la 6:00 AM al medio día, para buscar soluciones a las problemáticas de trabajo con el ministro Castro. El encuentro fue bien recibido, con un reconocimiento certificado por la Unidad Sindical Salvadoreñas. Unas de las demandas más contundentes fue la de elevar el Salario Mínimo a los $400.00 USD, un monto implica un incremento de $55.00 USD más, respecto de los $365.00 USD que se establecen en el Salario Mínimo. 

ContraPunto hace memoria a sus lectores que la última reforma a la Ley de Salarios estableció un incremento mínimo del 19.2% a un máximo del 102.6%, el 2 de junio de 2021. El mínimo incremento se vio reflejado en los $365.00 USD para el Salario Mínimo en el Sector Comercio; en adelante, el mismo resultado se vio reflejado en el sector laboral de la Industria y del sector del Ingenio Azucarero. También favoreció al sector de Maquila, con $365.00 USD  

También se vieron favorecidos, pero no con el impacto más alto, los sectores de Cáñamo y de Beneficio del Café, concretando una emisión de salario de $273.00 USD; y en los sectores de la Recolección del Café y Agrícola, con salarios respectivos de hasta $243.46 USD. Sin embargo, la petitoria responde al incremento de la inflación, y al consecuente incremento en los precios de productos del consumo. De tal forma, la Canasta Básica Urbana (CBAU) se define en hasta $28.14 USD más que en el mismo período del año 2024, llegando a un precio de $249.08 USD. 

$30.40 USD más vale la Canasta Básica Rural (CBAR) en un año, de modo que el precio actual es de $178.73 USD, según así lo detalla la Oficina de Estadística y Censos (Onec) del Banco Central de Reserva (BCR). El saldo sobrante de la CBAU para un cabeza de familia es de apenas $116.00 USD; mientras que en la CBAR llega a los $176.00 USD, en relación con el salario mínimo, y en el escenario en el que sólo uno de los integrantes del grupo familiar tiene trabajo formal, con salario mínimo.

Consideramos importante y necesarios que tanto los trabajadores públicos y de la empresa privada, donde podemos notar que los salarios son bastante bajos y que no alcanzan para que una familia pueda tener acceso a una alimentación adecuada”, dijo a la prensa la representante de la Unidad Sindical, Marta Campos.

Convenio 184

Inclusión social a trabajadores agrícolas, de la construcción y pequeños productores son las demandas a las que responde la propuesta por la ratificación del Convenio 184 de la OIT, mismo que recibe el nombre oficial de “Convenio sobre la seguridad y la salud en la agricultura”. El mismo se sumaría a los 5 convenios aprobados durante el segundo año de la presidencia de Nayib Bukele, acompañada de su ministro de Trabajo, Rolando Castro.

Es decir, el actual quinquenio ha tenido concurso en la ratificación de los convenios 102, por la Seguridad Social; el 148, por los Riesgos Profesionales; el 154, por la Negociación Colectiva; el 183, por la Protección de la Maternidad y el convenio 190, por la Violencia y el Acoso Laboral. ContraPunto ha podido documentar a sus lectores; y las reformas que implicaron al Código de Trabajo los primeros 2 y los últimos 2 en mención. 

Ahora, Gilberto sostiene que el C184 “viene como a darle la protección social a los trabajadores de la construcción, a los trabajadores agrícolas y a los pequeños productores, ya que este rubro, estos rubros están discriminados, están aislados durante toda la vida donde ellos no tienen ni salud ni pensión. Y eso es un sector importante porque es el que siembra la comida de todos los salvadoreños, son los que llevan la comida a la mesa”.

Sin embargo, el C184 está dedicado particularmente al rubro de la agricultura, aunque teniendo cobertura sobre el sector ganadero, avícola, acuícola y teniendo éstos implicación sobre el sector productor. Sin embargo, la OIT aclara en el Convenio mismo que el término agrícola no abarca a la “agricultura de subsistencia, a los procesos industriales que utilizan productos agrícola como materia prima y los servicios conexos; así como la explotación industrial de bosques”(art. 2). 

Desde luego que el C184 también implica al Estado el establecimiento de una legislación nacional de trabajo en “materia de seguridad y salud en el trabajo en la agricultura”; así como en la definición de derechos y obligaciones de trabajadores y en el establecimiento de mecanismos de coordinación interseccional (art. 4). Y también impera sobre la previsión y gestión de riesgos para la seguridad laboral, la formación laboral y la suspensión de medidas que supongan un riesgo (art. 7). 

Tampoco el Convenio prescinde de las herramientas particulares para proteger su situación laboral. Entre ellos, el derecho de los agricultores a ser informados de su situación de salud; a la evaluación médica y a apartarse de cualquier peligro, sin perjuicio de su integridad (art. 8). A éstas normas se adscribe la disposición de maquinaria certificada, de incluir instructivos y advertencias del fabricante y que los empleadores lo comprendan (art. 9). En última instancia, la ley también aplica a los trabajadores jóvenes (art. 16); a lo trabajadores temporales y estacionales (art. 17) y a trabajadoras, sobretodo en embarazo,, lactancia y salud reproductiva (art. 18).

Riña con el Legislativo

Representantes sindicales sostienen que instituciones públicas, como la Comisión de Trabajo y la Comisión Agropecuaria de la Asamblea Legislativa “dejan mucho qué desear”, al no verse incluidas algunas propuestas de ley que ellos definen como “vitales para la clase trabajadora”. En consecuencia, instaron a la población salvadoreña a “que funcionarios que no le sirvan a pueblo, y que están devengando salarios del pueblo, no es justo que continúen como funcionarios públicos”, y que éstas “todavía tienen un año para reivindicarse”, refiriéndose a las Elecciones Legislativas de 2024. 

Rolando Castro reafirmó la posición sindical. En una entrevista transmitida en el programa Frente a Frente, y conducida por el periodista -de profesión ingeniero-Moisés Urbina, Rolando castro sostuvo que “en el tema de los diputados, hay unos que son muy buenos y hay otros que no son muy buenos, y hay diputados que no han hecho buen trabajo. Y el pueblo salvadoreño”. También expresó: “Personalmente, no me siento muy bien representado con algunos resultados en el tema laboral”. 

También refirió que una posible reelección de lo diputados -cuestinoados desde la perspectiva labora- serán compensados en los resultados legislativos, puntualizando que “eso es una decisión que el pueblo va tomar”. También añadió: “yo creo que hay algunos alcaldes y algunos diputados que entraron más por el efecto del presidente (Nayib Bukele). Algunos creo yo que se inscribieron, y en su mente nunca pensaron que iban a ser funcionarios públicos por el efecto y la marejada del presidente. Y ya ahora ellos se consideran superdotados y sabelotodos y critican a quienes sea, eso es otra cosa”. 

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

spot_img

También te puede interesar

Alessia Genoves
Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto. Especialista en temas sociales, económicos y de género. Editora de cultura.
spot_img

Últimas noticias