spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 28 de julio del 2021

Ataques contra la Prensa incrementaron en un 38.4% en 2020

Pese a las agresiones y amenazas, el informe no reportó asesinatos a periodistas, ni denuncias por violencia de género, pese a que al menos una persona LGBT denunció a uno de sus agresores.

spot_img

Los ataques en contra de periodistas y de profesionales de la comunicación incrementaron en un 38.4% al cierre del año 2020, según así lo testifica el “Informe Anual de Relatoría Libertad de Expresión del Centro de Monitoreo de Agresiones a Periodistas de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES). En informes anteriores, el número de agresiones se cuantificaba en 65 casos, para el año 2018, cifra que también fue superada con los 77 casos documentados el año 2019.

Los datos de este año registraron un total de 125 casos de agresiones en perjuicio del trabajo y la integridad física de periodistas y de comunicadores . En suma, atentados contra la integridad física, amenazas verbales, desplazamientos forzados internos, despidos injustificados y la precarización de su trabajo constituyeron tan sólo una quinta parte de los casos.

Claramente hay un retroceso a la libertad de expresión la libertad de prens a, a l derecho a l acceso a la información durante el 2020 comparado en años anteriores” , lamentó la representante de APES, Angélica Cárcamo.

VEA: MUJERES PERIODISTAS RECIBIERON MAYOR VIOLENCIA, DESTACA APES

Mayores Agresiones en el Servicio Público

El Centro de Monitoreo registró un total de 82 agresiones y restricciones a la prensa ejercidas por servidores públicos ; es decir, el 65,4% del total de casos reportados . Del total de casos, el 27,2% de las agresiones fueron vinculados por “funcionarios públicos”; otro 12.8% habrían sido perpetrados por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) mientras que el otro 6.4% habría sido vinculados a miembros del Gabinete de Salud Ampliado.

La asociación de periodistas distingue al menos 9 casos sobresalientes en los miembros de las fuerzas de seguridad pública y servidores públicos, en su mayoría, interrumpieron la labor periodística.

Antes preocupaba sólo los ataques o vulneraciones por el crimen organizado o por los propios medios de comunicación; Ahora es el propio Estado quien debería garantizar las condiciones mínimas para ejercer la información laboral en condiciones libres, a quien está vulnerando con la afectación del ejercicio periodístico. Tenemos colegas que han sido estigmatizados, atacados, vulnerados … ” , agregó Cárcamo.

A pesar de los señalamientos contra el gobierno, titulares de prensa y de seguridad pública negaron las agresiones a periodistas asociados al gobierno, confirmando la participación del gremio en más de 300 conferencias de prensa.

El otro 34% de los hechos de violencia fueron cometidos por medios de comunicación; así como por usuarios de redes sociales, personas desconocidas, simpatizantes de partidos políticos, miembros de otras estructuras criminales, manifestantes, sindicalistas, entre.

Sin embargo, pese a las agresiones ya las amenazas, el informe no reportó casos asesinatos a periodistas, ni denuncias por violencia de género en 2020, pese a que al menos una persona LGBT denunció a uno de sus agresores.

Retrocesos al acceso Información Públicas

El informe registró al menos 20 casos relacionados a bloqueos al acceso a la información pública a periodistas . Los efectos se asocian al periodo de ratificación y vigencia de los decretos ejecutivos 593 y 599, que establecieron los periodos sucesivos de la declarada “ Emergencia Nacional”, y que justificaron el cierre temporal de oficinas públicas.

Sin embargo, el hecho llegó a alertar al gremio periodístico, al no haber registros de bloqueos a la información en los dos años anteriores. Y a casos se suman al menos 18 casos de bloqueos en las cuentas de redes sociales oficiales y de servidores públicos e instituciones públicas a periodistas, de diferentes medios de comunicación.

La asociación de periodistas consideró la importancia del hecho, al definir a las cuentas de los servidores como canales oficiales de información, de los que periodistas, comunicadores y defensores de derechos humanos perdieron acceso.

L o que hemos visto son bloqueos en las cuentas oficiales; y el presidente utiliza su cuenta personal como cuenta oficial como presidente de la r epública. E so significa que debería de t enerla abierta. P ero no. Se ha visto que tienen la costumbre de bloquear de sus cuentas a quienes hacen preguntas o ponen algún cuestionamiento ” , dijo a los medios la periodista Susana Peñate.

Los periodistas se oponen a   las prácticas del gobierno, al considerar la importancia del acceso a los canales y los mecanismos formales de acceso a la información, en el contexto de la Emergencia Nacional por la Pandemia del COVID-19; período en el que el gobierno central ha solicitado préstamos millonarios para la financiación de políticas sanitarias, planes de seguridad pública, reformas económicas , entre otras cosas.

Al mismo tiempo, reiteraron la necesidad de discutir el anteproyecto de la Ley de Protección a Periodistas, que no ha tenido discusión desde que fue presentada, en el año 2018. También demandó al Gobierno Central de hacer cumplir el principio de máxima publicidad y la Ley de Acceso a la Información Pública , para garantizar el acceso de fuentes oficiales.

VEA: APES PRESENTA SITUACIÓN DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN EL SALVADOR

spot_img

También te puede interesar

Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto, especialista en temas sociales, culturales y de género
spot_img

Últimas noticias