Por: Alessia Genoves


Un total de 150 unidades de Bitcóin (BTC) fueron compradas e incorporadas a los haberes del Estado, según lo informó el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, en las últimas horas. Por la nueva adquisición, el país acumula ya un total de 700 BTC, para ponerla en circulación en la economía nacional.

El anuncio que tuvo lugar a las 10:53 de la noche, hace constar que el salvado de la compra fue de una erogación de unos $7,076,428.9 dólares, bajo el precio de $45,654.38 dólares, así registrado tan sólo un par de minutos antes. Se acumularía, entonces, una inversión total de $35,492,331.90 millones de dólares, por el total de las 700 BTC. Se añade una ganancia de al menos $3,542.163.00 millones de dólares, hasta ese momento.

Nosotros sólo compramos el chapuzón. ¡150 monedas nuevas!. El Salvador ahora tiene 700 monedas”, anunció el presidente salvadoreño, Nayib Bukele.

VEA: BITCÓIN SUMA A UCRANIA, HONDURAS Y PANAMÁ, DESPUÉS DE EL SALVADOR

La nueva adquisición ha sido, de hecho, más barata que la última realizada el pasado 7 de septiembre, fecha en la que el Estado adquirió esa misma cantidad, pero por un precio más alto ($7,825,851.00 dólares), pues el precio unitario de la moneda era de $46,659.08 de dólares.

A partir de la compra del pasado 7 de septiembre, sin embargo, el valor de la moneda presenció una caída del -17% en su valor; superando a las bajas del -9% que experimentó durante el mes de junio, período durante el que China declaró ilegal el uso de muchas criptomonedas, incluido el BTC:

En las últimas hora, el valor del BTC habría descendido a -8.32%, totalizando un valor unitario de $43,586.81 dólares. El valor de la inversión de los BTC habrían tenido una pérdida de hasta el -14.035%. Es decir, a la inversión de $35,492,331.90 dólares se le restan -$4,981,564.90 dólares en pérdidas, por el valor del activo.

VEA: INFLACIÓN CRECE Y CONFÍAN EN BITCÓIN PARA EL SALVADOR

Los 700 BTC ya son una realidad en la economía salvadoreña. Y la nueva normativa que lo rige, la Ley Bitcóin, lleva a penas 13 días en circulación. La compra de las criptomonedas que están en circulación se suma un fideicomiso de $205.3 millones de dólares, para la creación de una infraestructura tecnológica para posibilitar la circulación del BTC.

VEA: ACTIVOS DE INVERSIÓN CAEN Y AUMENTA LA INFLACIÓN

La demanda del uso de BTC en el país se valora en que “1.1 millones de salvadoreños”ya utilizaban la Chivo Wallet hasta el pasado 17 de septiembre, según lo anunció en esa fecha el presidente, pese a que aún no se tenía habilitado el “65% de los modelos de teléfono”.

Parece que lograremos bancarizar más personas en 1 mes, de lo que hicieron con nacionalizaciones y privatizaciones de la banca tradicional en 40 años”, añadió Bukele.

VEA: BICENTENARIO MARCHAS DENUNCIARON AUTORITARISMO, PERO GOBIERNO NIEGA DICTADURA

Siguen Negando al BTC

Sin embargo, las pérdidas en el valor real por la volatilidad de la moneda, la interpretación por la obligatoriedad en el uso de la misma y la brecha digital entre los grupos etarios de mayor edad y de menor capacidad adquisitiva, han sido las principales motivaciones de grupos de oposición para encarar en contra de las nuevas políticas monetarias, y los gastos adheridos.

VEA: CRÓNICA LEY BITCÓIN NO CONSIGUE DEROGARSE DE PROTESTAS AL PLENO LEGISLATIVO

Otras motivaciones arguyen a que la nueva ley fue un instrumento impuesto, y no consensuado por la población. A ésta ausencia de consenso se suman los resultados de las encuestas de IUDOP y de Disruptiva, que retoman que el 70% de los salvadoreños encuestados creen que “los diputados de la Asamblea Legislativa deben derogar la Ley Bitcóin”, y que más del 60% de los mismos no quienes ni salarios ni intercambios de servicios en BTC.

La oposición ha manifestado su disidencia en múltiples ocasiones, principalmente en las marchas del martes 7 y viernes 17 de septiembre, en las que se abanderaron consignas en contra del BTC, como eje central.

La última manifestación más importante de desaprobación fue la ruptura y quema del cajero Chivo, instalado en la Plaza Morazán, al término de la marcha del 17 de septiembre. En el evento, ContraPunto constató que los autores, de hecho, no fueron manifestantes encapuchados, sino civiles, unos con máscaras de historiantes y otros con su rostro al descubierto.

VEA: BITCÓIN 12% EN PÉRDIDAS DE INVERSIÓN SE RECUPERARÁN A LARGO PLAZO, SEGÚN ESPECIALISTAS