martes, 25 junio 2024

FMI: El Salvador “no materializa riesgos al BTC” que dan calificadoras

¡Sigue nuestras redes sociales!

FMI dice que no se materializan riesgos por BTC, porque su demanda es baja. Iudop Uca indica que el 3% lo usa; y remesas BTC no fueron más del 2%. Advierte riesgos en la emisión de Bonos Volcánicos. Calificadoras como JP Morgan, Fitch Ratings y Moody’s no simpatizan con la adopción de BTC.

Por Alessia Genoves


$110,4 millones de dólares es la estimación de compras en Bitcóin (BTC). La cifra corresponde a los anuncios extra-oficiales de las adquisiciones de unidades de BTC, anunciadas por el presidente salvadoreño, Nayib Bukele desde el pasado 6 de septiembre de 2021. El gasto corresponde a un fondo de $150 millones de dólares, del Fideicomiso de Bitcóin (FideBitcóin), que debe ser auditado y publicado por la Agencia Administradora de Fondos Bitcóin (ABB).

Los riesgos no se han materializado hasta el momento, debido al limitado uso de Bitcóin”, estimó el Fondo Monetario Internacional (FMI). Ésta declaración fue divulgada éste 10 de febrero, en el informe titulado “El Salvador: Declaración del personal técnico al término de la misión del Artículo IV correspondiente a 2023”. No obstante, empresas calificadoras de riesgo, como Fitch Rattings, Moody`s Inverstors Services y JP Morgan Chase han consignado altas calificaciones de riesgo, presumiendo que la adopción del BTC representaría un riesgo a la economía nacional.

FMI evaluó diversos aspectos macro-económicos del país, sin omitir el estatus de las compras, y políticas públicas que competen al Bitcóin. Valoró el estatus de crecimiento sobre los rubros de inversión pública y la capitalización del turismo (aporte de $2,600 millones de dólares); y estimó una perspectiva de crecimiento en el Producto Interno Bruto (PIB), para 2023, del 2.4%.

Sin riesgos BTC

Grandes riesgos asociados con el uso de Bitcoin en la estabilidad financiera, la integridad financiera y la protección del consumidor, así como los pasivos contingentes fiscales asociados”, fueron planteados por los expertos del FMI, en el informe del Artículo IV, publicado en enero de 2023. El debate redujo las estimaciones, en la declaración divulgada éste 10 de febrero, concluyendo que los “no existen riesgos materializados”.

FMI basa sus conclusiones en datos como los registros del aporte en remesas, y en el uso que se constata en encuestas de opinión. De hecho, de los $7,742 millones de dólares en ingresos de remesas, para el cierre del año fiscal 2022, la Oficina Nacional de Estadísticas y Censos (Onec) identificó que el aporte en BTC, desde los cajero Chivo, apenas rindieron un aporte del 2%.

Por si fuera poco, la última encuesta del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Centro Americana “José Simeón Cañas” (Iudep Uca) indica que sólo el 2.7% de la población habría usado BTC más de 10 veces; mientras que un 73.9% no lo ha utilizado en el año 2022.

81.7% de la población salvadoreña, de acuerdo con los datos de al encuesta de la Iudop, indicarían que el BTC no afectaría la economía de su entorno familiar, y que “seguirá o seguirá igual”, en contraste con otra importante proporción del 10% de aquellos que no suponen que la economía no ha mejorado; y de oto 5.7% que sostiene que ha mejorado.

FMI y Compras y Bono BTC

$110,439,585.12 dólares es el monto estimado en compras de 2,537 unidades de BTC. El gasto tiene origen de un presupuesto de $150,000,000.00 dólares que establece la ley del FideBitcóin; es decir, que existiría una reserva de $39,560,414.88 dólares de los mismos. No obstante, el valor de los activos, respecto al precio de las compras en el momento, se cuantifica en unos $75,545,640.62 dólares; lo que representa una valuación aproximada de $75,545,640.62 dólares.

Nayib Bukele, el presidente salvadoreño, reiteró valoración similares a las del FMI, desde el pasado mes de noviembre de 2021. El atenuante es que la institución financiera se refiere a la demanda ciudadana sobre el BTC; mientras que Bukele se refiere al rendimiento de la inversión sobre compras de la la moneda, en el mercado internacional: “El Salvador no ha vendido ningún Bitcóin”.

El titular del Ministerio de Hacienda, Alejandro Zelaya, reiteraría que las compras de BTC no representan “ningún riesgo fiscal”. El FMI, en su análisis, no omite referir sus valoraciones favorablemente a la aplicación de la Ley de Emisión de Activos Digitales, de la que existe un factor regulaciones en la Agencia de Fondos Bitcóin (ABB). Ésta última debe velar por la transparencia fiscal de las compras de BTC adquiridas, desde carteras de compras como la de Fidebitcoin.

FMI, por otra parte, recomienda que “debe evitarse la financiación de compras de Bitcóin mediante la emisión de valores toquenizados debido a los riesgos”. Ésta recomendación deriva de la idea que se tiene sobre la fragilidad fiscal, y la especulación. De hecho, en el informe preliminar instaron a eliminar “el estado de moneda de curso legal de Bitcoin”; y estimaron riesgos asociados con la emisión de bonos respaldados por Bitcoin”.

Sin embargo, el gobierno salvadoreño ha anunciado, desde noviembre de 2021, la emisión de $1,000 millones de dólares, con tokens basados en Bitcóin. La idea se comparte con la empresa Blockstream, que trabaja con la tecnología Lighting Network, que promete transparencia fiscal desde la Blockshain. Sin embargo, los títulos valores aún no han sido emitidos, pero la periodista Stacy Herbert informó a la empresa Bitfinex que para éste 2023 podrían comenzar a emitirse.

Calificadoras y riesgos

FMI indica que no existe una materialización de riesgos por la baja demanda en el consumo de BTC, como se ha informado. Sin embargo, la valoración no era la misma en el informe preliminar del Artículo IV; hasta su última actualización. Los riesgos, por tanto, son latentes sobre la marcha de los proyectos de BTC.

Contrario al FMI, otras agencias de calificación de riesgo crediticio no han omitido analizar la situación macro-económica del país, sin que ésta no tuviera implicaciones desde el comportamiento del Estado sobre las políticas que competen al BTC. Las valoraciones, de hecho son similares a las de los expertos citados en el referido informe preliminar del FMI, y se resumen en la adopción del BTC, la fluctuación de su valor en el mercado internacional y aquellas que competen a las compras del mismo.

JP Morgan Chase, por ejemplo, hizo las primeras valoraciones sobre El Salvador y su adopción del BTC.. La misma institución habría también evaluado otros aspectos relacionados con la situación de la deuda externa y los fondos del Sistema de Ahorro de Pensiones, consignando hasta 28 puntos en los Índices de los Bonos de Mercados Emergentes (Embi); que hasta finales de 2022 lograron reducirse a los 22.6 puntos.

Otras calificadoras aún definen a El Salvador como el país con mayor riesgo financiero de la región. Entre ellas, la agencia Moody’s Investment Services, que llegó a consignar una calificación crediticia Caa3 negativa, considerando entre otras cosas la dinámica del BTC. Mientras que hasta febrero de 2022, bajó la calificación a Caa3 estable, considerando el pago de la deuda externa a corto plazo (los $800 millones e intereses al Fondo Monetario Internacional), pero omitiendo la discusión del BTC.

Fitch Ratings también sostuvo que el tema del BTC en el país, reducen la calificación crediticia del país. En última instancia, ha reafirmado la calificación CC, que habría divulgado desde el pasado 22 de diciembre de 2022. Mientras tanto, la agencia Standard And Poor`s (SP500) han consignado al país una clasificación CCC+ desde el año 2022.

Éstas valoraciones reiteradas las ha asumido el titular de Hacienda, Alejandro Zelaya, quien sostiene que los resultados en la calificación de riesgo podrían limitar la adquisición de préstamos con organismo internacionales; pero no así con los multilaterales.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

spot_img

También te puede interesar

Participe con su comentario

Alessia Genoves
Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto. Especialista en temas sociales, económicos y de género. Editora de cultura.
spot_img

Últimas noticias