miércoles, 11 de mayo del 2022
spot_img

$5 millones del PIB para el Agro serán llevados a pleno

¡Sigue nuestras redes sociales!

Proponen $5 millones del PIB para fortalecer el argo, para buscar la soberanía alimentaria. En últimas 3 décadas, gobiernos de ARENA y FMLN no recuperaron la producción agrícola de los 70`s y 80`s.

Por Alessia Genoves


Unos $5 millones de dólares financiarán al Plan Maestro de Rescate Agropecuario. La política de gobierno busca reactivar el sector agropecuario que redujo su productividad desde el término de la Guerra Civil de 1980-1992. La Comisión de Hacienda emitió un dictamen favorable para su aprobación, argumentando, entre otras cosas, la “disponibilidad de fondos” existentes de la recaudación tributaria.

Entre otras cosas, los legisladores discutieron la formación para una ley que proteja al sector ganadero, argumentando que la Ley de Fomento y Desarrollo Ganadero vigente se encuentra “desfasada” y que “no se adapta a las actuales exigencias”, al haber sido aprobada en 1960, según lo concluyó la Comisión Agropecuaria.

Rescate del Agro

Fortalecer el sector agropecuario” es la perspectiva que parlamentarios como el diputado Christian Guevara plantean, en la sesión de $5 millones de dólares, para estimular la producción agrícola y pecuaria en El Salvador. Esta necesidad, a su vez, nace de la dependencia del flujo de importaciones granos básicos a nivel regional, al no existir un abasto pleno en la producción local.

Esto es así, ya que en las últimas tres décadas, la producción agrícola se contrajo significativamente, para incrementar las actividades relativas al comercio y servicios prestados, como en la producción industrial, en menor medida. De hecho, datos oficiales del Banco Central de Reserva (BCR) constatan que la tendencia sólo incrementó al 50% al cierre del segundo quinquenio del gobierno administrado por le Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Sin embargo, el balance en el comportamiento de las importaciones y de las exportaciones, ha dejado a El Salvador como un país dependiente. Los datos son menos optimistas, de acuerdo con el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enríque Álvarez Córdova”. Según sus estimaciones, el país consume más del 80% de los productos agrícolas, de origen extranjero.

Hasta el año 2019, la producción agrícola incrementó al 2,8% del PIB, respecto a la del año anterior. Al cierre del año 2021, la proporción incrementó al 8% del PIB, según lo detalla el titular del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), David Martínez.

La nueva política tributaria elevaría la inversión de la producción agrícola; y podría incrementar los márgenes de ganancia de las actividades ganaderas. Al mismo tiempo, podría reactivar las “tierras ociosas” para el aporte de los proyectos de explotación, que se estiman en “medio millón de manzanas”, de acuerdo con el último censo agropecuario de 2009.

Protección ganaderas

Unos 60 mil ganaderos desarrollan acciones agropecuarias de forma activa en el país. Ésta estimación ha sido divulgada por la Asociación de Ganaderos de El Salvador (AGES), a la Comisión Agropecuaria, para discutir, entre otra cosas, las condiciones de vida del sector; y “buscar mecanismos que garanticen seguridad alimentaria en el país”.

La reunión entre los legisladores concretó en la discusión por una reforma, o actualización, de la Ley de Fomento y Desarrollo Ganadero que, según ellos, “está desfasada”, ya que habría tenido origen desde 1984. Pese a las críticas, la ley busca incrementar las “inversiones que permitan su recuperación” en un plan de reactivación económica.

Sin embargo, la ley establece requisitos y procedimientos específicos en la constitución de empresas agrícolas, que responden a las condiciones de vida de la década de los años 80`s, bajo la regulación del MAG, y de la Secretaría de Agricultura y Ganadería. Por ello, el titular de AGES, Hugo Mata, sostuvo que la normativa vigente “no se adapta a las actuales exigencias”,

Los legisladores del partido oficial, Nuevas Ideas, responsabilizan a los gobierno de las administraciones legislativas anteriores de la “crisis en que se encuentra el sector ganadero”. En opinión de la diputada Jeannet Molina, la ausencia de mecanismo modernos hace “difícil regular las importaciones, la salud y la competencia desleal que han sufrido durante años”.

Las discusiones con los representantes de sociedad civil transcurrirán en las en las fechas posteriores Entretanto, la Sub-comisión para el Estudio Técnico del Nuevo Código Civil, con competencias sobre la homologación con la Ley de Bienestar Animal.

spot_img

También te puede interesar

Participe con su comentario

Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto, especialista en temas sociales, culturales y de género
spot_img

Últimas noticias