spot_img
spot_img
domingo, 09 de mayo del 2021

Hacia una solución del problema de pensiones

La propuesta de reforma de pensiones que fue presentada en los primeros meses del año 2016 busca crear un régimen de "reparto" basado en la "solidaridad intergeneracional" y otro de "capitalización" asentado en el "ahorro individual". Pretende utilizar los ahorros de los trabajadores para financiar la deuda de pensiones, asumida por el Estado cuando se privatizaron las pensiones y que ha venido creciendo con otras prestaciones que el Estado ha otorgado a los trabajadores, como la pensión mí­nima.

En el mes de Marzo de 2016, se firmó un convenio por un año con el BID para que este realizara una evaluación técnica de la propuesta de reforma gubernamental, dada a conocer unas semanas antes. A las pocas semanas el gobierno declaró que habí­a pedido asesorí­a al BID para que los acompañaran y que esa institución habí­a dicho que esta reforma tení­a el rigor técnico y estadí­stico necesario.

En el mes de Junio, el Fondo Monetario Internacional (FMI) planteó la necesidad de adoptar medidas adicionales para modificar el sistema de pensiones, con cambios esenciales que garanticen su sostenibilidad fiscal y social a largo plazo.

La Superintendencia del Sistema Financiero finalizó una nueva propuesta de reforma del sistema de pensiones, pero no se conocen los resultados de este esfuerzo técnico.

La llamada Iniciativa Ciudadana por las Pensiones, en que los miembros más importantes son las empresas administradoras de fondos de pensiones,  ha venido elaborando una propuesta, con la asesorí­a de un especialista chileno, pero todaví­a no se han dado a conocer los resultados.

Ante la negativa de los partidos de la oposición de aprobar la propuesta de reforma del sistema de pensiones, el gobierno logró que se aprobara una reforma a la Ley del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP), que permite usar el dinero del fondo de pensiones para pagar la deuda de pensiones del gobierno; sin embargo, la Corte Suprema de Justicia admitió una demanda de inconstitucional y como medida precautoria prohibió la aplicación de esas reformas.

En el mes de Noviembre, Medardo González, máximo dirigente del FMLN, expresó que de no llegar a acuerdos para hacer la reforma al sistema de pensiones, pueden verse obligados a "estatizar" las pensiones. 

Como finalizó el año 2016 y no habí­a una sentencia de inconstitucionalidad de usar el Fondo de Pensiones, el gobierno decidió no incluir en el presupuesto de 2017 el dinero para pagar la deuda gubernamental de pensiones.

Hace unos dí­as, el  Presidente de la República hizo un llamado a solucionar el problema de pensiones, planteando que era justo que los trabajadores tengan una pensión al final de su vida laboral, la necesidad de mantenerlas y sostenerlas, dando garantí­as que se van a financiar.

Ante esta situación propongo los principios de una nueva propuesta de reforma de pensiones: la deuda de pensiones existente sea financiada por el gobierno, el nuevo sistema debe comenzar a funcionar sin deudas; que sea un sistema mixto, es decir que los trabajadores con ingresos relativamente elevados se mantengan en el régimen de ahorro individual, para lograr que su pensión no sea tan baja, mientras que los que tengan salarios menores coticen en el régimen de ahorro colectivo o de reparto;  las inversiones a realizar con ambos fondos de pensiones deben ser rentables; el gobierno debe proporcionar el subsidio correspondiente para el pago de la pensión mí­nima; los parámetros técnicos (monto de la cotización, años de trabajo, edad de retiro y monto de la pensión) debe ser el resultado de un estudio técnico (actuarial), que asegure que ambos regí­menes sean sostenibles financieramente.

Santiago Ruiz
Santiago Ruiz
Columnista Contrapunto

Últimas entradas