spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 27 de julio del 2021

2021: Inversión en laptops estudiantiles aumentó al 93%, respecto a la del quinquenio anterior

La inversión en laptops para estudiantes llegó a representar el 6.1 % del PIB dedicado a la educación. Además, supera en un 93% a la inversión del último quinquenio del gobierno anterior.

spot_img

Durante los primeros meses del año 2021, la inversión en computadoras portátiles para el sector público educativo llegó a aumentar hasta el 93%, respecto a la inversión que el gobierno anterior había ejecutado, en todo su quinquenio.

No obstante, la producción y distribución de portátiles fue una premisa del gobierno de Sánchez Cerén. Y, aunque no logró abastecer a la mayoría de la población estudiantil, legó la infraestructura para el ensamblaje de computadoras.

La Inversión Escalonada

El programa titulado “un niño, una niña, una computadora” tenía el propósito de beneficiar a la población estudiantil con el equipamiento de centros educativos con laptops “Lempitas”, y combatir la brecha digital de los estudiantes, en la región centroamericana. Las laptos era inicialmente importadas y luego ensambladas en el país.

Oficialmente, se lanzó el 24 de marzo de 2015, y tuvo influencia de socios comerciales e internacionales, como la empresa venezolana de economía Mixta, Alba Petróleos; y el gobierno de la República Popular de China.

El periódico oficial del Gobierno de El Salvador, Diario El Salvador, publicó un reciente artículo, titulado “FMLN gastó $31.3 millones en 120,000 computadoras”, en el que puntualizó que la inversión total en computadoras Lempitas habría sido la de unos $25,908,741.09, durante el último quinquenio de la presidencia del profesor Salvador Sánchez Cerén.

Según lo destaca el rotativo, unas 120,000 computadoras habrían sido entregadas en los centros escolares, para el acceso formativo de niños, niñas y adolescentes, que cursaban escuela primaria, a nivel nacional. Pero señala el plan sólo dio cobertura al 9% de la población escolar, en ese periodo.

Sin embargo, durante ese periodo, "las lempitas no eran para los niños, eran para que se quedaran en la escuela y algunos maestros que no habían recibido la formación las metieron bajo llave, no hubo una estrategia coordinada", criticó la ministra de educación, Carla Hananía de Varela.

El proyecto contó con una inversión inicial de unos 2,489,475 dólares, en 2015; y llegó a acumular $9,855,300 dólares en gastos hasta el año 2016. En esos dos primeros años, unas 27,589 Lempitas llegaron a los centros educativos.

En el año 2016, la producción de Lempitas habría sido efectivamente mayor. Durante ese periodo el país ya contaba con la primera planta de ensamblaje de computadoras portátiles, en su historia; y llegó a ser conocida como el “Centro de Reacondicionamiento de Computadoras, Ensamblaje y Soporte Técnico (CREST)”, ubicada en el municipio de Zacatecoluca, del departamento de La Paz.

La producción de portátiles tuvo lugar ese año. Y se daba a partir de la compra de kits de piezas de computadoras, con un valor unitario de $285.00 y $280.10, hasta el año 2019. De acuerdo a información oficial, la planta tenía la capacidad de ensamblar hasta 24 mil laptops al año.

Sin embargo, a lo largo del quinquenio, la inversión en dicho programa nunca fue mayor al 0.8% de la inversión nacional en educación, sólo con un ligero incremento de hasta el 1.6%, por donaciones del exterior, provenientes de China, hasta 2017.

Hasta el año 2019, unas 1,133 computadoras que habrían llegado a los estudiantes, sólo en 40 centros escolares. La inversión total habría sido la de $322,905.00 dólares, de acuerdo con datos del Portal de Transparencia, del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP).

Esta última entrega, sin embargo, habría significado una reducción de hasta el 83% respecto a las entregas gestionadas durante el año anterior; es decir, 7023 laptops. Además, habría sido menor a la proyectada por el presidente Cerén, quién dijo que sólo durante el mes de enero se entregarían hasta 23 mil computadoras.

De acuerdo con las propias proyecciones del presidente, hasta el año 2018 se había avanzado en la entrega de unos “75 mil equipos de computación a las escuelas del país”. Pero, hasta el año 2019, el total ya habría sido de 96,354 computadoras portátiles, con la denominación de Lempitas. Se estima que el valor de ésta inversión total, entonces, era la de $27,460,890 millones de dólares, en base a su precio unitario.

Producción continuó con Bukele

La producción de las portátiles no se detuvo tras el gobierno de Cerén. Y que hasta el mes de enero de 2020, la CREST, dedicada principalmente al ensamblaje y programación de Lempitas, proyectaba la entrega de hasta 20 mil laptops. Hasta esa fecha, el laboratorio se ya se encontraba ensamblando unas 4,500 laptops; y otras 4.267 serían importadas desde China.

Se estima que hasta el año 2020, la producción de laptops habría llegado a unas 28,767 en total; con una inversión de hasta $8,189,595 millones de dólares. Y que, desde que inició la producción de laptops en el país, unas 151,354 habrían sido ensambladas en El Salvador, con una inversión total de $43,135,890 millones de dólares, a través del presupuesto del Ministerio de Educación Ciencia y Tecnología (MINEDUCYT) y de las donaciones del exterior.

Si bien es cierto, el programa de una niña, un niño, una computadorase basaba en hadware limitado, con procesadores de la marca Intel Celeron, y de a penas 8 Gigabytes de almacenamiento… las importaciones también habrían recibido a laptops de marcas como Acer, Dell y Thinkpad, con capacidades de almacenamiento de hasta 500 Gygabytes, según datos de IAIP.


El “Giro de 180%”

Hasta febrero de 2021, el MINEDUCYT anunció la importación de más de 1,3 millones de computadoras portátiles, sobre las que se habrían invertido unos $450 millones de dólares, dinero que se aprobó desde la Asamblea Legislativa.

La iniciativa de la inversión tenían la expectativa de abastecer a los 1.3 millones de estudiantes del sector público del país, cubriendo el 100% de la población total. Perseguía reducir, de manera efectiva, la brecha digital en el país. Además, la inversión representa al menos el 6.1% del PIB destinado a la educación.

“Me alegra la noticia sobre la entrega de más computadoras para los centros escolares de nuestro país gracias a la donación realizada por ONU, y a la aprobación que realizamos en la Asamblea Legislativa”, dijo la diputada Cristina Cornejo.

A partir del 22 de febrero, el MINEDUCYT gestionó la primera entrega de portátiles para los estudiantes de los 262 municipios del país. Y, pese a las pocas expectativas del plan que se reservaban en el congreso, las computadoras, con diferencia de las Lempitas, prometían una cobertura total, haciendo posible la conexión a internet móvil, sólo desde las plataformas de Google Classroom, y navegadores exclusivos.

"Las computadoras que han entregado son para los niños, para que se las lleven a casa, no para que estén en los centros educativos. La tecnología no puede estar en un aula informática", dijo la ministra de educación, al reconocer su empleo por el impacto que se reportó durante el 2020, entre la crisis por el confinamiento de la pandemia del covid-19.

spot_img

También te puede interesar

Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto, especialista en temas sociales, culturales y de género
spot_img

Últimas noticias