Buscan osamentas de entre las más de 600 víctimas de la Masacre de El Sumpul

Más de 600 salvadoreños perdieron la vida en la Masacre del Sumpul, en 1980. Las PDDH, en conjunto con la FGR, la IML y Tutela Legal buscan los restos de 6 víctimas en Chalatenango.

0
116
Inhumaciones de la Masacre del Sumpúl. Imágen, Tutela Legal MJH

Por: Alessia Genoves

Cerca de 325 salvadoreños fueron asesinados por efectivos del Destacamento Militar No. 1 de la Guardia Nacional y de la paramilitar Organización Nacional Democrática (ORDEN), los días 13 y 14 de mayo del año 1980, según lo sostienen el Informe de la Comisión de la Verdad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en la investigación titulada “De la Locura a la Verdad”.

Esta tarde, el proceso de búsqueda e inhumación de los restos de víctimas no localizadas se llevó a cabo en el lugar de los hechos, el cantón Llano Grande, del municipio de Concepción Quezaltepeque, de Chalatenango. Sin embargo, “el hallazgo de hoy, realizado por Medicina Legal, fue de una parte de un pantalón. Por el momento, ningún resto óseo ha sido encontrado”, confirmaron a ContraPunto las autoridades de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH).

En el proceso participan elementos de la PDDH en conjunto con el equipo técnico y pericial de la Fiscalía General de la República (FGR), la Unidad de Antropología Forense del Instituto de Medicina Legal (IML) y la organización de Tutela Legal María Julia Hernández (MJH). El propósito responde al esclarecimiento de la denominada Masacre del Sumpul, y establecer las pruebas relativas al reconocimiento de cadáveres, mediante la comprobación archivolótica, pruebas de ADN y la confirmación de los demandantes.

Según lo detallan autoridades de la PDDH a ContraPunto, tras los hallazgos “consideran que por haberse encontrado ese fragmento de la prenda de vestir, podría haber restos óseos cerca. La labor de búsqueda la continuarán durante esta semana”.

En el proceso que ventilan las autoridades se pretenden encontrar los restos óseos de seis personas que perecieron en la Masacre, del total de víctimas. Las estimaciones del número de víctimas varía entorno a las fuentes. De acuerdo con la ONU y observaciones iniciales de periodistas hondureños, la cifra no supera las 325 víctimas; mientras que la ventilada por el Tribunal de Primera Instancia de Chalatenango es de hasta 600 personas, de acuerdo con el recuento de denuncias acumuladas hasta 1992, año en el que se firmaron los Acuerdos de Paz.

Al día de hoy, ya han transcurrido cerca de 41 años desde que se perpetró la Masacre, con sólo un mes de diferencia respecto a la primera denuncia efectuada por el Presbiterio y las Religiosas de la Diósesis hondureña de Santa Rosa de Copán, el 19 de julio de 1980. En el hecho controversial se condenó al Estado Salvadoreño, a las Fuerzas Armadas de perpetrar la masacre; así como al Estado Hondureño y a la Organización de los Estados Americanos (OEA) por complicidad por omisión.

Participe con su comentario