Han transcurrido veinte días desde que la Nueva Asamblea Legislativa destituyó de sus cargos al titular de la Fiscalía General de la República (FGR), y a cinco de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), para designar a nuevos representantes.

La decisión parlamentaria convocó el desacuerdo de la Comunidad Internacional, que refirió sus denuncias en contra del gobierno salvadoreño, demandando la re-instalación de los servidores, y medidas cautelares para su protección. Sin embargo, las acciones del legislativo han recibido el apoyo salvadoreños, connacionales en la diáspora e intelectuales arraigados a la izquierda salvadoreña.

El tanque de pensamiento, Dagoberto Gutiérrez, reitera su apoyo por las acciones del gobierno salvadoreño, pese a las denuncias de la Comunidad Internacional, y a las alertas de corrupción.
Fotografía: Asamblea Legislativa

Entre los analistas políticos se enumera el ex-guerrillero y analista político Dagoberto Gutiérrez, quién expresó, en reiteradas ocasiones, su apoyo a las iniciativas parlamentarias, al considerarla una “decisión del pueblo”. Reiteró, asimismo, su demanda a la Comunidad Internacional por reconocer el respeto a la “soberanía nacional”, y al principio de “no intervención”.

Y no deben entrometerse, ni en los asuntos internos de nosotros, ni en los asuntos internos de ningún otro país. Que los problemas de El Salvador, si nos los resolvemos nosotros, no los resuelve nadie”, expresó a la prensa Gutiérrez.

También se manifestó en contra de las declaraciones del Departamento de Estado, de los Estados Unidos, tras desclasificar el informe provisional de funcionarios públicos que se hallarían señalados en participar en actos de corrupción. Entre los tantos, se enumeran servidores vinculados con la presidencia, como la jefa del Gabinete de Gobierno, Carolina Recinos; el ex-titular del Ministerio de Justicia y de Seguridad Pública (MJSP), Rogelio Rivas; el diputado del partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), Guillermo Gallegos.

Cuando elaboran listas, están casi cayendo en el ridículo; así como cuando hacen sus sanciones. Porque, ¿cuál es el poder que resuelve aquí las responsabilidades penales?: en la Fiscalía (FGR), no es ninguna lista”, cuestionó el analista.

Un pasado con los Acusados

Fotografía: Dagoberto Gutiérrez

Dagoberto Gutiérrez es, además, un abogado, político e intelectual activo en la política salvadoreña. De su pasado destaca su afinidad y pertinencia por los sectores sociales de la izquierda marxista, habiendo formado parte del Partido Comunista Salvadoreño (PCS); llegando a convertirse, desde su juventud, en el secretario general de la Juventud Comunista y presidente del Consejo Estudiantil Provisional (SEP); que lo llevarían a involucrarse en la Guerra Civil de El Salvador (1980-1992).

Al término de la Guerra se consolidaría el partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), al que él fue afín; así como las condiciones políticas y normativas para consolidar el sistema democrático representativo, que lo llevó a establecerse como diputado en la Asamblea Legislativa (1994-1997).

Del partido al que alguna vez perteneció, sin embargo, se han levantado alertas por la justicia salvadoreña, y ante la Comunidad Internacional. En última instancia, EEUU difundió una denuncia en contra del ex-presidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes; y del ex-titular del Ministerio de Relaciones Exteriores, José Luis Merino, en el gobierno del ex-presidente Salvador Sánchez Cerén. El país del norte también abría alertado indicios de corrupción en contra del predecesor, Mauricio Funes.

Pese a que los indicios de EEUU condujeron a la persecución de actos de corrupción comprobados por la justicia salvadoreña, Gutiérrez reiteró que los regidores internacionales no deben entrometerse, ni en los asuntos internos de nosotros, ni en los asuntos internos de ningún otro país. Que los problemas de El Salvador, si nos los resolvemos nosotros, no los resuelve nadie”.

Fotografía: Dagoberto Gutiérrez

El intelectual ahora declara su afinidad por el partido de gobierno, y por las últimas acciones parlamentarias, mismas que activaron las alertas de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Unión Europea (UE), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) y del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Creo que ellos están perdiendo su tiempo. Y están perdiendo minutos valiosos para dedicarse a la solución de sus propios problemas”, comentó Gutiérrez.

Pese a las negativas de la Comunidad Internacional, países como la República Popular de China, el Gobierno de Honduras; el Gobierno de México, y otros, han manifestado su aprobación por las políticas salvadoreñas.

China es un amigo de nosotros; y tenemos derecho a tener amigos. Sólo el que no vale nada es el que no tiene enemigos. Pero, en primer lugar, hay que saber tener amigos, de todo color y de todo tamaño”, dijo el intelectual a la prensa.

Participe con su comentario