spot_img
spot_img

Cero periodistas asesinados, 9 decidieron exiliarse

¡Sigue nuestras redes sociales!

Cero periodistas asesinados desde 2019. Pero hay “9 periodistas que han tenido que salir del país de manera preventiva”, dice Angélica Cárcamo de APES.

Por Alessia Genoves


Cero periodistas” han sido asesinados, durante los últimos 4 años en El Salvador. El dato ha sido confirmado por la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), hasta el pasado 31 de mayo. Sin embargo, al menos 487 alertas sobre presuntas vulneraciones al ejercicio de la prensa han sido emitidas por la organización, en el mismo período. Al mismo tiempo, la institución expone que unos 9 periodistas que han tenido que salir del país de manera preventiva” , desde los últimos meses.

Ni un periodista capturado” ha sido la declaración expresada por el diputado del partido Nuevas Ideas (NI), Christian Guevara. El mensaje responde a la celebración del “día nacional del periodista”, y el dato no ha sido contradicho por APES. Sin embargo, medios de comunicación, como Tu Onda Clave, anunciaron la aprehensión de su conductor, Víctor Barahona Echeverría, a más de tres meses transcurrido el Régimen de Excepción de Garantías Constitucionales.

APES hace una recuento creciente de presuntas agresiones a periodistas, incluidas aquellas juzgadas como “declaraciones estigmatizantes”. Sin embargo, la institución no ha divulgado alertas sobre agresiones a periodistas de medios de comunicación del Estado salvadoreño; por el contrario no define a las instituciones como periodísticas, sino como “propagandistas”, o con implicaciones de “corrupción”. Éstas declaraciones contradicen al anteproyecto de Ley de Protección a Periodistas, que reconocen la protección de “periodistas” y “trabajadores de información” de medios estatales.

Cero periodistas asesinados

APES no reporta registros de periodistas asesinados, en los últimos 4 años, de acuerdo con los informes del Centro de Monitoreo de Agresiones a Periodistas. El dato contrasta con los 21 periodistas asesinados, de acuerdo con la “Nómina de periodistas o personal relacionado a medios de comunicación asesinados en El Salvador 1992-2018”.

Maras y pandillas” habrían sido los victimario más frecuentes, en registro de APES. En menor proporción, al menos 2 casos implicaron a elementos policiales, más un testimonio de un supuesto miembro de pandillas “disfrazado de policía”, de acuerdo con el informe. Por otra parte, Infoamerica ha divulgado un reporte de 52 “periodistas muertos y desaparecidos”, desde 1970 hasta el 2018. En éste registro, se ampliaría el número de periodistas asesinados, a manos de los entonces combatientes de la Guerrilla, y de las Fuerzas Armadas de El Salvador (FAES).

Denuncias

487” registros sobre supuestas agresiones a periodistas, sin embargo, fueron divulgadas por APES, desde el año 2018, hasta el 2021. De acuerdo con el registro, el año 2018 haría cerrado con 65 casos de vulneraciones a la prensa, “la mayoría de éstas venían de pandillas, o de fuerzas militares o de Policía Nacional Civil (PNC)”, según lo indicó la titular de organización, Angélica Cárcamo, en la entrevista del programa radial de La Tribu, realizada desde el pasado viernes.

77” presuntas vulneraciones a la prensa habrían sido reportas, al cierre del año 2019; de las que, según Cárcamo, la mayoría “eran vulneraciones generadas desde el Ejecutivo”. Mientras tanto, en el año 2020, unas “125” presuntas vulneraciones fueron registradas; y, según la representante, algunas tenían qué ver con presuntas “restricciones al acceso de conferencias de prensa” y de supuestas “declaraciones estigmatizantes”.

220” presuntas vulneraciones a periodistas habrían sido registradas al cierre del año fiscal 2021, de acuerdo con el registro de APES. Cárcamo asegura que “el 90% son fuentes del Estado”; desde “narrativa de odio y de discriminación”. Sin embargo, éstos registros omitirían declaraciones de APES, en las que asocian a algunos medios de comunicación, privados y estatales, de participar en actividades “propagandísticas” de acuerdo con declaraciones en conferencias de prensa, en las que omitieron rendir pruebas contractuales, y datos demostrables.

Exilios

2022 es el año en que se estableció el Régimen de Excepción de Garantías Constitucionales en El Salvador, para contener las cifras de homicidios perpetrados por un estimado de 70 mil pandilleros. En mayo de éste año, la Asamblea Legislativa decretó, además, la reforma al artículo 345 del Código Penal, incluyendo el literal C. La ley establece penas de hasta 15 años de cárcel, por divulgar “mensajes originados o presuntamente originados por miembros de estructuras terroristas” que “generen terror o zozobra a la población”.

Por otra parte, las denuncias de APES no refieren a la demanda de garantías procesales, tras la detención de Barahona Echeverría, que fue detenido el pasado 8 de junio. En días posteriores, directivos de Tu Onda Clave informaron que al periodista “le decretaron 6 meses de detención”, según detalló Manuel de Jesús Menéndez.

9 periodistas salieron del país, semanas más tarde. APES detallaría a La Prensa Gráfica que su exilio de El Salvador habría tenido lugar “como una manera preventiva por publicaciones periodísticas que han realizado”. La institución no informa si éstos exilios también estuvieron condicionados por advertencias previas, o señalamientos de posibles “agrupaciones ilícitas”. Y pese a que señalan que la reforma del artículo 345 del Código Penal “criminaliza la libertad de prensa”, las imputaciones son exclusivas a la difusión de contenido terrorista que genere “zozobra o temor a la población”; y no pena sólo el hecho de publicar cualquier tipo de notas.

Otras acusaciones

Prevalece un aparato de propaganda y de desinformación, financiado con dinero público”, sostuvo la representante de APES, Mónica Rodríguez. Hay una toma gubernamental de medios privados, a través del CONAB, prácticamente medios del Grupo Samix, del Grupo Órbita… que son propiedad de personas que han sido vinculados a corrupción, están a manos del CONAB”, añadió otro de sus representantes, Leonel Herrera.

Apes denuncia las declaraciones estigmatizantes, y hace un recuento cuantitativo de las denuncias de periodistas contra instituciones y funcionarios o empleados del gobierno salvadoreño. Sin embargo, sus estadísticas omiten denuncias de presuntas vulneraciones al ejercicio periodístico, y a la integridad de periodistas, con origen de otros periodistas, o de la misma APES. Hay que añadir que la propia propuesta de Ley Especial para la Protección de Personas Periodistas, Comunicadoras y Trabajadoras de la Comunicación, reconoce como periodistas o trabajadores de la información, a aquellos que generan información de medios de comunicación comunitarios, privados, independientes y estatales (art. 1, 2 y 3).

El respeto a la “identidad de género” también es una de las condiciones que norma el anteproyecto. Sin embargo, los reportes de agresiones contra periodistas de APES apenas hacen constar denuncias por restricciones al ejercicio periodístico hasta febrero de 2021; mientras que en los meses posteriores y en lo que va de 2022, la institución ha ignorado las denuncias referidas por periodistas no binarios y transexuales, en su sectorización por género, o de personas de la diversidad sexual. Hay que detallar que ContraPunto comunicó una retención a su trabajo en 2021, mientras que solicitaba acceso a la Asamblea Legislativa, presidida por el ex-diputado Mario Ponce, del Partido de Concertación Nacional (PCN) y no por Nuevas Ideas.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Alessia Genoves
Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto. Especialista en temas sociales, económicos y de género. Editora de cultura.
spot_img

Últimas noticias