spot_img
spot_img
jueves, 28 de octubre del 2021

“Conectadas y Seguras” pretende potenciar la continuidad educativa y la seguridad virtual

Plan Internacional busca promover el acceso seguro a los espacios virtuales para propiciar la continuidad educativa en niñas, niños y adolescentes ante los impactos de la Pandemia del COVID-19.

spot_img

“Conectadas y Seguras” es la nueva campaña con la que Plan Internacional busca promover el acceso al Internet para la continuidad educativa y a la seguridad digital de niñas, niños y adolescentes en la región latinoamericana, ante el impacto de la Pandemia del COVID-19.

La campaña también pretende posibilitar las “condiciones” para que las niñas, niños y adolescentes logren acceder a las tecnologías para estimular su aprendizaje y empolvoramiento ante el incremento de las condiciones de desigualdad y el impacto en el sistema educativo por la Pandemia del COVID-19 en El Salvador.

“Año con año, cada pías celebra el día de la niña con diferentes acciones. Pero, ante la evidente situación en la que se encuentran todas las niñas de ésta parte del mundo, decidimos lanzar la campaña #ConectadasySeguras, para que todas y todos reconozcamos que ellas necesitan de recursos tecnológicos para continuar con sus clases, para mantenerse comunicadas y para potenciar su liderazgo en entornos seguros”, manifestó la Coordinadora de Comunicaciones y Mercadeo de Plan Internacional, Franchesca Cárdenas.

La Realidad de El Salvador:

300 mil estudiantes quedaron excluidos del Sistema Educativo

Plan Internacional evidencia un creciente aumento de las condiciones de desigualdad y vulnerabilidad en la región latinoamericana, especialmente en niñas, niños y en adolescentes, pero con mayor afectación en las primeras.

En el estudio “Vidas Interrumpidas”, la organización identificó un “impacto negativo” en el 59% de los casos de niñas, niños y adolescentes afectados psicológicamente por situaciones de estrés, ante la exposición de noticias falsas y ante el incremento de hasta el 86% en los niveles de conectividad.

También, reconoció que el cierre de los espacios escolares imposibilitó a los estudiantes, en muchos casos, el acceso al sistema educativo, ya que el empleo de la educación virtual evidenció brechas en las que las “niñas” tienen 1.5 veces menos “posibilidades a tener un teléfono inteligente”. Además de que dejaron de proveerse de los “mecanismos de protección social”, el acceso a las instalaciones de agua, saneamiento e higiene.

“El cierre de las escuelas ha dejado a los niños y niñas en una situación de mayor riesgo de abandono, de abuso, de explotación y de violencia de género”, destacó la directora de País de Plan Internacional, El Salvador, Carmen Elena Alemán.

Pero 300 mil estudiantes que no cuentan con acceso a Internet quedaron “excluidos del sistema educativo” en El Salvador, según la organización; a pesar que tanto el “sistema educativo público y privado respondió muy bien a la Pandemia” al “incrementar la conexión virtual, las franjas educativas por radio y televisión, la formación acelerada de docentes para que pudieran transformar la educación a los niños y niñas”, añadió Alemán.

VEA: VIDAS INTERRUMPIDAS

La Educación, la Violencia de Género y la Brecha Digital

La organización destacó que la “dificultad para la continuidad educativa”, la “violencia basada en género”, el “embarazo en adolescentes” y la “afectación emocional” como las principales amenazas sobre los derechos de la niñez y adolescencia en El Salvador.

En efecto, el 19% de las familias reconocidas en el estudio ”Libres para Estar en Línea” reportaron que “no todas las niñas continuarán con su proceso educativo en linea en el hogar”. La situación también es coherente con la del 39% de las que reconocieron tener una conectividad de Internet inestable, y a la del 27% que declararon tener teléfonos móviles básicos.

“El 38% de las niñas y adolescentes que continuaron el proceso educativo afirma que lo harán mediante transmisiones de TV y 17% entregas en físico”, expuso la gerente de programas de Plan Internacional, Anabel Amaya.

Por otra parte, la organización resalta que la Violencia de Género impactó en el reporte del 23.67% de casos de mujeres que sufrieron violencia basada en género, el 15% de ellas niñas y adolescentes, de acuerdo con el Sondeo de Riesgo de Violencia de Género de Plan y Clúster de Protección.

“Vidas Interrumpidas” también identificó un incremento de casi el 90% en los niveles de ansiedad, y un 81.9% en los cambios de ánimo que afectaron principalmente a niñas..

El impacto a los derechos a niños, niñas y adolescentes también fue evidente en los 4,568 casos de presuntas amenazas o vulneraciones en los últimos meses, según el Concejo Nacional de la Niñez, y de la Adolescencia (CONNA). Así como en los 712 casos de Violencia Sexual, de los que el 80% son de niñas menores de 18 años de edad, reconocidos por el Observatorio de Violencia de Género de la Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz (ORMUSA).

En “Libres para Estar en Linea”, la organización identificó un incremento en los niveles de acoso cibernético, especialmente el de un 59% de los casos de expresiones verbales ofensivas. Situación por la que 1 de cada 5 niñas quedaron “temerosas por su realidad física fuera de la red”.

VEA: LIBRES PARA ESTAR EN LINEA

¿Qué Desafíos pretende confrontar Conectadas y Seguras?

Ante ésta situación, la organización señaló que desafía reducir la brecha digital y los niveles de violencia en los espacios en línea “facilitando el acceso a la educación a distancia, y priorizando la elaboración de protocolos para la reapertura de las escuelas en condiciones de seguridad (en el momento oportuno)”.

“Para quienes sí tienen acceso, tenemos el reto que es generar un entorno virtual, seguro, para las niñas y niños, previniendo el acoso y la violencia tanto virtual, como la violencia basada en género”, aseguró Alemán.

spot_img

También te puede interesar

Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto, especialista en temas sociales, culturales y de género
spot_img

Últimas noticias