spot_img
spot_img
martes, 19 de octubre del 2021

Mejoras a propuesta gubernamental de pensiones

Los dos sistemas contributivos aportan a un fondo solidario para financiar las pensiones mí­nimas y las pensiones otorgadas a los que nunca han cotizado

spot_img

La motivación de la propuesta gubernamental de pensiones fue la preocupación para superar tres problemas del sistema privado de pensiones: su poca cobertura, su baja rentabilidad, así­ como el creciente riesgo de no recuperar la totalidad de los fondos invertidos en certificados de inversión previsional. En el seno del gobierno surgieron tres iniciativas: ampliar la cobertura, de tal manera que un mayor número de trabajadores tuvieran una pensión básica universal, planteada por Casa Presidencial; elevar la rentabilidad del Fondo de Pensiones, impulsada por el Banco Central de Reserva y Superintendencia del Sistema Financiero; y que una parte de las cotizaciones de los afiliados a las AFP fueran pagadas o trasladadas al Estado, para  que con esos fondos poder financiar la deuda contraí­da con las AFP.

Se contrató una empresa consultora extranjera para que analizara la viabilidad de estas iniciativas, la cual hizo las recomendaciones siguientes: descartaban la iniciativa de ampliar la cobertura de las pensiones no contributivas, porque afectan las finanzas  públicas, teniendo que financiarse en última instancia con impuestos a la población; mejorar la rentabilidad del Fondo de Pensiones ampliando sus opciones de inversión, siendo una de ellas la de invertir en proyectos de infraestructura y/o productivos, públicos y privados; implantar un sistema mixto de pensiones para que los actuales y futuros cotizantes paguen solidariamente la totalidad o una parte de las  pensiones que el gobierno se habí­a comprometido a pagar, cuando se privatizó el Sistema de Pensiones.

Con estos antecedentes se nombró una comisión interinstitucional para que formulara una propuesta de reforma del sistema de pensiones, que después de varios meses finalmente se presentó a la Asamblea Legislativa.

La propuesta de un sistema mixto de pensiones mejorarí­a significativamente, si se le hacen las modificaciones siguientes:

“¢ No utilizar las cotizaciones de los trabajadores para pagar la deuda gubernamental de pensiones. Esa deuda debe pagarse con nuevos y mayores impuestos.

“¢ El sistema mixto de pensiones debe estar conformado por tres subsistemas o pilares: Público Contributivo de capitalización (administra las cotizaciones correspondientes a los dos primeros salarios mí­nimos de los trabajadores afiliados), Privado contributivo de capitalización (administra el resto de cotizaciones de los trabajadores afiliados) y público no contributivo (trabajadores que nunca han cotizado).

“¢ Los dos sistemas contributivos tendrán una tasa de cotización del 15 %; cada cotizante tendrá una cuenta de ahorro individual;; el gobierno puede obtener préstamos hasta el 50 % de cada uno de los fondos de pensiones, pagando intereses de mercado; disminuir la comisión por administración de los fondos al 1.3 %; eliminar los privilegios para los cotizantes calificados como “optados”; elevar la edad de jubilación a 65 años para hombres y mujeres para asegurar que la pensión no sea muy baja. El monto de las pensiones estará en función de la capitalización y del apoyo solidario de los otros trabajadores, se estima que la pensión vitalicia ascienda al 70 % del promedio de los salarios de los últimos cinco años.

“¢ Los dos sistemas contributivos aportan a un fondo solidario para financiar las pensiones mí­nimas y las pensiones otorgadas a los que nunca han cotizado.

spot_img

También te puede interesar

Santiago Ruiz
Columnista Contrapunto
spot_img

Últimas noticias