spot_img
spot_img
domingo, 16 de mayo del 2021

Pensamiento administrativo del Dr. Ernesto (Che) Guevara

El Dr. Guevara era un médico, de nacionalidad argentina, se hizo guerrillero internacionalista en la lucha contra la dictadura en Cuba, ocupó varios cargos como ejecutivo en la administración pública de Cuba, luchó por la revolución democrática en África y finalmente condujo un grupo guerrillero en Bolivia, en donde encontró la muerte el 8 de Octubre de 1967.

Siendo Comandante Guerrillero, el Che es nombrado Jefe del Departamento de Industrias del Instituto Nacional de Reforma Agraria (1959), colaborando intensamente en el inicio del proceso de reforma agraria. Varias empresas agroindustriales norteamericanas fueron nacionalizadas en ese proceso, otras iniciaron acciones de boicot económico y como represalia también fueron nacionalizadas; este proceso de nacionalizaciones obligó al Estado a operar directamente miles de empresas agropecuarias, industriales, financieras y comerciales. A continuación, el Dr. Guevara hizo uso de su capacidad de análisis económico como Presidente del Banco Nacional de Cuba (banco central).

En el año 1961fué nombrado Ministro de Industrias, encontrando que la producción industrial estatal estaba excesivamente burocratizada, como resultado de la aplicación del sistema de planificación socialista utilizado en la Unión Soviética; las limitaciones principales detectadas fueron: el poco interés de los individuos por servir al Estado y superar los problemas identificados, así­ como la falta de organización y de conocimientos técnicos. Rápidamente constituyó un equipo de trabajo con miembros del personal identificados con dos ideas básicas: el complejo productivo industrial manejado por el Estado debí­a ser rentable; y que el sistema administrativo utilizado debí­a aprovechar al máximo la iniciativa de los ejecutivos de cada una de las industrias estatales.

Realizó una profunda reforma administrativa, en que se aplicaron los principios marxistas de administración en forma original, creativa, no burocrática ni institucionalizada. Utilizó un sistema administrativo que bautizó como de Presupuesto, que partí­a del hecho que para obtener un producto industrial se necesita un largo proceso de flujo productivo entre empresas. Estableció un sistema de precios para las transacciones entre las empresas (precios imputados) a partir de los costos de producción; el criterio de éxito de cada empresa estaba en función de la rebaja de esos costos, utilizando el control administrativo, pero también el control individual o personal. El incentivo para que cada empresa realizara este esfuerzo era de tipo moral (concepción filosófica del “hombre nuevo). Para que el sistema funcionara adecuadamente debí­a de hacerse un buen uso de los instrumentos administrativos, tales como: contabilidad, programación lineal (investigación de operaciones), matriz insumo-producto, técnicas de cálculo marginal, computación y presupuesto.

El Ministerio de Industrias se encargaba de asegurar que la producción se cumpliera en toda la cadena de producción y cada empresa hacia todo el esfuerzo posible para que se cumpliera a nivel de unidad productiva. Las principales metas del administrador de cada empresa eran de aumentar la producción y la productividad, así­ como disminuir los costos. Como apoyo al administrador existí­a el Consejo Técnico Asesor, formado por los obreros más destacados de la empresa, con funciones de lo que ahora se conoce en administración como Cí­rculos de Calidad.

Una vez que esa reforma administrativa se consolidó, el Che decidió retirarse de la administración pública y dedicarse a impulsar la revolución en otras regiones del mundo (África y Sur América).

Varios años después se hizo una contra-reforma administrativa del Ministerio de Industrias que restableció el sistema de planificación socialista importado de la Unión Soviética.

Santiago Ruiz
Santiago Ruiz
Columnista Contrapunto

Últimas entradas