spot_img
spot_img
domingo, 09 de mayo del 2021

Reforma integral del sistema de pensiones

La reforma del sistema de pensiones debe tener las caracterí­sticas siguientes: capitalización individual; solidaridad con los cotizantes de más bajos salarios; pensiones vitalicias que representen un porcentaje relativamente alto del promedio de salario devengado en los últimos diez años; auto-sostenible financieramente.

El sistema de capitalización individual garantiza que el ahorro obligatorio impuesto por el Estado sea equitativo, es decir que los que ahorran más reciban una pensión más alta. Sin embargo, los cotizantes de bajos salarios no pueden ahorrar lo suficiente para obtener una pensión digna, lo que requiere que los cotizantes que devengan más salarios sean solidarios con los de menos salario.

Para que las pensiones sean vitalicias y relativamente altas es necesario lo siguiente: aumentar  la tasa de cotización,  así­ como la edad de jubilación y los años de cotización; invertir el fondo de pensiones en forma segura y que gane un interés justo; disminuir el costo de los seguros de vida e invalidez, así­ como el  de administración del sistema.

La sostenibilidad financiera del sistema de pensiones significa que los ingresos por cotizaciones e intereses de las inversiones financieras deben ser iguales a los desembolsos por pensiones, costo de los seguros y gastos administrativos, actualizados para un perí­odo de setenta años; para ello se requiere la actualización de sus parámetros (tasa de cotización, edad de jubilación, años de cotización, tasa de interés de las inversiones del fondo de pensiones, costo de los seguros, costo de administración) al menos cada diez años, para adaptarlos a las variaciones de las condiciones económicas del paí­s, la esperanza de vida, la estabilidad laboral, el mercado financiero y los costos de administración.

La propuesta presentada por la Iniciativa Ciudadana de Pensiones tiene las cualidades positivas siguientes: incrementa la tasa de cotización (ahorro obligatorio); asegura que los empleadores entreguen las cotizaciones correspondientes a sus trabajador; utiliza el principio de la solidaridad entre los cotizantes (reserva para completar el pago de las pensiones vitalicias y de la pensión mí­nima); plantea medidas para diversificar las inversiones y mejorar la rentabilidad de las mismas; los cotizantes puedan recibir préstamos teniendo de garantí­a su ahorro para pensión; retiro de fondos cuando se tienen enfermedades graves que pongan en peligro la vida;  acceso a servicios de salud después de cierto tiempo de cotización; leve aumento de las pensiones entregadas por las AFP, pero en forma vitalicia; participación de representantes de los afiliados en la comisión de riesgo de las inversiones del fondo de pensiones; reestructuración de la deuda que tiene el Estado con el fondo de pensiones a un plazo mucho más largo; disminución del costo de administración del sistema; prevé el cambio de parámetros del sistema de pensiones en la medida que fuere necesario.

Las debilidades de la propuesta ciudadana son: el monto de las pensiones resulta relativamente bajo en relación al promedio de salarios de los últimos diez años (menos del 45 %); el costo de los seguros y de la administración continúan siendo relativamente altos.

Para hacer un análisis Técnico más profundo de las reformas al sistema de pensiones, es necesario que la Superintendencia del Sistema Financiero disponga de la base de datos elaborada por el Banco Interamericano de Desarrollo.

Santiago Ruiz
Santiago Ruiz
Columnista Contrapunto

Últimas entradas