spot_img
spot_img
lunes, 17 de mayo del 2021

Denuncian información falsa y amenaza hídrica en progreso de Ciudad Valle del Ángel

El proyecto que pretendía realizarse en 15 años demanda una ampliación de su plazo de ejecución. Al rededor de 4,647 fichas identificaron una serie de afectaciones para hacerlo efectivo.

spot_imgspot_img

Miembros del Colectivo Salvemos Valle del Ángel y defensores por el Derecho Humano al Agua demandan a la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) la suspensión del mega-proyecto de la Urbanización Ciudad Valle del Ángel. Los activistas sostienen que el desarrollo del proyecto podría agudizar el estrés hídrico por el desabasto de agua potable en la zona norte de San Salvador.

Asimismo, los activistas denuncian la supuesta emisión de información falsa sobre la suspensión y “factibilidad del proyecto Ciudad Valle del Ángel”, emitida por la Oficina de Información y Respuesta (OIR) de ANDA. En cambio, aseguran que el proyecto se mantiene vigente.

Prevén desabasto de agua en la zona norte de San Salvador

El proyecto Ciudad Valle del Ángel tiene prevista la extracción de agua de ocho pozos del Valle del Ángel, amparados en un acuerdo de factibilidad con ANDA. Con esto se busca edificar unos 6,500 hogares, por una inversión de $500 millones de dólares USD.

Sin embargo, los activistas sostienen que el mega-proyecto afecte la calidad de la adquisición del vital líquido en los municipios agua abajo del río Tomayate, y al disponer de la zona hidrográfica naciente del río Chacalapa que abastece a unos 500 hogares. Asimismo, advierten que la consolidación del mismo podría afectar a al menos 60,000 personas de la zona metropolitana de San Salvador.

Esa construcción está pensada en realizarse dentro de una zona de mucha recarga hídrica. Se está pensando realizar en una zona donde está una micro-cuenca, un nacimiento de agua, agua pura, agua cristalina, que las comunidades se ven abastecidas Aproximadamente hay 500 hogares dentro del municipio de Apopa que reciben el agua, el agua llega a sus hogares”, explicó Raúl Torres, defensor por le Derecho al Agua y miembro del Colectivo Salvemos Valle del Agua.

Habitantes del municipio de Apopa denuncian que el proyecto podría incrementar el estrés hídrico, privar del vital líquido a residencias ajenas de la zona de su jurisdicción.

Esas residenciales van a tener sus pozos privados, por lo tanto, esa agua no va a ser de acceso para la población externa. Va a ser sólo para gente que tenga el beneficio de vivir en esas residenciales”, advirtió Dora Alfaro, miembro del Colectivo Salvamos Valle del Ángel.

Los habitantes temen a la intervención de las cuencas hídrográficas, especialmente a la del río Chacalapa, cuyas aguas son distribuidas y administradas a más de 500 hogares por la Asociación Rural de Agua Potable (ARA) una Asociación de Desarrollo Comunal (ADESCO).

El río que abastece de agua en los días difíciles de escasez de agua para el Municipio de Apopa, y las comumidades aledañas. Estamos hablando de Mejicanos, de Nejapa, de Ayutuxtepeque y Ciudad Delgado… al no tener agua, acuden a esa vertiente de agua que es 100% bebible, es agua limpia. Es un agua de calidad que se quieren llevar, para esas zonas. Entonces, claro, si una residencial se establece en esa zona, ¿de dónde van a traer el agua?, obviamente de ese pozo, de esa vertiente que es el que tiene el agua adecuada", explica Alfaro.

El proyecto no fue factible pero persiste

El proyecto que pretendía realizarse en 15 años demanda una ampliación de su plazo de ejecución. Al rededor de 4,647 fichas identificaron una serie de afectaciones para hacerlo efectivo. Éstas advierten una “afectación de los recursos hídricos subterráneos y superficiales, tanto en su calidad como en cantidad”, “inundaciones agua abajo” y “afectaciones en la calidad del aire, producto del incremento del tráfico”.

La “impermeabilización” también está prevista para prevenir las amenazas hidrometeorológicas, que ocasionarían los “flujos de escombros” y “deslizamientos” por el desplazamiento de masas de agua, de acuerdo al Estudio de Impacto Ambiental. (Además de afectar la vida de la flora y la fauna).

“Al pavimentar toda esa zona que empieza desde el Pricesmart, hasta el Redondel Integración el que va para Nejapa, todo eso va a ser puro cemento. Toda esa agua (la que corre del Río Chacalapa) ya no se va a reabsorber en esa zona. Por lo tanto, el río se va a secar, los pozos no van a funcionarles; y, para colmo, esa agua va a ir a dar al municipio que queda como un hueco que es Apopa”, añadió Dora.

También el estudio advierte que las aguas residuales vertidas en algunas de las siete quebradas desembocarían directamente en el río Tomayate, impactando sobre la calidad del agua y afectando, en consecuencia, a más de 60,000 habitantes de viviendas río abajo.

VEA: DATOS OFICIALES DEL PROYECTO CIUDAD VALLE DEL ÁNGEL

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias