El cantante Blades y Lüers discuten las acciones del Gobierno de Bukele

0
295

En una tanda de correspondencias, el abogado, poeta, músico, activista y político panameño, Rubén Blades, se planteó una serie de interrogantes sobre las decisiones administrativas del gobierno de El Salvador. Si bien, expresó su apoyo por las iniciativas del ejecutivo por “limpiar la casa” para combatir la corrupción, negó “defender a Nayib Bukele, tal y como lo sugirió, en una misiva, el columnista salvadoreño, Paolo Lüers.

Te puedo decir que estás fatalmente equivocado al poner tu capital como artista popular y luchador social detrás de Bukele”, expresó en su misiva, Paolo Lüers.

El personaje de setenta y dos años de edad es un connotado músico latinoamericano, con una trayectoria de casi sesenta años de experiencia. Su lírica está compuesta de una bombardeante crítica social, en los envolventes géneros musicales de la salsa, del rock y de la world music.

Ante los comentarios del panameño, Bukele expresó que Lúers se encontraba “molesto por lo que el maestro escribió, sobre lo que sucede en nuestro país y sus similitudes con Panamá”.

La Controversia

Desde su sitio web oficial, Blades ya ha declarado diferir con las connotaciones anti-democráticas que se imprimen sobre el gobierno del presidente salvadoreño, Nayib Bukele. En el texto titulado “Más sobre El Salvador y Nayib Bukele”, el intelectual, ilustrado en leyes por la escuela de Harvard, difirió sobre la idea de que la destituciones del fiscal general y de los jueces de la Sala de lo constitucional, haya sido un hecho que “socava la democracia” en perjuicio de la “separación de poderes”, tal y como lo sugirió la alta comisionada de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet,

La negativa del intelectual respondía a los hechos por los que los legisladores de la Nueva Asamblea Legislativa habían sido democráticamente electos; a que la separación de poderes había dejado de existir en un país corrupto y a que el problema de El Salvador derivaba de una crisis institucional,corrupción en el poder administrativo tolerada, y no de sectores ideológicos.

VEA: MÁS SOBRE EL SALVADOR Y NAYIB BUKELE

El abogado consideró factible la avocación de los salvadoreños a una Reforma Constitucional, que establezca periodos presidenciales a un período no mayor a los tres años de gobierno, a partir del año 2025, “asumiendo todas las facultades de los otros dos órganos, el Legislativo y el Judicial, pero de manera provisional”, contrario a la opinión de la Alta Comisionada.

En esos tres años, y luego de eliminar las áreas de impunidad legal que permiten a la corrupción desgobernar al país, ese presidente(a) independiente RENUNCIA y llama a elecciones nacionales, ahora con una verdadera separación de poderes administrativos que permita a la Republica y a sus mejores y mas capacitados ciudadanos y ciudadanas ocupar las posiciones que garanticen un gobierno honesto y capaz, añadió.

Lüers y Blades

Las propuestas políticas del panameño recibieron el rechazo de Lúers. El columnista definió al abogado como un “irresponsable” al hacer uso de su popularidad para sugerir una reforma constitucional, a manos de Nayib Bukele.

No conozco la situación de Panamá, pero me parece irresponsable tu propuesta de una reforma constitucional que permita que el próximo presidente gobierne por decreto para limpiar el sistema judicial. No puedo creer que esto sea la solución para Panamá. No puedo creer que seas tú quien abre esta puerta…”, exspresó a Blades, Paolo Lüers.

En respuesta a la misiva de Lüers, el panameño aclaró que en sus publicaciones no defiende al presidente; y que, más bien, lo cuestiona, pese a estar de acuerdo con la iniciativa de “limpiar la casa”.

No estoy “abrazando” a Bukele, ninguna parte de mi escrito lo sugiere . Lo que opino es que esperar que sea la corrupción la que respete la ley y se purgue a sí misma es absurdo”, dijo Blades.

VEA: AL SR PAOLO LÜERS

Paolo Lüers es un periodista de origen alemán, destaca como columnista en los periódicos El Diario de Hoy y El Más, dos de los rotativos con mayor circulación en el país, desde las últimas décadas. En el pasado se habría vinculado con el Ejercito Revolucionario del Pueblo (ERP), como un activo más en la Guerra Civil de El Salvador (1980-1992).

Pero al término del conflicto armado, Lüers se vinculó con la derecha nacional, y fue señalado por participar en la llamada “Tregua entre Pandillas”, del año 2012, una acto cuestionado y sancionado por la justicia salvadoreña.

Pese a los reveses en su carrera, el columnista asegura tener el conocimiento político necesario para negar las palabras de Blades; y de cuestionar al gobierno de Bukele, al que lo define por “construír un poder centralizado sin rendición de cuentas, sin instancias de revisión constitucional, y con control partidario sobre la Fuerza Armada y la Policía”.

Tienes razón: Las democracias latinoamericanas, incluyendo la que hemos construido en El Salvador a partir de los Acuerdos de Paz, son deficientes. Sus instituciones, incluyendo fiscalías y salas constitucionales, son deficientes. Casi nunca son realmente independientes. Muchas veces la corrupción los alcanza y corrompe. Pero sustituir a estas instituciones por otras dominadas por un solo partido y un solo líder no puede ser la solución”, dijo el salvadoreño a Blades.

VEA: CARTA A RUBEN BLADES. NO TIENES IDEAS A QUIÉN ABRAZAS. DE PAOLO LÜERS

En el intercambio de correspondencias, el columnista expresó que existe una restricción a los sectores sociales que conforman la oposición del gobierno, a la que denomina como “la reserva moral de la nación”, misma que se ha pronunciado ante las acciones del ejecutivo; y los hechos sobre los que Bladés cuestionó. El panameño expresó que la corrupción en El Salvador es “heredada”.

No defiendes a Nayib Bukele porque te has pasado al lado oscuro, sino por ignorancia. Es irresponsable que alguien a quien la gente tanto ama y respeta, con esta ligereza endose a un gobernante sediento de poder”, dijo a Bladés.

En respuesta, el panameño relacionó al columnista como un defensor del “status quo”, al declarar su oposición al presidente.

No me motiva, ni interesa, para efecto de mi respuesta a su carta, investigar cuál es su inclinación política. Pero si como parece, usted no voto por Bukele, entonces su apoyo debe haberse dirigido a defender el “status quo” algo que la mayoría de su país rechazó electoralmente. Eso es lo que, desde mi general ignorancia, percibo”, dijo a Lúers.

Una Carta Exacta

Ante la labor crítica de Blades, el periodista salvadoreño, Juan José Dalton, se manifestó a favor de la labor sus escritos. Y lo reconoció en el poema de su padre titulado “Lógica revi” ante las acusaciones de pertenecer grupos de oposición, en el ejercicio de su crítica a los gobernantes.

Estas palabras de Ruben Blades, hace unos años a Nicolás Maduro, me hicieron recordar el poema de mi padre “Lógica Revi” (en el terreno de la lógica, por supuesto)”, dijo Dalton, en su crítica a la denominó “sobre las etiquetas no tan recientes y las actuales”, en memoria de una carta escrita por el cantante, en la que “había criticado a Nicolas Maduro”.

Y el contenido de la carta de Blades, escrita en el año 2014, era el siguiente:

«No me he sumado, consciente o inconscientemente, a ningún tipo de complot orquestado por la C.I.A., ni formo parte de ningún “Lobby Internacional” con el propósito de crear mala publicidad para gobierno alguno. Me sorprende escuchar una vez más este tipo de acusaciones, en pleno siglo XXI, cuando debíamos haber superado ese asunto de las etiquetas. Si critico a alguien que se considera de izquierda, soy de la CIA; si critico a quien se considera de derecha, entonces soy comunista; cuando critico al militarismo, soy “subversivo”». (2014).

VEA: RESPUESTA AL PRESIDENTE DE VENEZUELA

El periodista salvadoreño también evocó la memoria de su padre, Roque Dalton García, con su poema, “en medio de las polémicas de la izquierda salvadoreña y latinoamericana”:

Lógica revi
Una crítica a la Unión Soviética
sólo la puede hacer un antisoviético.
Una crítica a China
sólo la puede hacer un antichino.
Una crítica al Partido Comunista Salvadoreño
sólo la puede hacer un agente de la CIA.
Una autocrítica equivale al suicidio.
(1974-1975) 

“El poeta salvadoreño esta desaparecido físicamente de la faz de la tierra, luego se ser etiquetado como “agente de la CIA”; sus victimarios se auto-definían ser los más puros comunistas sin ser del PCS…”, expresó el periodista, en un corolario hacia la obra de Dalton.