jueves, 30 mayo 2024

El Salvador y BCIE lanzarán Bono de hasta $75 millones

¡Sigue nuestras redes sociales!

El Salvador y el BCIE lanzarán Bono de hasta $75 millones. Se anuncia el Mercado de Valores de Centroamérica. El Salvador acumula la deuda más alta de la región, pero Embi cae a 13.5 puntos.

Por Alessia Genoves


El Salvador emitirá la primera certificación de deuda, consistente bono que contará con un capital inicial de hasta $75 millones de dólares estadounidenses (USD), dentro del Mercado Regional de Valores Centroamericanos. La premisa ha sido anunciada por el titular del Ministerio de Hacienda, Alejandro Zelaya y del presidente del Banco Interamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi, quienes anunciaron que el país será la cede de la institución financiera.

Zelaya sostuvo que el Mercado Bursátil Centroamericano tiene las capacidades para autofinanciarse; y, también para gestionar los pasivos”, y reafirmó el rol del país en representarlo. Desde luego, ha demostrado ser eficaz en la deuda de corto plazo (EuroSv2023) por $800,000,000.00 USD; sin embargo, es el primer país del istmo con las calificaciones de riesgo menos favorables a largo plazo.

$20,539,081.00 USD definen el monto de la Deuda Externa en El Salvador, un saldo que se suma a los $17,798,400.00 USD de la Deuda Pública del Gobierno Central. Sólo relación ente éstas supera al Producto Interno Bruto (PIB) registrado hasta el cierre del año fiscal 2022, que fue de $32,488,700.00 USD, según se infiere de la información oficial divulgada por el Banco Central de Reserva (BCR). Por si fuera poco, las expectativas de emisión de deuda también se verían sopesadas a la fluctuante calificación de los Índices de Bonos de Mercados Emergentes (Embi), que para el país es de 13.63 puntos.

Bono y bolsa regional

Acordadamos lanzar la primera emisión del Mercado Regional de deuda”, anunció el presidente Zelaya ante la prensa, una premisa que calificó como un “Bonus Track”. Detalló que los títulos valores que consistirán en “una emisión soberana de El Salvador garantizada, en parte por el BCIE (…) podría ser un bono entre 3 a 5 años y el monto a colocar sería entre 50 y 75 millones de dólares en este momento”.

Sería, entonces, El Salvador la cede del Mercado Regional desde el pasado mes de marzo, según lo detalló Zelaya. La iniciativa, según las declaraciones de Mossi, habría sido planteada desde las primeras reuniones sostenidas durante el año 2022, con algunos encuentros con el Consejo de los Secretarios de Finanzas (Cosefin)

Zelaya, sin embargo, no rindió detalles sobre los avances del proceso financiero; pero aseguró que los títulos valores por emitir serían “el primer Bono que que se emitiría en el mercado regional de deuda”, y que ésta se integraría “con las demás Bolsas Centroamericanas”. Vamos a dinamizar nuestro mercado bursátil en Centroamérica, un mercado de alrededor de 120 mil millones anuales en deuda”, también anunció.

Se designó a la Bolsa de de El Salvador, aquí en San Salvador como la bolsa que va a ser las inscripciones de todas estas deudas de los gobiernos que así deseen participar. Esto va a permitir que las bolsas de valores de toda Centroamérica van a tener una nueva ventanilla, que se va a llamar resto Centroamérica”, explicó Mossi a la prensa.

Mossi, pues, reafirmó el interés del BCIE interés por la concreción de un Mercado Bursátil Centroamericano, con “las capacidades para auto financiarse, y también para gestionar sus pasivos”, desde los países de la región. La participación en éste, desde luego, no se limitaría “solo en el sector público sino que también en el sector privado”.

La promesa sostenida entre el ministro de Hacienda y el presidente del BCIE también ilustra el objetivo de “agregar un valor agregado”, una “garantía parcial a ésta emisión, para asegurar que sea una emisión exitosa, con un precio atractivo, y muestre que el Mercado Regional funciona, y que los centroamericanos podemos resolver nuestros problemas”, en conjunto con los mercados de la región, en palabras de Mossi.

Riesgo de Centroamérica

El Salvador, como se ha explicado, ha demostrado su solvencia financiera, en la cancelación de la deuda de corto plazo suscrita con el Fondo Monetario Internacional (BCI), que se cotizó en la Bolsa de Valores de Luxemburgo bajo la nominación EuroSv2023 (ISIN ). La deuda se solventaría hasta el mes de febrero, con el pago de $800,000,000.00, más el pago de intereses, un hecho que cambió las expectativas de riesgo financiero para El Salvador.

Alto riesgo e improbabilidad de pago” son algunas de las defines que se adscriben las calificaciones de riesgo crediticio asumidas por El Salvador, desde varias instituciones certificadas. Hasta el pasado 3 de marzo, la agencia Moody’s Chace Services aún mantuvo la calificación Caa3 Estable, tras consignar la Caa3 Negativa, al reconocer el pago de la deuda con vencimiento en 2023. Otras instituciones crediticias, como Standard and Poors (SP500) aún no han modificado la calificación CC+ Negativa desde el mes de junio de 2022; mientras que la agencia anunció, el pasado 3 de febrero de éste año, que mantiene la calificación “CC”, por una “expectativa de alto riesgo fiscal”.

ContraPunto puede sostener que El Salvador es el país centroamericano con mayor calificación de riesgo fiscal, tras comparar las calificaciones de riesgo de los 5 países centroamericanos con vinculación política territorial. Sin embargo, un ritmo similar a las calificaciones del país sólo podrían ser a las Panamá, ya que Moody’s le consigna una calificación Baa2 Negativa; el SP500, una calificación BBB Estable y Fitch, una calificación BB- Negativa. El polo opuesto obedece a Guatemala, pues Moody’s le consigna una calificación B2 Estable; SP500 le certifica una calificación B+ mientras que Fitch Raitings, una calificación BB+.

Costa Rica, por su parte, es calificado por Moody’s con una calificación B2 Estable; mientras que por SP500, se le adscribe una calificación B+ y por Fitch Raitings, es evaluada con una resultado BB-. El resultado sería superado por Honduras, ya que Moody’s le consigna una calificación B1 Estable; el SP500, una BB- Negativa, pero Fitch le atribuiría una de “AAA”; es decir, con excelente probabilidad de solvencia fiscal.

Otras mediciones de riesgo se dan con el criterio del Embi, evaluado por la agencia calificadora JP Morgan, para la evaluación de la deuda soberana. Particularmente, la actual gestión de pasivos reduciría el riesgo en El Salvador, según representantes de la calificadora; siendo que hasta el pasado 18 de julio de 2022 la calificación era de 34.42 puntos; mientras que para éste 20 de abril de 2023, cae a 13.63 puntos.

Aún así, El Salvador tiene el Embi más alto de la región centroamericana (13.68 puntos), que no la de Latinoamérica, cuyo puesto corresponde a Venezuela con 342.15 puntos, en seguida de Argentina con 26.6 puntos. El índice más bajo del mercado de deuda en centroamérica -dentro de la lista de países latinoamericanos, desde luego-, corresponde a Guatemala, con 2.39 puntos; en seguida de Panamá, con 2.42 puntos. En última instancia, Costa Rica sería evaluado con 3.23 puntos; mientras que el Embi de Honduras es de 6.8 puntos, según JP Morgan.

Bitcoin y El Salvador

Fitch Raitings y JP Morgan justificaron los resultados de sus evaluaciones, tras la legalización del Bitcóin, como moneda de curso legal, mientras que el FMI sostiene que el riesgo aún no se materializa por el no lanzamiento del Bono Volcán. La adopción de la moneda queda patente desde la vigencia de la Ley Bitcóin, desde el pasado 7 de septiembre de 2021; y su financiamiento, con la de la Ley del Fideicomiso del Bitcóin, que proveería al capital inicial de las compras estatales con $150,000,000.00 USD.

ContraPunto tiene registro de las declaraciones del presidente salvadoreño, Nayib Bukele, en las que declara la compra de un Bitcóin diario, a partir del pasado 17 de noviembre de 2022. Hasta esa fecha, la compra de BTC podía cuantificarse en 2,382 unidades, pero con pérdidas en el valor del mercado bursátil de hasta -$65,479,471.17 USD, conforme al rango de precios en cada fecha. Hasta el pasado 12 de abril de 2023, las adquisiciones se enumeraban en 2,528 unidades de BTC, por un gasto acumulado de $106,249,664.16 USD; mientras que la estimación de pérdidas en su valor sería de -$29,122,709.92 USD; y dicha diferencia podría estimarse un valor real de $77,126,954.24 USD.

La fluctuación del BTC es evidente, siendo que su valor más alto se registró el pasado 10 de noviembre, por un precio de $68,530.34 USD; pero en adelante cayó a los $16,687.91 USD, el 18 de noviembre de 2022. El valor hasta la fecha del 12 de abril apenas ascendió a los $30,509.08 USD, que aún no representa siquiera la mitad de su valor más alto.

Las inversiones deberán priorizarse a las obras de interés social, según lo establece la Ley de Emisión de Activos Digitales. Ésta pauta se concretó durante la Sesión Plenaria Ordinaria N.º 90 -en diciembre de 2022-, con 62 votos a favor del Dictamen Favorable N.º 43/2022.

Pese a que el gobierno no ha rendido informes oficiales sobre el gasto en las divisas del BTC, la referida ley delega a la Agencia Administradora de los Fondos Bitcóin (AAB) a regular los activos, y a rendir informes sobre el comportamiento de aquellos gastos que se adquieran desde la Ley del Fideicomiso Bitcóin (Fidebitcóin), que por sí misma cuenta con un $150,000,000.00 USD.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

spot_img

También te puede interesar

Participe con su comentario

Alessia Genoves
Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto. Especialista en temas sociales, económicos y de género. Editora de cultura.
spot_img

Últimas noticias